agrodiariohuelva.es|Lunes, Marzo 27, 2017
banner

La eficiencia del uso del agua centra la clausura del encuentro de regantes 

 

El presidente del Congreso, José Antonio Garrido (centro) junto al presidente de Fenacore, Andrés del Campo, a la derecha. Foto/Alberto Díaz. Enfoque Exterior

El presidente del Congreso, José Antonio Garrido (centro) junto al presidente de Fenacore, Andrés del Campo, a la derecha. Foto/Alberto Díaz. Enfoque Exterior

La eficiencia de uso del agua, la gestión adecuada de este recurso y la producción sostenible fueron los temas que centraron ayer la clausura del XIII Congreso Nacional de Comunidades de Regantes de España que se ha celebrado en la Casa Colón de Huelva.

El secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Federico Ramos, ha presidido este acto, en el que el presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España, Andrés del Campo, ha subrayado el reto que deben afrontar las comunidades de regantes del país de cara al futuro, que tienen la responsabilidad de “sacar el máximo rendimiento” de sus cultivos con el objetivo que cubrir las necesidades básicas de la población.

Del Campo ha añadido que en este reto uno de los valores más importantes será la sostenibilidad de la producción y el respeto al medio ambiente porque “el agricultor es el más fiel ecologista por su apego a la tierra, por que hace de ella su herramienta y es quien mejor sabe cuidar el medio ambiente”.

La mitad de los regadíos de España cuentan con métodos eficientes del uso del agua como el riego localizado o riego por goteo, alrededor de 1,7 millones de hectáreas; Andalucía supera la media nacional con el 65% de las zonas de riego adaptadas a métodos modernos de producción y Huelva pasa por ser la provincia que abandera la incorporación de los más modernos métodos de riego que existen en el 95% de los cultivos de regadío.

Andrés del Campo ha apuntado que estas cifras colocan a España y a Andalucía entre los países más avanzados, siempre teniendo como referencia los territorios de Israel que han logrado incorporar métodos eficaces de riego en el 75% de sus tierras de cultivo.

Pero el secretario general de Feragua, Federación Andaluza de Comunidades de Regantes, Pedro Parias, ha advertido que no se debe bajar la guardia pues además de incorporar métodos de ahorro de agua, este objetivo debe ir acompañado de otras medidas que ayudan a seguir avanzado en ese uso óptimo y sostenible del agua. “Todavía queda mucho por hacer, mejorando estructuras y canalizaciones en los campos o incorporando mecanismos de control y medida del gasto de agua, por ejemplo”, ha apuntado.

Este Congreso comenzó a principios de esta semana en Huelva con un debate de fondo sobre el agua que necesitan los cultivos de regadío que existen en la Corona Norte del Parque Nacional de Doñana. Esas tierras de cultivo se abastecen, fundamentalmente, de pozos que captan el agua del acuífero que la reserva natural. Tras varios estudios científicos y técnicos sobre los cultivos de regadío de la zona, principalmente de fresa, la Junta de Andalucía ha determinado que una hectárea de fresa tiene suficiente con 4.500 hm3 al año mientras que los regantes aseguran que por debajo de los 6.000 hm3 los cultivos no son viables.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail