agrodiariohuelva.es|Jueves, Marzo 23, 2017
banner

Reflexiones sobre la Mesa de la Fresa 

millan314Juan Antonio Millán Jaldón || Presidente de Coprehu

Sobre la Mesa de la Fresa solo deseo hacer unas reflexiones constructivas, dirigidas al sector hortofrutícola, cítricos, berries, frutales en general y, en especial, a los productores de fresas, a los que la situación actual obliga a reaccionar con la mayor cuota de responsabilidad profesional. Y lo hago desde la sencillez, sin protagonismo, como jubilado activo con inquietudes que solo desea trasladar experiencias y compromisos adquiridos, tras muchos años acompañando a superar dificultades a agricultores, trabajadores y técnicos agrarios, a los que he escuchado y apoyado, y siempre cooperando en sus avances por la calidad, la innovación, la productividad y la eficiencia. A ello dediqué gran parte de mi tiempo como alcalde, desde mi agradecimiento al sector por su contribución al crecimiento y creación de empleo, ya que han sido y son el motor de la economía provincial, referentes del desarrollo rural, sector que espera y necesita aciertos y éxitos de la Mesa de Fresa.

El momento actual es muy difícil para la fresa, más que nunca el sector ve con inseguridad el futuro ya que llevamos dos campañas de malos resultados. Esta ha sido catastrófica. Para superar la coyuntura se exige el compromiso del sector, de todos los empresarios, trabajadores y expertos, pero también de todos los poderes públicos con competencia. Tiene un impulso fundamental la Diputación, referente del pluralismo y de la administracion local por proximidad, pero debe ser apoyada y participada por ministerios y consejerías, en la línea de compromiso con sus acuerdos ofrecidos por la presidenta de la Junta de Andalucia y la ministra de Agricultura que deben dar un paso adelante para propiciar cambios profundos y estructurales.

Pero la Mesa de la Fresa debe ser más que un simple foro de debate y conclusiones. En este papel es fundamental la fórmula de unidad profesional de Interfresa, donde participan Freshuelva, Faeca, Asaja, COAG y UPA, que teóricamente debe representar a todas las microempresas del sector fresero y en determinados objetivos y medidas requerirá la alianza estratégica con productores de cítricos y frutales de la ACPH.

La situación coyuntural es extremadamente delicada. Las soluciones requieren decisiones estructurales y aplicado a los sistemas de gestión con el fin de mejorar: la calidad, el equilibrio oferta-demanda, la precocidad, la comercialización, distribución y otros, y, en este sentido, juega un papel fundamental las Organizaciones de Productores Agrarios (OPFH), Faeca y Aproa y las de exportadores Fepex y Freshuelva. Hay que profundizar en ello mediante fórmulas de cooperación para adquirir dimensión y protagonismo en la cadena alimentaria, reduciendo intermediarios, dando trasparencia a la distribución, evitando abusos de posiciones dominantes en la comercialización. Se trata de dar soluciones que vayan mas allá de lo coyuntural, se requieren cambios estructurales en Huelva a la organización del sector, a su denominación de origen Excelencia Huelva, también a la cultura profesional y empresarial de productores, operadores y exportadores, la distribución para llegar a mercados tradicionales y potenciales, penetrando en nuevos mercados incluso los más remotos.

Pero se requiere trabajar sin dilaciones y con voluntad de consenso y el realismo que da el compromiso de aplicar lo acordado. No solo basta con la participación que debe ser unánime y activa por las organizaciones especializadas en ‘fresas y berries’, pero de todas, pero que asuman el compromiso de sus socios y su extensión a todo el sector, al que debe facilitarse y canalizarse las aportaciones y participar pero también cumplir los acuerdos.

La Mesa de la Fresa debe trabajar mediante Mesas de Trabajo sobre temas específicos, que no debe significar la dispersión, cada sesión -según el tema a tratar- debe reunir a los más expertos del sector  en cada materia y elegir los interlocutores idóneos en cada caso según el tema monográfico a tratar. Ello requerirá trabajar, trabajar y trabajar con constancia, y necesita un buen liderazgo para la coordinación, el impulso y estimular el entusiasmo y la autoestima de un sector fresero que ha sido, es y debe seguir siendo uno de los motores de la economía y el empleo provincial-regional.

1.- El desarrollo de Huelva exige un sector saneado, en términos financieros y de calidad; el sector debe evitar cualquier situación de riesgo (ambiental, social, económico) que pueda producir episodios, a veces provocados por nuestros competidores, de imagen o sobre la salud y que afecte al consumo responsable. En este momento es urgente buscar una solución al saneamiento, refinanciación y solución estable de viabilidad del sector de las berries en el marco de la Estrategia UE 2020.

Mesa de Trabajo sobre viabilidad y refinanciación de créditos agrícolas que liderado por la Consejería, con entidades financieras que más presencia en el sector: invitando a las cajas Rural del Sur y Cajamar, CaixaBank y al Banco de Santander, así como a otras entidades que deseen incorporase.

2.- Las decisiones previas a la plantación son fundamentales al planificar la campaña: a) En superficie a cultivar para equilibrar oferta demanda; b) En la elección de variedades no debe preverse para complementar precocidad y calidad; c) Estimular la diversificación varietal y la extensión de frambuesa, arándanos y mora; d) Se debe de tener en cuenta la productividad pero también el sabor y aroma y textura; e) Se debe programar las épocas de aprovechamiento de los excedentes destinándolos a industria atrayendo inversores de agroindustria para berries.

Mesa de Expertos Interfresa sobre planificación de variedades para atender los mercados en calidad, precocidad y cantidad.

3.- Se deben garantizar la producción sostenible en términos ambientales, sociales y económicos, aplicando y cuidando episodios que los utilice nuestros competidores que cada día son más y están mejor organizados. Se debe aprovechar nuestra experiencia e instrumentos de gestión a través de buenas prácticas para la gestión de: a) Residuos agrarios y en especial de los residuos de plásticos agrícolas blanco y negro, reforzando el Consorcio de Residuos de Plásticos Agrícolas y Biomasas; b).- Fórmulas de aproximar ofertas y demandas de empleo agrario, priorizar los trabajadores residentes locales fidelizados ya sean españoles o extranjeros completando plantillas de empresas con contratados en origen; c).- sistemas ambientales de gestión autorizada y control  de uso del agua para riego, disponibilidad de materias activas para el control de plagas y enfermedades y desinfección del suelo y el fomento del control biológico y la producción integrada, manuales para reducir la huella de carbono, la trazabilidad  y cuidando la calidad que exige los mercados, evitando picarescas de productores no comprometidos que deterioran la imagen de nuestras fresas y berries.

Mesa de Trabajo de Interfresa para diseñar un Manual de Buenas Prácticas de la Excelencia Huelva, atendiendo las recomendaciones del consumo responsable.

4.- Es muy importantes incidir en la buena gestión de la distribución en la cadena alimentaria; es fundamental la continuidad de la trazabilidad y aplicar métodos de reducción de la huella del carbono, manteniéndolos durante todo el transporte, ya sea por carretera o intermodal, como innovaciones para facilitar el acceso de fresas a mercados de países remotos mediante transporte combinado. Se debe crear un sistema de gestión para captar cargas de retornos para frigoríficos, facilitando viajes en circuitos cerrados en carga, reduciendo recorridos en vacío, e invirtiendo las ventajas de las buenas condiciones de salida de Huelva que ofrecen las cargas de fresas en el ámbito nacional-internacional. Es urgente promover una alianza empresarial cargador-operador onubense para que en beneficio de ambas partes diseñemos un buen Operador Logístico Onubense (OLO), que haga más eficiente y competitiva la distribución.

Mesa de Trabajo de Interfresa para diseñar un Manual de Buenas Prácticas de un Operador Logístico Onubense (OLO) para hacer más eficiente y competitiva la distribución de la fresa y berries.

5.-  La Unión Europea debe hacer respetar el derecho de las prácticas de libre mercado de nuestras fresas; debe propiciar un consenso entre productores de fresas para que exista respeto y competencia leal por parte de nuestros competidores franceses. Se  debe solicitar protección para evitar las campañas mediáticas y prácticas desleales e irracionales dirigidas a desprestigiar a nuestras fresas ante el consumo responsable europeo. Ante su dificultad para competir legalmente, encargan reportajes e informes ad hoc que sin escrúpulo divulgan, sabiendo que están basados en la falsedad y elevan a genérico lo anecdótico en Huelva sobre: asentamientos de inmigrantes, montones de residuos de plásticos negros, pozos irregulares, residuos, situaciones que fuerzan y desproporcionan desvirtuando la información. La realidad es que productores de fresas franceses y españoles somos víctimas de la presión de las grandes cadenas de distribución y la acción de los intermediarios sucesivos, para todos los precios y condiciones son malos y cada vez peor para todos los productores. Es hora de recordar que en los años 90 en los viajes a Burdeos de Freshuelva, yo acompañaba a don Antonio Medina con el fin de dialogar con las organizaciones moderadas y hacer alianzas que dieron buenos resultados, mientras, y por otro lado, las denuncias por Fenadismer, UPA, COAG, ante la UE y los Juzgados en Francia denunciábamos a grupos de piquetes de agricultores extremistas que agredían y quemaban nuestros camiones de fresas. Diálogo profesional para defensa común de la fresa y firmeza de la UE fueron entonces la solución. Sería aconsejable diseñar en defensa de nuestros intereses una estrategia para recabar apoyos de los gobiernos de España, Andalucía, el Consejo de la UE y el Parlamento de Europa.

Mesa de Trabajo de Interfresa: Estrategia basada en la diplomacia y las alianzas, el diálogo y la firmeza ante la UE, apoyado por los gobiernos de España y Andalucía, para el respeto mutuo de  productores de fresas con apoyo de la Unión Europea que evite cualquier tipo de agresión física o mediática y nos proteja ante terceros países.

Por último, insistir en que de poco servirá la Mesa de la Fresa si se convierte en un foro más para discursos de buenas intenciones y si el sector no se compromete apoyando la ejecución de sus acuerdos, y sus dirigentes, directivos y técnicos expertos no se comprometen en el trabajo responsable en los Grupos de Trabajo, donde los temas se deben debatir en profundidad escuchando a los interesados y afectados, con realismo, ya que lo que está sucediendo es más grave que anteriores episodios coyunturales (pepinillos, asentamientos, pozos ilegales, motones de residuos de plásticos agrícolas) en la mayoría, sin incidencia real ambiental o social, pero que fueron hábilmente aprovechado por nuestros competidores para deteriorar la imagen de nuestras fresas en los mercados internacional. Pero ahora el problema es estructural, por el aumento de nuestra competencia, por el aumento de producción en Alemania, Holanda, Turquía y ello exige tomar interés no solo en producir más, sino mejorar calidad, sabor y precocidad.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail