agrodiariohuelva.es|lunes, diciembre 18, 2017
banner

Una empresa fresera de Lepe crea Ciudad del Campo para abrir las puertas de su finca a vecinos y turistas 

ciudad del campociudad del campo59ciudad del campo87ciudad del campo63ciudad del campo60ciudad del campo41

La Ciudad del Campo se abrirá a finales de este mes de mayo en La Tejita de Lepe. Es una iniciativa singular que parte de una empresa agrícola lepera cuyo objetivo es acercar los cultivos de la provincia de Huelva a los ciudadanos del entorno y a los turistas que regularmente visitan la zona en busca de sol y de mar.

El alma del proyecto es Bella González que está imprimiendo juventud e ideas innovadoras en la empresa familiar. Ha empezado por cambiar la denominación de la firma familiar, que ha pasado a llamarse Campología (antigua fruit Mogaya). Es un guiño al nuevo concepto que pretende imprimir en el negocio agrícola de frutos rojos y de la estrecha vinculación con otros productos del entorno.

La base del negocio familiar es la producción de frutos rojos pero Ciudad del Campo, actual marca de la fresa de la empresa, aunque aspira a ser algo más a través de este proyecto innovador. Tal y como explica Bella González, para ella, la agricultura y la vida del campo son algo más que un medio de vida, “es un modo de vivir que he aprendido de mi familia, de mis padres, de mis abuelos…”.

De formación universitaria, ha pasado de ser politóloga a campóloga, como a ella le gusta denominarse. Este juego de conceptos es lo que trata de aplicar a su filosofía de vida y lo que intentará transmitir a clientes, turistas, aficionados o campólogos, que se sumen a su propuesta de pasar un día de campo disfrutando con los cultivos de La Tejita.

El campo de La Tejita está ubicado muy cerca de la A-49 (Huelva-Ayamonte) y a escasos kilómetros de Lepe. Esta finca es la base del proyecto, donde se unirá el trabajo agrícola de los jornaleros con la visita de los aficionados al campo, estarán juntos pero no revueltos. Una parte de la finca, alrededor de una hectárea, se dedicará al cultivo de huerto tradicional con una amplia variedad de verduras y hortalizas, las que son habituales en los huertos familiares. Rodeando al espacio de producción agrícola propiamente dicho, se están habilitando las zonas que utilizarán los turistas o camperos, es decir, el huerto, el comedor, el espacio para actividades, el museo de aperos y herramientas o el escenario donde se concluirá la jornada campera con un espectáculo flamenco, tan arraigado a esta tierra onubense.

Las zonas quedarán delimitadas por barreras verdes, que más que separar pretenden embellecer la finca, ya están creciendo rosales, matas de habas, de alcachofas o árboles como higueras, cipreses, pinos e incluso plantas medicinales. Bella concibe el campo como un espacio habitable fundamentalmente y, eso, es lo que pretende hacer en Ciudad del Campo.

El proyecto es incipiente y se irá desarrollando con el tiempo, por eso quien acuda ahora y vuelva dentro de un tiempo comprobará la evolución del mismo, comenta con entusiasmo Bella González.

Los productos

La producción de La Tejita es mayoritariamente de fresa y arándano y se está experimentado con mora, en otra finca también hay frambuesa. Todos ellos formarán parte del día en Ciudad del Campo. El objetivo de Bella González es introducir también algunos cereales como trigo o avena para hacer el pan en la misma finca. La necesidad de tener junto a los frutos rojos colmenas, procurará la miel y los olivos, situados en otra de las fincas familiares, en el futuro, hará posible hasta molturar aceituna. También a medio o largo plazo se plantea la posibillidad de hacer una matanza tradicional con la elaboración de chacina incluida.

Bella González habla con entusiasmo del trabajo que le queda por delante hasta ver en marcha todas las propuestas que se propone ofertar como hacer de los contenedores marítimos un patio andaluz de actuaciones flamencas, arte muy arraigado en la provincia onubense a través de ilustres cantaores y tocaores.

El reciclaje de materiales es otro de los objetivos que se ha impuesto como empresaria agrícola. Las puertas de acceso a las fincas de Campología son un panel de tubos de invernaderos reutilizados que dan un aspecto singular a las instalaciones de esta empresa lepera y, ahora, de Ciudad del Campo.

El proyecto de esta Ciudad del Campo es de largo recorrido pues Bella González contempla la idea de convocar a sus propios vecinos de Lepe y de los municipios próximos a participar en jornadas agrícolas para reflexionar o charlar sobre los temas del campo, los que son una preocupación o con los que disfrutan aquellos que se implican en las vivencias del trabajo en plena naturaleza.

Implicación familiar

Su padre ha aprendido el nuevo lenguaje de la joven politóloga y también se ha implicado de lleno en el proyecto, así como sus dos hermanas que apoyan su iniciativa. Toda la familia, en verdad, habla ya con naturalidad de Campología, asegura la joven agricultora, algo que agradece y reconoce como un apoyo imprescindible para seguir adelante.

Las puertas de Ciudad del Campo se abrirán para niños, jóvenes y adultos, porque el objetivo de esta singular apuesta empresarial es disfrutar del campo, algo que se puede hacer en familia o con amigos. Bella González explica que el campo se adapta a todas las edades y que todos disfrutan haciendo actividades relacionadas con la naturaleza, a través el juego para los más pequeños y con un carácter más formativo para los adultos, y por supuesto para la familia pues es una idea concebida para ser compartida.

La versatilidad de la actividad agrícola hace sencillo ajustar el programa a cualquier edad y a cualquiera que quiera participar, señala Bella González.

También está previsto introducir un elemento típico de la cultura onubense como es el caballo y los coches de caballo para trasladar a pequeños grupos de turistas desde Lepe hasta la finca.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail