agrodiariohuelva.es|jueves, diciembre 14, 2017
banner

Logran en una investigación aumentar y estabilizar los compuestos bioactivos de las moras utilizando bacterias de origen natural 

Beatriz Ramos, junto al gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, y al profesor de la Universidad de Córdoba, Rafael Moreno, al finalizar la ponencia.

Beatriz Ramos, junto al gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, y al profesor de la Universidad de Córdoba, Rafael Moreno, al finalizar la ponencia.

La vicerrectora adjunta de Profesorado de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, Beatriz Ramos, fue la encargada de clausurar el I Congreso de Frutos Rojos de Huelva. Y lo hizo detallando los pormenores de un trabajo de investigación llevado a cabo en la empresa Agrícola El Bosque, en Lucena del Puerto, que tiene como principal objetivo mejorar la producción de moras, aumentando y estabilizando los niveles de compuestos bioactivos mediante el empleo de bacterias de origen natural beneficiosas para las plantas.

Ramos explicó que el potencial antioxidante de la mora se debe a los metabolitos secundarios, compuestos bioactivos que, además de ser antioxidantes, pueden prevenir el desarrollo de enfermedades como la obesidad, el síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares o enfermedades relacionaas con el envejecimiento.

La investigadora reconoció que durante los años que llevan trabajando en este proyecto, iniciado en 2013, “se han obtenido unos resultados que no solo avalan una mejora del rendimiento de la planta y de la calidad de la fruta, sino que constatan que esa evolución positiva se ha mantenido a lo largo de todo un año, a pesar de los cambios climáticos y ambientales que se han registrado en las plantaciones durante ese periodo”.

Este trabajo de investigación, que ha propiciado la obtención de dos bacterias que estimulan el crecimiento y que protegen a las plantas ante plagas naturales, ha ratificado, al mismo tiempo, que “comer moras aporta beneficios para la salud”, según apuntó Beatriz Ramos.

La inversión global del proyecto ascendía a 474.811 euros. Una parte de este presupuesto lo asume el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), un organismo dependiente del Ministerio de Economía, mientras que el resto lo aporta la propia empresa agrícola. Los servicios de la Facultad de Farmacia de la Univesidad San Pablo CEU de Madrid, en concreto el grupo de Biotecnología de la Rizosfera CEU, es el que se ha encargado de la investigación que se está desarrollando en la sociedad Agrícola El Bosque.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail