agrodiariohuelva.es|jueves, diciembre 14, 2017
banner

En la comercialización de los frutos rojos es fundamental “lograr las alegaciones nutricionales de la UE” 

ADH_Rafael Moreno y la vicerrectora Beatriz Ramos

Rafael Moreno y la vicerrectora Beatriz Ramos.

Una de las ponencias más esperadas e interesantes del I Congreso de Frutos Rojos de Huelva se ha dejado para última hora, como cierre del evento. Ha sido la del catedrático de Nutrición del Departamento de Bromatología y Tecnologías de los Alimentos de la Universidad de Córdoba, Rafael Moreno, sobre las Propiedades nutricionales de los berries, fresa, frambuesa, mora y arádano. En este mismo bloque temático ha intervenido la vicerrectora adjunta de Profesorado de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, Beatriz Ramos.

Rafael Moreno fue muy concreto a la hora de evaluar las posibilidades del sector de los frutos rojos para avanzar en comercialización, haciendo uso de las cualidades beneficiosas para la salud. En su opinión para lograr beneficios en las cuentas de resultados de las empresas antes se debe hacen una inversión importante que pasa por conseguir las alegaciones nutricionales de la UE. Este paso es imprescindible para que la etiqueta de los productos incluya, por ejemplo, que los antioxidantes de la fresa tiene efectos anticancerígenos o que ayudan a regular el sueño; o que el arándano, ayuda a que no proliferen determinados gérmenes no deseados.

El catedrático, experto en nutrición, ha afirmado que, de cara a márketing o comercialización, “es muy importante conseguir esas alegaciones, probablemente más que la IGP, que está dirigida más hacia el autocontrol del propio sector. Muchas empresas han tenido excelentes resultados de ventas tras lograr esas alegaciones convirtiéndose en líderes indiscutibles de mercado”. Puso como ejemplo el sector del yogur.

Claro está, que para llegar ahí es imprescindible trabajar en la homogeneización del producto, porque tiene que estar “bien caracterizado y trabajar mucho la trazabilidad del mismo” pues, a la hora de emitir la autorización, la UE así lo exige. Como buen docente puso un nuevo ejemplo: en los beneficios que tienen los fenomoles, hay un producto como el cacao que ha conseguido las alegaciones nutricionales, a pesar de que los niveles son muy inferiores a los de los frutos rojos, sin embargo el cacao es “muy estable y está bien caracterizado”.

En esta cuestión el gran problema con el que se encuentran los frutos rojos es la gran variabilidad de los fitoquímicos de la planta por el tipo de planta, el clima, el sistema de manejo, el tiempo en que se cosecha, la zona o cómo se almacena; “éste es un gran problema que hay que resolver para lograr esa homogeneización, porque de lo contrario cualquiera puede cultivar fresa en las condiciones que le parezca, sin que se vaya a cumplir los resultados deseados”.

Rafael Moreno hizo referencia a las múltiples cualidades nutricionales de los frutos, muchas de ellas ya conocidas por la cultura popular de aquellos lugares donde tradicionalmente se han cultivado o existían de forma silvestre. De hecho en Brasil se consume la mora por sus propiedades anticonceptivas que, aunque no tienen una eficacia muy alta, “sí que son interesantes”. La fresa es la que mejor se conoce porque es la que más se ha investigado pero existe “un amplio abanico de propiedades en el resto de los frutos rojos que se siguen descubriendo”, ha comentado.

También ha apuntado que “existe un amplio potencial nutricional” en el resto de la planta como en los pétalos de la flor o las hojas a través de infusiones o mediante extractos acuosos u oleosos, así como en la semilla que se pueden convertir en aceites con múltiples propiedades, es decir un mundo por descubrir.

Rafael Moreno ha señalado algunas de las propiedades nutricionales más conocidas de los frutos rojos como los efectos anticancerígenos concretamente en el caso de cáncer de mama, útero o próstata; así como los beneficios para prevenir enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares, regular el sueño, antinflamatorio o para reducir el colesterol. También conviene saber que la frambuesa puede adelantar las contracciones de parte en el caso de las embarazadas por lo que se recomienda que no se haga un consumo abusivo o no son recomendables para determinadas alergias o trastornos gastrointestinales.

Consumo

La dosis recomendada de consumo es de unos 300 gramos/día durante la temporada de fruto en fresco pues en forma es extractos se puede tomar más regularmente a través de píldoras, jarabes…, Rafael Moreno ha advertido que al ingerir estos productos hay que comprobar bien el compuesto pues muchas debido a la falta de control de estos productos que no son ni alimentos ni medicamentos, al revisar la etiqueta se comprueba que nada tiene que ver con el fruto. “Lo recomendable es introducir los frutos rojos dentro de una dieta normal y equilibrada y consumirlos en temporada”, ha concluido.

Investigación

Las líneas de investigación que se están desarrollando en torno a los frutos rojos son muchas y variadas. Rafael Moreno ha destacado que se está dando relevancia a la identificación de las variedades para delimitar las propiedades de un producto en un lugar determinado y con el manejo que se haya realizado; ya no preocupa tanto los componentes como el efecto que producen en el organismo.

Según Moreno en el caso de la zarzamora preocupa los efectos que tienen determinadas variedades que se cultivan en unas condiciones muy concretas.

Otra de las cuestiones que están siendo objeto de investigación es sobre transformación y conservación, es decir cómo poder tener producto todo el año y si se hace por la técnica de desecado o de forma tradicional con temperatura o utilizando, por ejemplo, la tecnolofía de microondas al vacío…, en definitiva lo que se busca es “preservar las propiedades del producto la mayor parte del tiempo posible y que el producto sea homogéneo”.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail