agrodiariohuelva.es|lunes, diciembre 18, 2017
banner

‘Ventura’ y ‘Camelia’, dos variedades de arándanos de Fall Creek que se consolidan en Huelva 

arándanos, camelia

Huelva cuenta en la actualidad con cerca de 2.000 hectáreas de arándanos. Hace tres años, esta superficie se reducía prácticamente a la mitad. Es evidente que el agricultor onubense, y en concreto el sector de las berries, está apostando en firme por un cultivo que tiene unas expectativas extraordinarias.

Y estas previsiones optimistas se apuntalan en unos datos muy concretos: si en 1995 el consumo de arándanos a nivel mundial rondaba los 23 millones de kilos, en 2014 esa cifra se situó en los 563 millones de kilos y en 2024, la tendencia es que se alcancen los 1.400 millones de kilos.

fall creek

Alfonso Labajos, director de Operaciones de Fall Creek, durante su intervención en las XXII Jornadas Técnicas Agrícolas de Almonte.

Además, si en Estados Unidos, el principal país productor y consumidor de arándanos del mundo, se consume una media de un kilo de esta fruta al año, en España, la estadística confirma que este porcentaje se reduce a un gramo por persona al año (un arándano suele pesar entre 6 y 7 gramos).

Para Alfonso Labajos, director de Operaciones de Fall Creek, empresa norteamericana líder a nivel mundial en distribución de plantas de arándanos, este bajo consumo en España significa que “nos queda un gran recorrido por realizar en este país, ya que nos encontramos en los inicios del desarrollo de esta planta. A partir de ahora, el consumo solo se va a incrementar”.

Labajos, que participó en las XXII Jornadas Técnicas Agrícolas ‘Villa de Almonte’, reconoció en declaraciones a agrodiariohuelva.es que “el arándano es buen complemento comercial al cultivo mayoritario de la fresa que se produce en Huelva”.

No obstante, precisó que “aunque se encuentra dentro del mismo paquete que las berries, porque los recibidores son los mismos, el arándano es un cultivo distinto a las fresas, las frambuesas y las moras tanto a nivel productivo como financiero”. En primer lugar, porque “es un frutal y como tal no se puede cambiar cada año si la variedad elegida no da rendimientos, como ocurre con la fresa”.

En este sentido, el responsable de Fall Creek reconoció que “ante la amplia gama varietal que existe en el mercado, es importante que los productores elijan bien, porque la inversión que deben realizar no es barata –entre 50.000 y 60.000 euros por hectárea- y, además, es para toda la vida, ya que lo normal es que el agricultor pueda mantener la misma planta entre diez y quince años, e incluso llegar hasta los 20. Por eso, si te equivocas puede suponer un auténtico desastre”.

Sobre las mejores variedades de la empresa americana que se pueden cultivar en la provincia de Huelva, Alfonso Labajos aseguró que “existe una media docena que se adaptan a las condiciones agronómicas y climáticas de esta provincia”. No obstante, en la actualidad destacan entre los productores onubenses las denominadas ‘Ventura’ y ‘Camelia’. De todas formas, “el portafolios varietal irá creciendo y adaptándose en los próximos años a las necesidades de cada zona y de cada productor”, añadió.

La tendencia, según concretó, es que “los grandes esfuerzos que a nivel de genética se están desarrollando vayan encaminados a obtener nuevas variedades que produzcan arándanos más dulces y de un mayor calibre”. A pesar de ello, reconoció que el 60% de la producción mundial se destina a la industria, donde no se tiene en cuenta tanto ni el tamaño ni el sabor, como cuando se comercializa para fresco.

Megaalimento y supersaludable

El director de Operaciones de Fall Creek se mostró convencido de que el arándano “tiene aún mucho recorrido, no sólo porque es una planta noble, fácil de cultivar y de vender, sino porque es una de las pocas frutas que está considerada como ‘megaalimento’ o ‘supersaludable’, al mismo nivel que el aceite de oliva. Por ello, su consumo irá a más y Huelva puede ocupar, a corto y medio plazo, un lugar importante dentro del tablero mundial”.

Eso sí, para conseguir que la producción de arándanos se incremente en España, lo primero que hay que hacer “es popularizar el consumo de esta fruta”. Sólo así se podrá superar uno de los hándicaps que tiene este producto, recalcó: “su alto precio”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail