agrodiariohuelva.es|jueves, enero 18, 2018
banner

Avasa: “En España es difícil superar la mejora genética de la naranja pero queda mucho por hacer en mandarina” 

La Asociación de Viveristas Agrarios, Avasa, trabaja desde hace años en colaboración con el IVIA, Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, en la mejora de las variedades de cítricos con el claro de objetivo de mejorar la calidad de la fruta y responder a la demanda del mercado.

El presidente de Avasa, Francisco Llátser, en una entrevista con agrodiariohuelva.es, explica que Huelva tiene un gran potencial en la producción de cítrico tardío y más concretamente de mandarina. Por eso la asociación de viveristas ha estado en Cartaya para presentar 8 nuevas variedades de mandarina tardía que han superado una ardua selección durante los años en los que se ha estado trabajando en el desarrollo de las mismas.

Los programas de investigación que llevan a cabo las dos entidades de carácter agrario, Avasa y el IVIA, están relacionados con la mejora genética de la mandarina y en la estación de cuarentena.

Llátser explica que estos programas de mejora se vinculan a la mandarina porque con la naranja “las posibilidades están muy limitadas ya que hemos alcanzado un nivel de calidad tan alto que es muy difícil de superar”. El presidente de Avasa subraya que este nivel de calidad es lo que ha llevado al país a ser el primer exportador de naranja del mundo a pesar de que ocupamos el sexto lugar en volumen de producción. Otra de nuestras ventajas de la producción nacional de naranja es que “somos el único país del mundo donde existe una gama tan amplia de variedades con una alta calidad”.

Lorenzo Reyes y Francisco Llátser.

Lorenzo Reyes y Francisco Llátser.

El reto es lograr ahora este mismo nivel en la “mandarina, donde todavía queda mucho por hacer”. A su juicio, la temporada media o plena temporada está saturada de variedades sin embargo existe un mercado amplio “en los dos extremos”, que está por cubrir o al menos deja huecos de mercado interesantes para los productores.

Sobre la estación de cuarentena, Llátser señala que es de “vital importancia” pues es desde donde establecen los controles de plagas sobre las variedades que entran en nuestro país procedentes de países productores de diversas partes del mundo. “Es importantísimo vigilar que entren en perfecto estado sanitario y que no tengan enfermedades”.

Sin embargo siempre hay algo que aprender de los grandes productores, por eso uno de los intereses de Avasa está en conocer algunos de los programas de producción e investigación que se desarrollan en Australia con las variedades Navel de cítricos muy tardíos y otros similares de EEUU y Sudáfrica, que son grandes productores.

En relación al limón, el interés de los viveristas está en las variedades tardías a partir del limonero fino y sin simillas.

Entre los cítricos, el pomelo es el que menos éxito tienen en atraer la atención de los investigadores porque en España no tenemos las mejores condiciones para su producción o, al menos, estamos en clara desventaja frente a las condiciones que reúnen países o regiones como Florida en EE UU e Israel.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail