agrodiariohuelva.es|viernes, noviembre 17, 2017
banner

UPA afirma que la “ineficacia” la Ley de Cadena Alimentaria lleva a una caída alarmante del precio de la leche de cabra 

La ganadería siempre ha sido y es un sector en crisis. Pero desde la aprobación de la Ley de la Cadena Alimentaria, UPA Andalucía asegura que “lo que se suponía iba a ser un beneficio, se ha convertido en un mayor perjuicio todavía”. Los productores de caprino de Andalucía están sufriendo en primera persona estos problemas.

UPA Andalucía alerta de que la alarmante caída de los precios en la leche ante una “Ley ineficaz”. “Según hemos podido constatar, los contratos a los que obliga firmar la legislación con una duración mínima anual, en vez de solucionar la situación la empeora, porque o no se firman o los que se hacen siempre tiran a la baja. El objeto de dar seguridad y estabilidad a las entregas, conseguir la viabilidad económica de las explotaciones y pactar unos precios rentables para el ganadero no se cumplen”.

El sector caprino es fundamental para Andalucía. Los ganaderos suman unas 7.000 explotaciones, producen más de 300.000.000 litros de leche, y en torno a 1.000.000 kilos de carne. La cabaña caprina la conforman unas 984.000 cabezas, con una facturación del sector de más de 270 millones de euros. Unas cifras que se están viendo notablemente perjudicadas por una caída de precios persistente que, unida a la disminución primaveral de la proporción de extracto quesero, está suponiendo importantes reducciones en las liquidaciones, lo que conlleva producir por debajo de costes.

UPA Andalucía recuerda que la crisis del sector ya hizo que, no hace mucho tiempo, desapareciera un importante número de cabezas en nuestra región, en concreto 100.000 en Almería, 110.000 en Granada y cerca de 200.000 en Sevilla. Nuestra Organización es consciente de que los ganaderos tenemos poca capacidad de influir en los precios. La aplicación del paquete lácteo no está consiguiendo los objetivos marcados de mejorar las condiciones de contratación entre productores y compradores de leche, reforzar la posición negociadora de los ganaderos y contribuir al equilibrio de la cadena de valor en el sector lácteo, además de aumentar la transparencia de las operaciones. La industria aprovecha su posición de dominio y ofrece a los ganaderos contratos que no cubren los costes de producción.

La organización agraria considera que es preciso que el Gobierno en su conjunto considere el sector caprino como un sector estratégico por sus enormes contribuciones a la sostenibilidad ambiental y al desarrollo rural de amplias zonas de montaña y desfavorecidas dentro del territorio andaluz sin apenas alternativas, así como por su contribución al empleo agrario. Creemos fundamental garantizar una negociación equilibrada entre compradores y vendedores de leche en relación a todos y cada uno de los términos de los contratos lácteos y es una prioridad para nuestra Organización la garantía de recogida de la leche en todos los puntos del territorio andaluz a precios dignos y que cubran al menos los costes de producción.

Desde UPA Andalucía se reclama “el urgente establecimiento de la figura del mediador entre productores o representantes de los mismos (OPS) y los suministradores de la leche en caso de falta de entendimiento en el periodo previo a la firma de los contratos lácteos; así como la obligación de seguir avanzando en los objetivos de estabilidad y transparencia para el sector lácteo”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail