agrodiariohuelva.es|Jueves, Mayo 25, 2017
banner

Los productores italianos no pueden competir en los mercados con la precocidad de la fresa que llega desde España 

congreso frutos rojos

Federico Nicodemo, director comercial de Nicofruits, durante el desarrollo de su ponencia.

Italia ha protagonizado el acto de clausura del II Congreso de Frutos Rojos de Huelva, al centrarse la última ponencia programada en la evolución del cultivo de la fresa en el país transalpino en los últimos años.

En representación de Assofruit Italia, Andrea Bardusi explicó a los asistentes el funcionamiento de este organismo interprofesional que comenzó su andadura en 1984 y que a día de hoy aglutina a 100 asociados y 287 productores que trabajan una superficie total de 3.000 hectáreas, de las que 184 están destinadas a las fresas.

Bardusi apuntó a la Candonga, de Planasa, como la variedad predominante en el mayoritario cultivo de fresa en Italia. “Es todo un símbolo”, recalcó, porque “el término Candonga está directamente vinculado con la región de la Basilicata”. También precisó que la asociación cuenta con campos de experimentación de frambuesa porque son “conscientes” de su futuro en los mercados.

congreso frutos rojos

El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, posa junto a los ponentes italianos: Andrea Bardusi, Federico Nicodemo y Marco Eleuteri.

Por su parte, el director comercial de Nicofruit, Federico Nicodemo, centró su intervención en realizar un recorrido por las distintas regiones productoras de fresa en el país italiano, donde se contabilizan unas 3.625 hectáreas.

En este sentido, Nicodemo dijo que si bien en algunas regiones la superficie de fresas se había mantenido e incluso reducido en los últimos años, como en el norte (Veneto), en otras el incremento registrado era importante, como en la Campania y en la Basilicata, donde se concentran el 22,6% y el 23,6%, respectivamente, de la producción fresera italiana.

En concreto, en la zona sur de la Basilicata se ha pasado de las 850 hectáreas a la 1.500 actuales en sólo cuatro años. En esta región, la variedad que predomina es la Candonga, que ocupa el 82% de la superficie plantada, mientras que en la Campania, la que sobresale es Sabrina.

El director comercial de Nicofruit reconoció que durante la pasada campaña se registró durante los meses de marzo y abril un gran volumen de fruta en los mercados que ocasionó una caída de los precios.

Por último, el director gerente de AOP Armonia, Marco Eleuteri, precisó que la fresa ocupa la décimosegunda posición de las frutas que se consumen en Italia. Un 2% que, según matizó, representa un valor a destacar, ya que se registran volúmenes que superan las 80.000 toneladas. Eso sí, reconoció que los precios que se pagan “no son tan positivos”.

Sobre la temporalidad del consumo de fresas en Italia, fijó los meses de abril y marzo donde se producen las mayores ventas. Es más, dijo que entre abril y mayo de 2015 se concentra el 70% de las ventas de fresas.

Eleuteri manifestó que, en los últimos años, la fresa española ha ido ganando terreno en el mercado italiano, sobre todo, debido a que en los meses de febrero y marzo “la producción nacional no satisface la demanda interior” y, también, porque los costes de producción en Italia son más elevados que España “y a determinados precios no podemos competir”.

Además, como ya ha ocurrido esta campaña, el consumo de fresa se está adelantando a marzo, y esta circunstancia favorece a la fresa española, que es más precoz, porque “cuando llegan las nuestras, en los meses de abril y mayo, los precios se sitúan por debajo de 1 euro el kilo y ya no es rentable para el agricultor”.

No obstante, anunció que los productores italianos están intentando posicionarse en un nivel más alto de mercado y tratando de “incrementar el valor añadido del producto”.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail