agrodiariohuelva.es|jueves, enero 18, 2018
banner

Las exportaciones de cítricos en España durante la campaña 2015/2016 alcanzaron los 3,64 millones de toneladas 

clementinas

El Comité de Gestión de Cítricos (CGC) ha hecho balance de la campaña citrícola que es­tá finalizando, la 2015/16, en la que el fuerte descenso de la producción anun­ciado no se ha traducido en una caída paralela de las exportaciones.

La patronal nacional del comercio pri­va­do de cí­­tricos estima, ba­sán­­­dose en una proyección de los datos oficiales del ICEX obtenidos hasta mayo, que el co­mer­­cio ex­terior de cítricos alcanzará al finalizar en agosto la campaña los 3,64 millones de toneladas de mandarinas, na­ran­jas, limones y pomelos.

Tales cifras quedan lejos del récord histórico ob­­­­te­nido en la precedente -la 2014/15, de 4,15 millones de toneladas- pero la situarían al mismo nivel que la quinta mejor campaña ja­más registrada, la lograda en 2010/11. Tan buenos resultados se han producido a cos­ta de una significativa re­ducción del tonelaje dedicado a la trans­for­mación en zumo y gracias a un mayor apro­­­­­­ve­chamiento para el circuito en fresco derivado de una óp­ti­ma gestión de las mermas.

El buen com­por­­­­­ta­miento de los mer­cados y la excelente calidad y buenos calibres de la fru­ta per­­­­mi­tieron que el lógico descenso de las ventas al extranjero producido tras una campaña ré­cord (que el CGC es­­­ti­ma­ en el -12,4%) haya acabado por ser con­­siderablemente más bajo que el au­gu­ra­do por los aforos ofi­­­­cia­les nacionales, que prometían un im­por­tan­te descenso de la cosecha de hasta el 19,3%.

citricosComo se recordará, la temporada que ahora expira ha estado marcada por las incidencias climáticas acon­­tecidas en mayo de 2015 cuando los fuertes calores y baja humedad relativa expe­ri­men­tadas llevaron al límite del estrés hídrico a las plantaciones de cítricos de buena parte del país. Tales cir­cuns­tan­cias de­ge­ne­­raron en una caída masiva del fruto en el momento del cuajado.

En función de aquello, los go­biernos au­to­nómicos de las regiones productoras de cítricos realizaron una es­timación de cosecha fuer­te­­­mente a la ba­ja, con un descenso de la producción so­bre la cam­pa­­ña an­­­­te­rior del -19,3%. Más tarde, la Ge­­­neralitat Va­len­­ciana realizó un segundo ajuste de sus pre­visiones ini­cia­­les, que acabaron por rebajar tal es­­timación de la cosecha al -17,5% para el conjunto de to­do el país (con 6,02 millones de toneladas).

Facturación global

A falta de conocer el ba­lance final de la presente temporada 2015/16 y de los datos de exportación de los meses pos­­­teriores a ma­yo, la patronal que re­pre­senta al co­mer­­cio pri­vado cal­cula que la fac­tu­ra­ción global en los mer­­cados in­ter­nacionales será similar a la re­­­gis­tra­da en la anterior campaña, que fue ré­cord en tonelaje (la de 2014/15). Esto es, que con menos cosecha y ex­­portación se ha logrado generar un volumen de ne­go­cio aná­logo con precios unitarios que han resultado ser, además, sensiblemente mejores.

Es más, durante la presente tem­po­­­rada la menor producción no tuvo repercusión en el suministro re­­­gular a los mercados, si bien sí se produjo un final anticipado de la campaña. Ni siquiera en el momento de mayor demanda, cuando se sue­len pro­ducir desequilibrios entre la oferta y la demanda que muchas ve­ces afectan a los pre­cios, se llegó a con­su­mar un descenso de las exportaciones o una caída de las co­ti­za­cio­­nes.

Hasta finalizar el año, de he­cho, las ex­por­­­­taciones de naranjas fueron un 8% superiores en tonelaje a la anterior campaña -la de ma­yo­res ven­tas de la historia, conviene no olvidar- pese a lo cual los precios fue­­ron de media un 10 % su­pe­rio­res.

Por otro lado, es de significar la fuerte concentración de los envíos al mercado comunitario, al que el CGC estima que se han dirigido el 93% del tonelaje de exportación (3.182.000 Tm), porcentaje que es si­mi­­lar al obtenido en cam­­­­pañas precedentes.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail