agrodiariohuelva.es|Lunes, Marzo 27, 2017
banner

COAG moviliza a los cabreros andaluces ante los bajos precios de la leche 

coag-caprino

Tras la asamblea celebrada ayer en la localidad malagueña de Mollina, y a la que asistieron más de 200 ganaderos, COAG Andalucía ha decidido convocar el próximo día 5 de octubre, ante las puertas de la industria Lactalis, en Granada, una movilización del sector caprino, para denunciar los bajos precios de la leche, y las maniobras de la industria para mantenerlo a esos niveles, a pesar de que en el inicio de campaña suele haber subidas. Cuatro empresas (García Baquero, Lactalis, Arias y Quesos El Pastor), controlan alrededor del 70% de la leche de cabra que se compra en Andalucía, y están condicionando la remuneración que reciben los ganaderos. Actualmente se están pagando 0,0629 por extracto seco útil (ESU), cuando el precio debería ser como mínimo de 0,072.

Hace dos semanas, COAG Andalucía demandaba públicamente la necesidad de revisar al alza los precios vigentes desde el pasado mes de mayo. Los ganaderos llevan dos años de desgaste económico, soportando un descenso continuado de su remuneración que no se puede mantener y que compromete seriamente la viabilidad de las más de 7000 explotaciones de caprino de orientación láctea de nuestra comunidad autónoma.

leche-cabra

En la actualidad se están pagando 0,0629 euros por extracto seco útil (ESU), cuando el precio debería ser como mínimo de 0,072.

Ante este situación, y ya que el mes de septiembre marca el inicio de la nueva campaña de leche de cabra, COAG Andalucía reclama que se revisen al alza los precios que la industria paga a los ganaderos por la leche de cabra. Desde enero de 2016 los precios han experimentado una bajada continua mes a mes. Si comparamos los meses de junio de los tres últimos años, el precio del litro ha caído 0,22€ desde los 0,717 €/l de 2014 hasta los 0,496 €/l de 2016 (Datos publicados por FEGA, procedentes de las declaraciones obligatorias). Este descenso supera el 30%, poniendo en riesgo la continuidad del sector caprino andaluz, que actualmente aporta más del 35% del censo español y más del 40% de la producción estatal de leche de cabra.

Esta organización ya ha denunciado que esta pérdida de rentabilidad trae consigo consecuencias como el incremento del número de reproductoras sacrificadas en los mataderos andaluces, ante las dificultades  para mantenerlas por no poder asumir los costes de producción. Actualmente, se sacrifican unas 4.000 cabras por semana y la tendencia es creciente. Los bajos precios que los cabreros andaluces vienen soportando les están obligando al envío continuo de hembras a matadero, con la consiguiente pérdida de capacidad productiva para las explotaciones andaluzas y su negativa repercusión en el desarrollo sectorial.

COAG Andalucía siempre ha defendido que conseguir la sostenibilidad de la producción de leche de cabra en nuestra comunidad es una tarea conjunta de todos los eslabones que forman parte de la cadena alimentaria. De hecho, los ganaderos se comprometieron con la industria durante la primavera para soportar una contención puntual de los precios, por debajo de los costes de producción, a la espera de la mejora en la evolución del mercado en los meses siguientes, en los que se recoge menos volumen.

Por eso, COAG no entiende la posición de las industrias (especialmente García Baquero y Lactalis, las dos más fuertes), que está asfixiando a los ganaderos, condicionando los precios a la baja justo en el inicio de la nueva campaña. Y va a movilizar al sector caprino para exigir que estas cuatro empresas asuman su responsabilidad, y procuren a los ganaderos una remuneración justa, que supere los costes de producción.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail