agrodiariohuelva.es|Lunes, Mayo 29, 2017
banner

La falta de lluvia preocupa seriamente a los ganaderos que temen por la montanera 

La escasez de lluvia durante todo el verano y en lo que llevamos de otoño preocupa seriamente a los ganaderos del cerdo ibérico que se han reunido este fin de semana en la XXI Feria Regional del Jamón y del Cerdo Ibérico de Aracena, la primera cita del sector tras la temporada estival de las muchas que se convocarán a lo largo de este otoño en la provincia de Huelva.

Segundo Canterla.

Segundo Canterla.

Las opiniones se reparten entre las menos optimistas como es el ejemplo de Joaquín Ramos de la empresa Oro Viejo de Higuera de la Sierra que piensa que la montanera tiene un serio riesgo de perderse y otras más optimistas como la de Segundo Canterla de la empresa Segundín de Aracena que cree que todavía es pronto para pensar que todo está perdido y está convencido de que esta montanera puede llegar a transcurrir sin problemas.

La clave está en la lluvia, unos y otros están pendientes de lo que ocurra en las próximas semanas, es decir de que lleguen las lluvias y sean generosas con la provincia de Huelva para que la bellota de los árboles pueda engordar en esta etapa final previa a la montanera.

Este es el análisis que hace Segundo Canterla que subraya que la bellota “está en los árboles y no tiene riesgo de caer todavía; es verdad que está muy pequeña porque no ha llovido en todo el verano y, además, ha hecho mucho calor, pero mientras la bellota siga en el árbol las lluvias harán que engorde, si son generosas esa bellota engordará y el campo estará en condiciones para que los cerdos entren en montanera sin problemas. Otra cosa es que la bellota empiece a caer….”.

Joaquín Ramos.

Joaquín Ramos.

Joaquín Ramos señala que en el campo hace mucho calor y con esas condiciones los animales no pueden estar en las dehesas, “las cosas tienen que cambiar mucho y empezar a hacer una temperatura y unas condiciones meteorológicas habituales de esta etapa del año, si no cambia esto, la montanera corre un serio peligro”. Además añade que la bellota está muy pequeña precisamente “por falta de agua” y considera que mucho tiene que llover para poder recuperar el peso y las cualidades que se han perdido a causa de las altas temperaturas.

Ambos son ganaderos y como tales están acostumbrados a los problemas pues coinciden en preguntarse que “cuándo ha habido un año sin contratiempos y preocupaciones, si no es una cosa te viene otra”.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail