agrodiariohuelva.es|viernes, septiembre 22, 2017
banner

El IFAPA inicia dos proyectos de investigación que persiguen mejorar la calidad y productividad de las fresas y arándanos de Huelva 

Investigadores del IFAPA analizarán durante los próximos dos años el comportamiento de 12 variedades de fresas y cinco de arándanos que se cultivan en la provincia de Huelva al objeto de poder determinar las medidas que el sector de los frutos rojos deberá adoptar para mejorar la calidad del producto, aumentar la productividad de las plantaciones agrícolas utilizando sistemas de cultivos sostenibles y para combatir las plagas que les afecta con una mayor eficacia.

Los pormenores de los dos proyectos de transferencia e investigación que los investigadores del IFAPA han iniciado esta campaña y cuyos resultados no se conocerán hasta 2018, fueron presentados durante la Jornada Técnica que se ha desarrollo hoy en el salón de actos de la cooperativa Fresón de Palos.

ifapa

La investigadora del IFAPA, Berta de los Santos, durante su intervención en la Jornada Técnica.

El director del Centro del IFAPA en Huelva, Juan Jesús Medina, y la responsable del Centro del IFAPA Las Torres, Berta de los Santos, fueron los encargados de detallar tanto la metodología que se aplicará como las líneas principales de investigación que se acometerán. Unas pautas de investigación que, como apuntó Medina, se han acordado con el sector de los frutos rojos tras mantener un encuentro previo con los responsables de Freshuelva.

En concreto, los técnicos realizarán las pruebas de campo en la finca experimental ‘El Cebollar’ del IFAPA, que se encuentra en Moguer, y en las plantaciones de las empresas ‘Fresperiquito’ y ‘Fresgómez’, ambas también en Moguer, y en ‘Flor de Doñana’, en Almonte, así como utilizarán las instalaciones hidropónicas que posee el Adesva de Lepe.

Las doce variedades de fresas que se utilizarán para los distintos trabajos de investigación son: Charlene, Flaminia, Flavia, Fortuna, Marisol, Candonga, Marquis, Melissa, Primoris, Florida, Sabrina y Rociera. Por lo que respecta a arándanos, aunque no se facilitaron las variedades, se usarán las más representativas en la provincia.

Las ocho líneas de trabajo que contempla el proyecto de investigación se centrarán en: analizar si es posible reducir el volumen de riego que se emplea en las explotaciones sin afectar a la calidad ni a la producción de los frutos rojos; conocer la incidencia real de la Drosophila Suzukii en las fresas, frambuesas y arándanos; determinar la eficacia de técnicas químicas y no químicas en los procesos para la desinfección del suelo; destacar los compuestos nutricionales de los frutos rojos relacionados con la salud; medir la tolerancia y resistencia de las variedades de fresas a las enfermedades; conocer los problemas fitosanitarios del sector, donde se contempla una encuesta en la que deberán participar los técnicos agrícolas de las plantaciones provinciales, así como estudiar el ciclo de vida del cultivo de la fresa.

ifapa-jornada técnica

Técnicos agrícolas e investigadores del IFAPA se dieron cita hoy en la Jornada Técnica celebrada en el salón de actos de la cooperativa Fresón de Palos.

En este último apartado se cuantificará y evaluará el impacto ambiental del cultivo de la fresa, al objeto de conseguir pautas de actuación que posibiliten al sector obtener un producto más competitivo utilizando una agricultura más sostenible.

Durante la Jornada Técnica también se dieron a conocer los resultados de los trabajos experimentales y de investigación que los técnicos del IFAPA habían desarrollado durante la última campaña 2015-2016, y que hacen referencia a la uniformidad y eficiencia de los marcadores de riego en parcelas con pendiente; al uso de distintas variedades como estrategia de ahorro de agua en el cultivo de la fresa; a la eficacia de aplicaciones de ozono en el control de patógenos de suelo; a la influencia de bacterias PGPR en el desarrollo de la planta de fresa, y otras bacterias como agentes de biocontrol frente a la Macrophomina phaseolina; a los compuestos biosaludables de las fresas y otros frutos rojos; al test de ADN realizado para la predicción de compuestos volátiles responsables del aroma en las fresas; y a la desinfestación de suelos en el cultivo de la fresa.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail