agrodiariohuelva.es|Lunes, Marzo 27, 2017
banner

La campaña de recolección de aceituna empieza con precios al alza para el aceite de oliva 

La nueva campaña de la aceituna de aceite puede ser muy favorable para los olivareros españoles, puesto que la demanda mundial de aceite se mantiene o crece y nuestros principales competidores tienen mucha menos cosecha, según se ha puesto de manifiesto en la  XXIV Jornada de Olivar de Asaja-Sevilla. De hecho, los datos apuntan a que el aceite de oliva virgen extra italiano se agotará en los seis primeros meses de 2017 y, según informa el ISMEA (Instituto Italiano de Servicios para el Mercado Agrícola Alimentario), la cosecha en ese país estará en mínimos históricos. Sufrirán también mermas importantes de cosecha Grecia y Túnez,  países que también compiten con España en los mercados internacionales.

Es esta situación la que ha llevado a incrementar las salidas de aceite español en el primer mes de campaña. Así, según los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), en el mes de noviembre las salidas se han incrementado alcanzando las 116.000 toneladas de aceite, una cifra muy buena, la segunda mejor de las últimas cinco campañas, mientras que en el mes de octubre salieron al mercado 105.800 toneladas de aceite de oliva, 29.000 más de las que salieron en octubre de 2015.  Tal como apunta el responsable de la sectorial de Olivar de Asaja-Sevilla, José Vazquez, se trata por tanto de “muy buenas señales para fortalecer un sector clave de la economía sevillana y andaluza y para reforzar el dominio de unos mercados por los que, apoyados en la buena calidad de nuestros aceites, con tanto esfuerzo pelean nuestros operadores y cooperativas”.

Como ponen de manifiesto los últimos datos del Consejo Oleícola Internacional (COI) la producción mundial de aceite de oliva para la campaña 2016/17 va a ser inferior a la de la campaña 2015/16, así mientras que en la campaña 2015/16 la producción mundial de aceite de oliva alcanzó los 3.159.500 t, que representa un aumento del +29% respecto a la campaña anterior (+ 701.500 t), en la campaña 2016/17 se prevé un 14% menos de producción que en la anterior, llegando a 2.713.500 t.  (-446.000 t).

El responsable de la sectorial de Olivar de ASAJA-Sevilla, José Vazquez, ha expuesto estos datos en la XXIV Jornada de Olivar que Asaja-Sevilla ha celebrado hoy en la localidad sevillana de Guadalcanal, en la que se ha analizado la marcha de la campaña de recolección y la situación del mercado del aceite de oliva, entre otros asuntos.

Tal como expuso José Vázquez, el déficit pluviométrico del pasado invierno y las altas temperaturas del verano y del inicio del otoño han incidido sobre la producción, si bien en este momento la lluvia ha llegado por fin para aliviar la situación del cultivo, la producción será inferior a la de la pasada campaña y tendremos una cosecha media-corta, puesto que el rendimiento graso está siendo inferior en dos puntos de media al de la campaña 2015/16, como consecuencia, las previsiones de ASAJA coindicen con la reducción de producción que ha adelantado el COI, organismo  que estima para España una producción de 1.311.300 t,  lo que supone una reducción de cosecha del -6% respecto a la campaña anterior.

En el resto de países de la cuenca mediterránea la cosecha sufrirá una reducción mucho mayor, así según el COI, en Grecia se espera una cosecha de 260.000 t, un -19% menos que en 2015/16; en Italia 243.000 t, un -49% menos; en Portugal 93.600 t, un -14% menos; en Túnez 100.000 t, un -29% menos; en Marruecos 110.000 t, un – 15% menos; en Argelia 74.000 t, un -11%; y otros países con menor producción y menos pese en el mercado mundial como Jordania, Líbano, Argentina y Libia también verán reducidas sus producciones en una media cercana al -20%.  El único país que incrementa sus producciones significativamente es Turquía, que espera 177.000 t de aceite de oliva, un 24% más que en la campaña 2015/16.

El COI estima el consumo mundial de aceite de oliva para la campaña 2016/17 se estima en 2.904 000 t, un consumo superior a la producción en 191.000 toneladas.

Las exportaciones no se resienten

Como consecuencia de estas situación desde el inicio de campaña se ha experimentado un incremento de los precios en origen del aceite de oliva que en el caso de España han aumentado de forma regular y constante durante las últimas semanas, situándose a finales de noviembre en 3.37€/kg lo que supone un aumento del 10% respecto al mismo periodo del año anterior. En Italia los precios en origen iniciaron la subida  a partir de mediados de agosto, y a mediados de noviembre rompen la barrera de los 5 euros, situándose a finales de noviembre en 5.75€/kg.

No obstante, y pese al incremento de los precios en origen las exportaciones no se resienten,  de hecho como hemos visto, los datos de la AICA constatan un buen nivel de comercialización. Las salidas exteriores en el primer mes de campaña se situaron en 72.000 t, lo que supone un incremento del 53%  respecto al mismo mes del año pasado y un 6% respecto a la media de las cuatro últimas campañas.

El encuentro, al que han asistido unos 200 agricultores, ha estado organizado por ASAJA-Sevilla, con el apoyo de la Cooperativa Olivarera Andaluza San Sebastián[1] que celebra su 50 Aniversario, y la colaboración de la Fundación Caja Rural del Sur, el Ayuntamiento de Guadalcanal, ASEGASA, Agromenac y la Junta de Andalucía. La inauguración ha estado a cargo del alcalde del Ayuntamiento de Guadalcanal, Manuel Casaus; el delegado territorial de  Agricultura de la Junta de Andalucía, Segundo Benítez; el secretario general de ASAJA-Sevilla, Eduardo Martín, y el presidente de Olivarera Andaluza San Sebastián, Juan Carmona. Este último destacó el papel esencial que cumple el olivar y la cooperativa en la vertebración y el desarrollo del municipio, “si no fuera por el olivar, Guadalcanal sería hoy un desierto.”

Tras la inauguración de la jornada abrió el turno de conferencias el técnico especialista en olivicultura del IFAPA Alameda del Obispo, Victorino Vega, quien centró su exposición en el análisis de las mejoras agronómicas que están permitiendo incrementar la productividad del olivar en Andalucía y especialmente en la Sierra Norte de Sevilla.

Victorino Vega recordó la importancia de técnicas de cultivo sostenibles para evitar la erosión del suelo, el principal activo del agricultor, especialmente en comarcas de mucha pendiente y de elevada pluviosidad. El objetivo del agricultor debe ser el de maximizar el beneficio en su explotación, para ello además de buscar la máxima calidad de las producciones es importante aprovechar los subproductos de la explotación y minimizar los costes.

Estabilidad y autorregulación

A continuación, la subdirectora general de Aceite de Oliva del Ministerio de Agricultura Pesca Alimentación y Medio Ambiente, María José Hernández, expuso cuáles son los principales mecanismos de gestión de mercado con los que cuenta el sector del aceite de oliva en España para evitar que la variabilidad de las producciones como consecuencia de la vecería y de la gran dependencia de las condiciones climáticas provoquen el hundimiento de los precios por debajo de los umbrales de rentabilidad.

María José Hernández recordó que el 71,5% de la superficie de olivar en España sigue siendo de secano,  lo que lleva a que tengamos campañas que dupliquen la producción de la anterior, o en sentido contrario, campañas en las que suframos reducciones de producción superiores al 50%. Esta variabilidad tiene un enorme impacto en el mercado y se traslada a los precios en origen, que en campañas con una oferta abundante de aceite de oliva han llegado a caer por debajo de los 2 euros, tal como ocurrió en la campaña 2011/2012, para pasar a cotizar por encima de los 4 euros para los aceites de máxima calidad, tal y como está ocurriendo esta campaña.

Como señaló María José Hernández, todo el sector coincide en que lo importante es alcanzar una estabilidad de precios, y para evitar esta enorme variabilidad el sector cuenta con algunos instrumentos: el almacenamiento privado, la creación de Organizaciones de Productores para comercializar la oferta de forma conjunta y la autoregulación.

En esta última medida está trabajando el MAPAMA con el propósito de reducir la gran volatilidad tanto de los precios en origen como al consumo con el fin de cumplir los objetivos de la PAC establecidos en el art.39 del Tratado de la UE, en particular los referidos a estabilizar los mercados y asegurar el suministro de alimentos a precios razonables al consumidor.

El MAPAMA trabaja en la creación de Asociaciones de Organizaciones de Productores (AOP), integradas por OPs, y que serían las responsables de poner en marcha y desarrollar la medida de autorregulación, que en principio contempla la actual Organización Común de Mercado, y parece que puede permitir la Dirección General de Competencia de la UE en virtud de las excepciones que se contemplan en el art. 209.

Tal como indicó María José Hernández, es claro que no todas las campañas son tan favorables a los productores como la actual y el sector del aceite de oliva es consciente de que tiene la necesidad de estabilizar los precios para garantizar la renta de los productores y el abastecimiento a los consumidores a precios razonables.

Finalmente, el responsable de operaciones en España de la certificadora ecológica Ecocert, Benet Pous,  informó sobre las posibilidades que ofrece la certificación ecológica y el mercado ecológico para la Sierra Norte de Sevilla y especialmente para municipios como el de Guadalcanal, en el que este cultivo es claramente dominante.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail