agrodiariohuelva.es|viernes, noviembre 17, 2017
banner

Experto en cultivos subtropicales recomienda plantar aguacates en Huelva porque son más tolerantes al frío que los mangos 

Emilio Guirado

Emilio Guirado, durante el desarrollo de su ponencia en el Adesva de Lepe.

Hasta ahora, las plantaciones de aguacate y mango en España se concentran en la Costa Tropical de Granada y en la comarca malagueña de la Axarquía. En los próximos años, la provincia de Huelva puede ir acaparando protagonismo en los cultivos subtropicales ante el interés mostrado por los agricultores onubenses ante las nuevas oportunidades de negocio que se presentan con estas producciones alternativas.

Estas excelentes expectativas fueron ratificadas por Emilio Guirado, ingeniero técnico agrícola especializado en agricultura subtropical de la Estación Experimental ‘La Mayora’ de Málaga, durante su participación en un taller dedicado a los cultivos tropicales que, organizado por la Fundación Pública Andalucía Emprende y el CADE de Lepe, se ha desarrollado en el Centro Tecnológico Adesva.

adesva

Asistentes a la jornada sobre cultivos subtropicales celebrada en el Adesva.

Guirado, que consideró ambos cultivos como muy interesantes y rentables para los agricultores onubenses, se mostró, sin embargo, más partidario del aguacate. Entre las razones que esgrimió para respaldar esta opción: que el mercado europeo, que ya consume unas 300.000 toneladas al año y donde se destina casi el 80% de la producción española, sigue creciendo y, sobre todo, porque ningún país productor del mundo puede competir con la calidad de la fruta y con la garantía fitosanitaria que ofrece la mercancía de España.

Además, precisó que el aguacate, al ser más tolerante al frío, tiene más posibilidades en Huelva. No obstante, advirtió que para evitar sobresaltos es aconsejable incorporar a las plantaciones sistemas antiheladas, porque un periodo prolongado de bajas temperaturas podría provocar una bajada de rentabilidad en las plantaciones durante dos cosechas seguidas.

En este sentido, se decantó por la variedad Hass, porque al tener raza guatemalteca, “es más tolerante al frío”.

Sobre el sistema de riego a emplear, comentó que el 85% de las plantaciones de Málaga y Granada cuentan con goteo, mientras que en el resto de la superficie se utiliza la microaspersión, que, añadió, “va mejor porque las raíces del árbol se encuentran en capas superficiales”.

Según las estimaciones realizadas, las necesidades hídricas que una plantación de aguacate podría tener en Huelva se situaría entre los 40 y 50 metros cúbicos por hectárea y día, lo que equivaldría a una media entre los 8.000 y los 8.500 metros cúbicos por hectárea al año.

Aunque la campaña del aguacate Hass se inicia entre noviembre y diciembre y concluye en junio, el técnico agrícola precisó que se tendría que concentrar el mayor volumen de producción durante los meses de marzo y abril, porque es “cuando en los mercados europeos se registra una menor presencia de fruta procedente de los demás países productores del mundo”.

Costes

Por lo que respecta a los costes, Emilio Guirado dijo que la inversión inicial del agricultor se puede situar en unos 3.500 euros por hectárea. En este ámbito aseguró que con los precios actuales, el gasto económico se recuperaría al séptimo año en el caso del mango y a los diez, con los aguacates. El motivo, que una hectárea de aguacate produce entre 5.000 y 10.000 kilos, mientras que la misma superficie de mango genera entre los 20.000 y 30.000 kilos.

En relación al cultivo del mango, aseguró que es un árbol con exigencias climáticas, ya puede tolerar temperaturas por encima de los 40 grados pero no soporta que las mínimas bajen de los 0 grados. Guirado dijo que el mango es un árbol muy rústico, que soporta mejor que el aguacate la salinidad del terreno y sus raíces alcanzan una profundidad de unos dos metros. Una hectárea de mango, añadió, produce tres veces más que la de aguacate. Entre las variedades más comercializadas destacó Irwin, Atkins, Osteen y Kent.

Por último, Emilio Guirado descartó poner en marchas plantaciones con cultivos más exóticos como las nueces de macadamia, litchi, pitaya, carambola, longan o lúcumo, porque es muy difícil competir en los mercados con los países productores que ya tienen consolidadas sus producciones desde hace muchos años.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail