agrodiariohuelva.es|Miércoles, Abril 26, 2017
banner

La Caixa financia un proyecto de la Universidad de Lleida para diseñar zumos de fruta sin conservantes sintéticos 

Desarrollar bebidas a base de zumos de fruta, atractivas, saludables y con garantías de seguridad para el consumidor, pero libres de conservantes sintéticos, mediante la incorporación de aceites esenciales emulsionados procedentes de plantas, es el objetivo del acuerdo de colaboración entre la Universitat de Lleida (UdL), la Cátedra AgroBank Calidad e innovación en el sector agroalimentario de la UdL e Indulleida SA, que hoy se ha firmado en el rectorado.

La firma del acuerdo.

La firma del acuerdo.

Esta colaboración, financiada con 5.000 euros por la Cátedra AgroBank, “responde a la estrategia de impulsar la transferencia del conocimiento generado en las universidades y centros de investigación hacia el sector productivo, mediante la concesión de ayudas que incentiven la incorporación de ideas innovadoras en las empresas”, afirma el director de la Cátedra, el profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria (ETSEA), Antonio J. Ramos.

El proyecto, de seis meses de duración, estará dirigido por Olga Martín Belloso, responsable del grupo de investigación de la UdL Nuevas tecnologías para el procesado de alimentos y primera investigadora española miembro la International Union of Food Science and Technology (IUFoST). Se prevé que al finalizar el proyecto se hayan generado, como mínimo, dos prototipos de nuevas bebidas refrescantes a base de zumos de fruta microbiológicamente estables gracias a la incorporación de compuestos antimicrobianos naturales nanoestructurados.

La utilización de sustancias de origen natural para alargar la vida comercial de las bebidas es una alternativa a métodos más tradicionales, como por ejemplo el tratamiento térmico, que daña las propiedades sensoriales y reduce la presencia de componentes beneficiosos para la salud, o el uso de conservantes químicos de síntesis, cada vez más rechazados por los consumidores.

A pesar de que el uso de aceites esenciales para conservar bebidas presenta limitaciones tecnológicas, como por ejemplo, la escasa solubilidad en agua o su intenso aroma y sabor, el grupo de investigación de ETSEA que dirige Olga Martín está trabajando en estos últimos años en diferentes métodos nanotecnológicos que permitan incorporar los aceites esenciales con un poder antimicrobiano alto y características sensoriales compatibles con el alimento.

A la firma del convenio, además de Antonio J. Ramos y Olga Martín, han asistido Ferran Badia, vicerrector de Planificación, Innovación y Empresa de la UdL, Miguel Ángel Cubero, responsable de laboratorio de Investigación y Desarrollo de Indulleida, SA, Carme Sabri, directora de AgroBank, Alberto Olivares, gerente de AgroBank y Baldiri Ros, presidente del Comité Agrario.

Indulleida, fundada en 1980, es una sociedad dedicada a la fabricación de derivados de frutas, situada en Alguaire (Lleida). Junto con su filial Zufrisa es uno de los principales transformadores de fruta de Europa con 350 millones de kilos al año. La empresa, explican sus responsables, realiza constantes inversiones en materia de investigación y desarrollo e innovación, así como en la mejora de sus instalaciones, procesos y métodos de trabajo.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail