agrodiariohuelva.es|Lunes, Marzo 27, 2017
banner

Jamones Eiriz confía en incentivar su carácter exportador de la mano de la marca Jabugo 

La Junta de Andalucía anima a Jamones Eíriz a expandir la excelencia de su ibérico cien por cien de bellota por todos los rincones mundo. El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, ha valorado así el saber hacer artesano y el máximo respeto a un proceso natural y tradicional de una empresa familiar fundada en la pequeña localidad de Corteconcepción en 1818, con una calidad “conocida y reconocida”, que se erige hoy en “referente exportador” de un sector clave para la provincia y que empieza a mirar ya a los mercados de Japón, en Asia, y de México y Perú, en América.

eiriz

Perniles colgados en los secaderos de Jamones Eíriz.

Jamones Eíriz, no en vano, lanza ya sus productos, procedentes de unos cerdos ibéricos puros 100% de bellota criados en la libertad de las dehesas del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, secados al aire libre y amparados, en su práctica totalidad (el 99%), por la Denominación de Origen Protegida (DOP), a países como Australia, Reino Unico, Hong Kong, Francia, Italia y Portugal. Unos destinos que suponen ya el 30 por ciento de su facturación anual y que pueden verse incrementados en el futuro, como se espera en el conjunto del sector, bajo el paraguas del cambio de nombre de ese sello diferenciador “inmejorable” que es la marca Jabugo.

La empresa, no en vano, ya goza, como ha expuesto Pedro Pascual Hernández, de un notorio prestigio dentro y fuera de España, tal y como lo certifica el hecho de ser la entidad más laureada en catas a ciegas a nivel internacional. Entre sus premios, las seis medallas de oro y la copa de oro obtenidas en el IFFA Delicat 2016, la feria cárnica más importante del mundo que se celebra de forma trienal en Frankfurt (Alemania), sin olvidar las tres estrellas de oro del Great Taste Award 2011 de Reino Unido o el Jamón de Oro en la X Feria del Jamón de Aracena (Iberjamón) en 2005 a la calidad continua.

El secreto, desde la óptica del responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Huelva, está en el origen, en el caso de Jamones Eíriz, acrecentado por el microclima propio que otorga a Corteconcepción su singularidad orográfica, que evita vientos agresivos, y la humedad característica que le confiere la proximidad de un embalse. Estas circunstancias facilitan, como exponen desde la propia empresa familiar, una maduración uniforme del jamón y que esté listo en menos tiempo que en otras zonas de España, a la vez que le proporciona un aroma y una textura excepcionales.

Pedro Pascual Hernández ha aplaudido, además, la apuesta de Jamones Eiriz por la diversificación de su actividad industrial y la apertura de nuevas vías de negocio complementarias como la puesta en marcha, en el marco de la Ruta del Jabugo, de una experiencia turística que contempla visitas guiadas tanto por sus dehesas como por sus bodegas naturales para culminar con una cata a ciegas de ibérico cien por cien de bellota. “Estamos, en definitiva, ante uno de los mayores exponentes de una delicatessen que es embajadora de Huelva y que se sitúa entre los tres primeros productos gourmet del mundo”, ha apostillado el delegado territorial.

Plan Director de la Dehesa

Pedro Pascual Hernández ha resaltado también, junto al empuje que supondrá para su proyección internacional el cambio de denominación de la DOP, la importancia que tendrá para la mejora de la rentabilidad del porcino ibérico el futuro Plan Director de la Dehesa (ya en trámite de audiencia). Todo ello, según ha proseguido, construido sobre el “pilar sólido” de la colaboración entre la Junta de Andalucía y el sector, un diálogo y una vocación de consenso que, ha recordado, ya fue clave para que la actual Norma de Calidad del Ibérico, que se aplica desde 2014, “llamara a cada cosa por su nombre y, en consecuencia, diferenciara con claridad al cerdo ibérico de montanera del resto”.

Nada de esto es, a juicio del delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, “baladí” en una provincia que destaca por su apuesta por el sabor, la excelencia y la perfecta armonía con la naturaleza que descansa en esa “huella inequívoca” de sostenibilidad que es la dehesa. No en vano, la inmensa mayoría de explotaciones de cría de porcino ibérico que se asientan en Huelva lo hacen bajo el sistema extensivo tradicional, con un total de 2.097 y hasta 197.253 animales de esta raza. El censo intensivo se reduce a 80 instalaciones y 27.727 ejemplares.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail