agrodiariohuelva.es|Lunes, Mayo 22, 2017
banner

La bolsa de la compra de frutas y verduras baja un 4,2% en España, con 8 millones de toneladas consumidas 

Pese a las buenas cifras de actividad de los mercas y del comercio exterior de las frutas y hortalizas españolas, el consumo interno se retrae. En 2015 los hogares españoles consumieron 4,4 millones de toneladas de frutas frescas. Que sumadas a las hortalizas arrojan un total de 8,06 millones de toneladas, lo que supuso un desembolso de más de 11 millones de euros.

Sònia Valiente, responsable de comunicación de  VI.P; Luis Pacheco, vicepresidente de CEC (Confederación Española de Comercio) y presidente de COCEM (Confederación del Comercio Especializado de Madrid); Concepción Díaz de Villegas, directora general de Comercio del Ayuntamiento de Madrid; Félix Vázquez, de ADEFRUTA (Asociación de empresarios Detallistas de Frutas y Hortalizas de Madrid); Julia Noya, de COEMFE (Confederación Nacional de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas de España) y ASOMAFRUT (Asociación de Empresarios Mayoristas del Mercado Central de Frutas de Madrid).

Sònia Valiente, responsable de comunicación de VI.P; Luis Pacheco, vicepresidente de CEC (Confederación Española de Comercio) y presidente de COCEM (Confederación del Comercio Especializado de Madrid); Concepción Díaz de Villegas, directora general de Comercio del Ayuntamiento de Madrid; Félix Vázquez, de ADEFRUTA (Asociación de empresarios Detallistas de Frutas y Hortalizas de Madrid); Julia Noya, de COEMFE (Confederación Nacional de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas de España) y ASOMAFRUT (Asociación de Empresarios Mayoristas del Mercado Central de Frutas de Madrid).

Estas cifras preocupan especialmente porque reflejan un descenso del 4,2% en la compra de estos productos asociados a una alimentación saludable. Cabe destacar que desde 2011, debido a un descenso acumulado del 5,9%, han llegado a las despensas españolas 500.000 kilos de frutas y hortalizas menos.  Una situación que puede agravarse debido a la subida de precios que está provocando el descenso de producción en los campos españoles (-30%) y europeos (-40%) a causa del reciente temporal y ola de frío.

Para reivindicar el sector de la venta de frutas y animar a la gente a que se acerque a sus comercios habituales,VI.P-Val Venosta impulsa la celebración por segundo año en España del Día de los Fruteros y Fruteras, el 3 de febrero, apoyada por las principales asociaciones del sector (CEC, COEMFE, ASOMAFRUT y ADEFRUTA) y por la Dirección General de Comercio del Ayuntamiento de Madrid.

Juntas han inaugurado en el Mercado de la Cebada la exposición fotográfica ‘Grafitis de la naturaleza’, que recoge una iniciativa de VI.P–Val Venosta en colaboración con una serie de artistas urbanos para paliar el vandalismo que sufren las portadas de muchas fruterías.  Una acción que arranca en Madrid para ir extendiéndose a lo largo del 2017 al resto del país.

Por el momento, el 16,48% de la cesta de la compra de los hogares se destina a frutas y hortalizas. En 2015, el consumo per cápita alcanzó 180,8 kilos a los que se destinaron 247,64€, todo ello según los últimos datos del MAGRAMA (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente).

A la hora de elegir dónde realizar estas compras, el 41% de las ventas de frutas y hortalizas se realiza en fruterías tradicionales, mientras que el 45,8% se produce en la distribución. Para apoyar a estos establecimientos y a sus profesionales frente a esta situación de recesión, surgió en 2016 la idea de celebrar este Día de los Fruteros y Fruteras.

“Creemos que los fruteros hacen mucho por la salud económica y social del país, que su actividad es un impulso para el comercio y producción de frutas y hortalizas, uno de los pilares de la economía nacional. Pero también una fuente de alimentación saludable y bienestar para los españoles”, apunta la representante de VIP – Val Venosta, Sonia Valiente, quien anima, al menos por un día, a mirar con otros ojos a las fruterías que encontramos en las calles, mercados y supermercados, para poner el foco en un sector que se enfrenta a un preocupante descenso del consumo y que está necesitado de estímulos.

El sector agroalimentario

El sector agroalimentario español supone más del 10% del PIB. El cultivo de frutas, hortalizas y patatas generó una renta agraria en 2015 de 17.022 millones de euros (13,7% más). Y la exportación hortofrutícola alcanzó un nuevo récord, con la comercialización de 12,78 millones de toneladas (un 5,7% más) que supusieron más de 11.900 M€ (un incremento del 13,6%).

Para que esa producción llegue de los campos a las despensas de los consumidores españoles, el mercado interior cuenta con dos canales bien estructurados. Por una parte está la distribución organizada, con seis grandes centrales de compra (que, sin ir más lejos, generan unos 10.000 empleos sólo en la manipulación y embalaje) encargadas de surtir a supermercados e hipermercados. Por otra, están los Mercas, una red de 23 grandes mercados distribuidos por todo el país en la que trabajan unas 1.500 empresas. Su actividad comercial mueve en torno al 50% del consumo nacional de frutas y hortalizas frescas y se dedica a abastecer a los pequeños comercios: fruterías de barrio, tiendas tradicionales y puestos de mercado.

En 2015, últimos datos oficiales, la actividad de estos mercas ha crecido un 2,5% en volumen, llegando a comercializar 4,53 millones de toneladas (en las ramas de Mercados de Frutas y Hortalizas, Pescados, Flores y Carnes) y un 13% en valor, pues se facturaron 5.196 millones de euros.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail