agrodiariohuelva.es|Martes, Agosto 22, 2017
banner

Koppert recomienda iniciar cuanto antes la colocación de trampas para el control biológico de la procesionaria 

Lograr un control biológico eficaz de la plaga de la procesionaria del pino requiere iniciar cuanto antes la colocación de trampas. La reciente ola de frío que ha afectado a toda España ha permitido comprobar en las zonas de pinos la proliferación de los ‘bolsones’ que las colonias de procesionaria construyen para protegerse de las bajas temperaturas.

Los datos recogidos en campo por los técnicos de Koppert confirman que hay un claro aumento en la presencia de la plaga de procesionaria, especialmente en las regiones mediterráneas donde abundan el pino de alepo o carrasco y el pino piñonero. La gran cantidad de ‘bolsones’ es una clara señal que anticipa una elevada presencia de la plaga, que ya ha comenzado a ser visible en montes y zonas verdes con los descensos en hilera o ‘procesión’ desde las copas de los árboles afectados hasta el suelo.

Control natural y sin residuos

El control biológico de la plaga de la procesionaria del pino es posible gracias a la trampa PROCESSATRAP COLLAR, que extermina la presencia de estas peligrosas orugas por medios completamente naturales y sin la utilización de insecticidas, ni de ningún producto químico que pueda suponer un riesgo para la salud. La trampa, por ser inocua para personas y animales, está especialmente indicada para su uso en zonas verdes, parques públicos, colegios y demás áreas al aire libre con presencia de pinos y que sean visitadas frecuentemente.

procesionaria

Trampa PROCESSATRAP COLLAR, colocada en una zona verde junto a un colegio.​

La trampa consiste en un collar que se ciñe al tronco del árbol y que va equipado con una bajante conectada a una bolsa de plástico que contiene tierra de la zona. En su desfile ‘procesional’ al descender por el tronco, las orugas se topan en su camino con el collar y son reconducidas hacia la bajante. Finalmente, su instinto hace que se introduzcan voluntariamente en la bolsa de plástico para enterrarse e iniciar su metamorfosis.

La eficacia de PROCESSATRAP COLLAR se basa en que la trampa es completamente natural porque reproduce las condiciones que buscan las larvas de procesionaria para culminar su ciclo biológico. Además de ser natural, la trampa es completamente reutilizable y puede guardarse para la siguiente temporada después de lavar con jabón sus principales elementos. PROCESSATRAP COLLAR evita las molestas y costosas fumigaciones.

Trampa para polillas

El control biológico de la plaga de procesionaria se completa con PROCESSATRAP EXPERT, una eficaz trampa de feromonas (atrayentes sexuales) especialmente diseñada para colocar en verano contra los ejemplares adultos (polillas) de la procesionaria y cuyo éxito se basa en la eficaz combinación de un diseño innovador con el uso de la exclusiva feromona PHERODIS.

La feromona PHERODIS atrae de forma irresistible a los ejemplares adultos durante la fase de vuelo, normalmente entre junio y septiembre, cuando se trasladan desde el suelo a las ramas del pino con la intención de localizar hembras para reproducirse y colonizar el árbol. Cuando los adultos de procesionaria caen en la trampa se consigue interrumpir el proceso natural de reproducción y, por tanto, la colonia de procesionaria se extingue poco a poco. La feromona tiene un periodo de emisión de 3 meses, por lo que no hay que renovarla durante el periodo de vuelo. Además, la trampa es reutilizable.

Con PROCESSATRAP COLLAR y PROCESSATRAP EXPERT, Koppert ofrece las soluciones biológicas más eficaces del mercado para el control natural de esta plaga que cada año provoca numerosos problemas de salud en toda España, tanto a personas como a mascotas.


Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail