agrodiariohuelva.es|Martes, Abril 25, 2017
banner

El buque oceanográfico Miguel Oliver vuelve al Golfo de Cádiz a recopilar datos sobre especies demersales 

El buque oceanográfico Miguel Oliver de la Secretaría General de Pesca, ha inicido en Cádiz la campaña ARSA 0317 que se llevará a cabo a lo largo de 14 días, hasta la primera quincena de marzo. El objetivo es obtener  datos de los índices  de abundancia de las principales especies demersales de interés pesquero en el Golfo de Cádiz, así como los patrones de distribución geográfica y las características hidrográficas y sedementológicas de la zona.

ARSA forma parte de las campañas de arrastre de fondo que se realizan en España y constituye uno de los principales métodos de estudio de las poblaciones pesqueras, para la correcta gestión de las diferentes poblaciones de los caladeros.

La evaluación de los recursos pesqueros se realiza a partir de datos de índices de abundancia estratificados de las principales especies comerciales, con sus distribuciones de tallas y datos biológicos, tanto de peces como de crustáceos y moluscos.

A lo largo de la campaña, también se tomarán datos oceanográficos mediante muestreos en estaciones con sonda CTD, así como datos de sedimento a través de un colector colocado en el arte para cada arrate.

Campañas oceanográficos-pesqueras

Las campañas oceanográfico-pesqueras en el Golfo de Cádiz se vienen desarrollando de forma sistemática y están integradas en el Programa Nacional de Datos Básicos, para la gestión sostenible de los recursos del mar. Con este objetivo, la Secretaría General de Pesca sigue invirtiendo esfuerzos mediante el desarrollo de campañas de investigación a bordo de sus buques oceanográficos.

La campaña se desarrolla en el marco del convenio de colaboración entre la Secretaría General de Pesca y el Instituto Español de Oceanografía, para facilitar el acceso y uso de los buques de la Secretaría General de Pesca y su equipamiento al personal investigador. De esta forma se ponen a disposición de los científicos los medios más adecuados para los fines de la campaña, además de optimizar todo tipo de recursos en la búsqueda del objetivo común de aumentar el conocimiento de pesquerías importantes para la flota española.

La información obtenida en análisis conjunto con la serie histórica de la misma, y con diferentes tipos de datos de la pesquería, la utilizan los científicos en los correspondientes grupos de evaluación, de donde deben salir las recomendaciones para los gestores de la pesca con objeto de conseguir la explotación sostenible de las diferentes poblaciones.

Buques oceanográficos

El buque oceanográfico Miguel Oliver es junto con el Vizconde de Eza y el Emma Bardán uno de los tres buques de investigación pesquera y oceanográfica de la Secretaría General de Pesca. Este año se celebra su décimo aniversario en plena actividad en campañas tanto pesqueras como de cartografiado de los fondos marinos.

Se trata de un buque multidisciplinar de 70 metros de eslora y 12 de manga dotado de un equipamiento tecnológico puntero para la navegación e investigación pesquera y oceanográfica y cuenta con la calificación de buque ecológico y silencioso.

A bordo de estos tres barcos y con la colaboración de Institutos Científicos el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sigue apostando por la toma de decisiones de gestión en base a la mejor información científica disponible, tal y como establece la Política Pesquera Común.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail