agrodiariohuelva.es|Lunes, Marzo 27, 2017
banner

UPA Andalucía defiende las directrices del borrador del Plan de la Dehesa del Gobierno andaluz 

cinco jotas-dehesa

UPA Andalucía valora de forma positiva el gran esfuerzo realizado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, la de Medio Ambiente y el resto de agentes relacionados con la dehesa, donde UPA está incluido, en elaborar el documento final del Plan Director de la Dehesa. UPA Andalucía entiende necesaria su aprobación, sobre todo porque crearían instrumentos que incidirían directamente en la gestión de las explotaciones agrarias y ganaderas de este ecosistema.

Para el buen funcionamiento de la dehesa, se hace necesario reconocer el papel de los productores, agricultores, ganaderos, cazadores, corcheros, y garantizar su futuro, ya que el desarrollo de una actividad agrícola o ganadera sostenible es fundamental para el mantenimiento del equilibrio de estos sistemas, y la falta de rentabilidad es una de sus principales amenazas, señala la organización de productores.

Asimismo, “es fundamental valorizar la dehesa para garantizar su conservación a través de la economía en sus múltiples facetas, agraria, ganadera, cinegética, medioambiental, sociocultural y turística”.

Existen algunos problemas como la convivencia entre fauna salvaje y domestica por su incidencia en algunas enfermedades animales, siendo necesario la implantación de protocolos o actuaciones de vigilancia efectiva frente a estas enfermedades, controlando así mismo, el número de  animales salvajes presentes en la dehesa. De manera particular, se debe profundizar en la coordinación con las actuaciones de prevención y control de enfermedades en la fauna cinegética, de modo que no actúe como reservorio y foco de contagio que pueda provocar pérdidas económicas en la cabaña ganadera.

Desde UPA Andalucía han solicitado también un plan de formación para promover la incorporación de los jóvenes a la actividad  agrícola o ganadera, el apoyo y fomento de las Agrupaciones de Defensa Forestal para la lucha contra los incendios, actuaciones de prevención y lucha contra enfermedades y plagas, así como el fomento de la ganadería adaptada al ecosistema de la dehesa. Finalmente, UPA estima que es necesario explorar nuevos usos y potencialidades como el turismo rural y el ecoturismo, el aprovechamiento de biomasa, estiércoles y purines de ganadería, o la micología y plantas aromáticas.

La explotación de la dehesa es uno de los mejores ejemplos de gestión integrada, multifuncional y sostenible que tenemos en Andalucía. La saca del corcho, la ganadería extensiva, la caza, el aprovechamiento micológico, las plantas aromáticas, el turismo rural, etc., son una fuente de empleo para la población de las zonas rurales en donde se asienta. Junto con estos bienes comerciales, las dehesas aportan bienes y servicios ambientales que benefician al conjunto de la sociedad (biodiversidad, paisaje, regulación del régimen hídrico, etc.)

La dehesa es un paisaje, pero también un ecosistema, un tipo de explotación, un sistema agrario silvícola  y pastoral, un sistema agroforestal, una formación vegetal, un tipo de monte, un hábitat, un territorio, un sistema de uso de la tierra, un sistema ecocultural. En realidad, las dehesas son tantas cosas a la vez y aportan tanto, que su generosidad y complejidad se convierte a menudo, lamentablemente, en su mayor debilidad.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail