agrodiariohuelva.es|jueves, diciembre 14, 2017
banner

Cepesca rechaza la resolución del ICCAT sobre el reparto del TAC en pez espada del Mediterráneo 

pez espada

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) lamenta el blanqueo de capturas ilegales de pez espada del Mediterráneo que ha supuesto el criterio aplicado por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) para el reparto del TAC (Total Admisibles de Capturas) de 10.500 toneladas establecido para esta especie.

En la reunión celebrada esta semana en Madrid, ICCAT ha tomado como referencia las capturas históricas del periodo 2010-2014, en contra de la demanda del sector para que el criterio de asignación se basara en los datos de 2015 o un periodo lo más próximo a éste.

De acuerdo con el período de referencia de capturas de 2010 a 2014, ICCAT ha adjudicado a la Unión Europea 7.410 toneladas de pez espada, el 70,756% del total. De cara a su próximo reparto entre los estados miembros de la UE, Cepesca solicita a las autoridades europeas que no incurran en el mismo error que ICCAT y tomen como referencia los datos de captura de 2015 o el período más cercano al mismo.

Según Javier Garat, secretario general de Cepesca, “es lamentable que, a causa del incumplimiento de algunos países, cuyas flotas han pescado impunemente con redes de enmalle a la deriva, prohibidas tanto por la UE (2002) como por ICCAT (2004), paguemos las que, no solo respetamos la legalidad escrupulosamente, sino que, además, nos esforzamos por proteger el recurso, con medidas como el cambio del patrón de explotación para pescar a mayor profundidad y evitar la captura de juveniles, tal y como han hecho los palangreros españoles”.

Asimismo, Cepesca ha solicitado al Gobierno español la puesta en marcha de un plan de viabilidad para la flota de palangre de superficie del Mediterráneo, de la que forman parte 78 buques. El plan debe contemplar, según la patronal, medidas estructurales y de gestión pesquera, para permitir a empresarios y pescadores afrontar el previsible recorte de las posibilidades de pesca, la escasez de cuotas de atún rojo y la competencia desleal de las flotas que siguen utilizando ilegalmente redes de enmalle a la deriva.

El pasado noviembre, ICCAT fijó para 2017 un TAC de 10.500 toneladas de pez espada, en contra de la opinión del sector, que demandaba un plan de recuperación que permitiera seguir pescando de forma sostenible. Asimismo, se aplicará una reducción del 3% anual a dicho TAC de 2018 a 2022.

Por su parte el Ministerio de Agricultura, Mapama, ha señalado respecto al acuerdo que la prioridad de España será mantener un nivel de capturas que garantice la viabilidad de la flota de palangre de superficie, que depende de esta pesquería, y poner así en valor el esfuerzo realizado en la última década con la implementación del palangre meso-pelágico, que evita la captura de juveniles y otra serie de medidas de protección aplicadas desde 2009.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail