agrodiariohuelva.es|Lunes, Marzo 27, 2017
banner

La acuicultura española, aliada en la protección y conservación de la biodiversidad en la Red Natura 2000 

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad, ha publicado el informe ‘Situación de partida y perspectivas de la actividad acuícola en la Red Natura 2000 en España’, que ha permitido caracterizar las actividades de acuicultura que se llevan a cabo en esos espacios naturales. Un estudio que ha contado con la colaboración de la Secretaria General de Pesca, las Comunidades Autónomas, los agentes del sector acuícola y ambiental, y las unidades del Departamento implicadas en la gestión de la Red Natura 2000 y la actividad pesquera.

Así, según el análisis realizado por la Secretaría General de Pesca, se han identificado un total de 803 establecimientos de acuicultura, de los cuales 357 desarrollan su actividad en 127 espacios Natura 2000. De estos, 86 establecimientos se localizan en el área continental (un 24,1%), donde se cultiva principalmente trucha, tenca y esturión, y 271 instalaciones (el 75,9%), se encuentran en el área marina. En estas se crían especies como la dorada, la lubina, el rodaballo, el atún rojo, la corvina o el lenguado.

Por otra parte, las bateas y parques de cultivo, establecimientos donde se crían especies tan características de nuestra acuicultura como el mejillón, diversas especies de almeja, ostra y berberecho, principalmente, no se encuentran referenciados de manera individual sino que se enmarcan en las Zonas de Producción de Moluscos declaradas por las Comunidades Autónomas. En nuestro país, a fecha de elaboración del informe, existen 205 zonas declaradas, de las cuales 145 interaccionan con 242 espacios de la Red Natura 2000 (154 LIC y 88 ZEPA).

El informe, que toma como referencia el documento publicado por la Comisión Europea en el año 2012 ‘Directrices para la Acuicultura y la Red Natura 2000’, ha permitido establecer la compatibilidad de las actividades acuícolas con la preservación de los valores naturales de dichos espacios, pudiendo incluso contribuir, en determinados casos, a reforzar los objetivos ambientales propuestos, al tiempo que generan bienestar, desarrollo social y económico.

Ambos estudios ponen de relieve que el sector de la acuicultura dispone de los conocimientos y medios necesarios para garantizar su sostenibilidad, especialmente desde el punto de vista medioambiental. Al mismo tiempo ofrece productos sanos, seguros y de calidad y posibilita la puesta en marcha de otras actividades económicas vinculadas al ecoturismo, la gastronomía o las actividades subacuáticas, entre otras, que pueden desarrollarse también en la Red Natura 2000 de manera sostenible.

El estudio se puede consultar en la página Web http://www.observatorio-acuicultura.es/recursos/publicaciones/situacion-de-partida-y-perspectivas-de-la-actividad-acuicola-en-la-red-natura

La Red Natura 2000 es el instrumento más importante en la conservación de la naturaleza en la Unión Europea y en la política de biodiversidad. Está formada por Lugares de Interés Comunitario (LIC) y por Zonas de Especial Conservación para las Aves (ZEPA) designadas a través de la Directiva Aves, cuya gestión tiene en cuenta las exigencias ecológicas, económicas, sociales y culturales, así como las particularidades regionales y locales.

España es el país europeo que mayor superficie aporta a la Red Natura 2000, que en nuestro país está formada por 1.467 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), y por 647 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), que comprenden en conjunto una superficie total de entorno de unos 210.000 km2. De esa extensión, más de 137.000 km2 corresponden a superficie terrestre, lo que representa aproximadamente un 27% del territorio nacional, y unos 72.500 km2 a superficie marina.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail