agrodiariohuelva.es|Domingo, Mayo 28, 2017
banner

Arranca en Extremadura un proyecto para mejorar la gestión de los recursos hídricos en la ganadería 

La necesidad de adaptarse a las nuevas condiciones climatológicas y ambientales es el punto de arranque del proyecto ‘Agua y Ganadería Resiliente’ que tiene su base en uno de los principales retos que las explotaciones agroganaderas tienen para su supervivencia, como es la adaptación al nuevo escenario de escasez de lluvias y concentración e intensidad de las pluviometrías en cortos espacios de tiempo. El proyecto se ha desarrollado por la Asociación de Gestores de Dehesas de Extremadura (Agedrex), Terraprima, Gestiona Global y la Universidad de Extremadura.

Este proyecto va a formar parte de la Asociación Europea de Innovación (AEI) en materia de productividad y sostenibilidad agrícola tras la resolución de la través de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura de la primera convocatoria a la creación y funcionamiento de grupos operativos en el marco de la innovación en los sectores agrario y forestal de la Comunidad Autónoma de Extremadura. En total han sido seleccionados 32 grupos operativos.

El cuerpo de técnicos que ha trabajado en la elaboración del proyecto considera imprescindible aprovechar y explotar adecuadamente el recurso hídrico, siendo necesario implementar soluciones técnicas que permitan una mejor recogida, almacenamiento  y gestión del agua de lluvia de manera segura, teniendo en cuenta además factores de carácter sanitario.

El principal objetivo del proyecto es el desarrollo y testeo de sistemas innovadores para una recogida, almacenamiento y aprovechamiento eficientes del agua en el campo extremeño, sistemas que además disminuyan o eviten una evaporación del agua embalsada tan alta como se está dando en los últimos períodos estivales por el aumento de temperaturas, y que en paralelo contribuyan a reducir el riesgo de transmisión de enfermedades entre la ganadería extensiva y la fauna salvaje, aspecto de destacada importancia a nivel sectorial.

Sistemas innovadores

Durante el proyecto se pretende construir y testear dos sistemas novedosos (aljibe inteligente low cost y sistema de retardo de la evaporación de charcas usando residuos del corcho) para un mejor aprovechamiento y gestión del agua en las distintas fincas, detectándose y seleccionándose posibles soluciones que están dando frutos en otros países del mundo y que podrían ser adoptadas en la comunidad autónoma de Extremadura. Debido a las importantes consecuencias que el cambio climático está teniendo en el sector agroganadero extremeño, desarrollar un conjunto de sistemas innovadores para el mejor aprovechamiento del agua de lluvia como adaptación al cambio climático tendrá un gran impacto en la economía regional.

Estas medidas de adaptación al cambio climático debe sustentarse en el hecho de que será más difícil hacer frente a la creciente variabilidad de las condiciones climáticas, que adaptarse de manera progresiva a los cambios graduales de las variables climáticas. En este punto es importante hablar de resilencia como término empleado en ecología de comunidades y ecosistemas para indicar la capacidad de estos de absorber perturbaciones, sin alterar significativamente sus características de estructura y funcionalidad; pudiendo regresar a su estado original una vez que la perturbación ha finalizado.

Es por tanto “clave emplear medidas innovadoras y de bajo coste para absorber perturbaciones tan alarmantes como son la escasez de lluvias y el incremento de temperaturas en las explotaciones ganaderas, que además suponga una mejora en términos sanitarios, así como una mayor eficiencia y seguridad en el suministro de un recuso tan imprescindible y valioso como es el agua”, señalan los técnicos en este proyecto.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail