agrodiariohuelva.es|Domingo, Mayo 28, 2017
banner

“El sector ganadero tiene que adaptarse al nuevo escenario de escasez de lluvias con soluciones técnicas” 

cerdos

La Asociación de Gestores de Dehesas de Extremadura, Terraprima, Gestiona Global y la Universidad de Extremadura han puesto en marcha un proyecto de innovación que impulsará sistemas novedoso para el aprovechamiento y gestión del agua de lluvia como adaptación al cambio climático y con un destacado impacto en la economía. El proyecto se ha presentado de forma oficial por el mismos grupo operativo en el Parque Científico y Tecnológico de Extremadura.

El objetivo del proyecto es el desarrollo y testeo de sistemas innovadores para una recogida, almacenamiento y aprovechamiento eficientes del agua en el campo extremeño. Se intenta que los sistemas eviten o reduzcan la evaporación del agua embalsada en niveles tan altos como se están registrando en los últimos períodos estivales por el aumento de temperaturas. De esta forma se contribuye a reducir el riesgo de transmisión de enfermedades entre la ganadería extensiva y la fauna salvaje, aspecto de destacada importancia a nivel sectorial.

Según el director ejecutivo de la Asociación de Gestores de Dehesas, Raúl Cabello Bravo, lo que se pretende es “dar respuesta a uno de los principales retos que tiene el sector agroganadero en la adaptación al nuevo escenario de escasez de lluvias y concentración e intensidad de las pluviometrías en cortos espacios de tiempo”. Para Cabello “es primordial adaptarse a este novedoso escenario, de manera que se aproveche y explote adecuadamente el recurso hídrico, siendo necesario implementar soluciones técnicas que permitan una mejor recogida, almacenamiento y gestión del agua de lluvia de manera segura, teniendo en cuenta además factores de carácter sanitario”.

La presidenta de Terraprima, Silvia de Aguirre Prieto, ha señalado que el proyecto pretende construir dos sistemas novedosos: un aljibe inteligente low cost, basado en una bomba alimentada por placas solares hasta bebedero inteligente, y un sistema de retardo de la evaporación de charcas usando residuos del corcho, para un mejor aprovechamiento y gestión del agua en las distintas fincas, detectándose y seleccionándose posibles soluciones que están dando frutos en otros países del mundo y que podrían ser adoptadas en la región extremeña.

Debido a las importantes consecuencias que el cambio climático está teniendo en el sector agroganadero extremeño, este conjunto de sistemas innovadores para el mejor aprovechamiento del agua de lluvia tendrá un gran impacto en la economía.

“Es por tanto clave emplear medidas innovadoras y de bajo coste para absorber perturbaciones tan alarmantes como son la escasez de lluvias y el incremento de temperaturas en las explotaciones ganaderas, que además suponga una mejora en términos sanitarios, así como una mayor eficiencia y seguridad en el suministro de un recurso tan imprescindible y valioso como es el agua, empleando el modelo ‘Cradle to Cradle’ para el ecosistema de la dehesa, basado en la aplicación de técnicas y métodos con soluciones mejoradas y saludables para el conjunto de la sociedad”, ha concluído Silvia de Aguirre.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail