agrodiariohuelva.es|Jueves, Agosto 17, 2017
banner

La Junta insiste en la necesidad de concentrar la oferta agroindustrial para ganar en eficiencia y rentabilidad 

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez, ha hecho hincapié hoy en Córdoba en la importancia de apostar por la concentración en el ámbito agroalimentario andaluz, ya que “somos productivos pero necesitamos aumentar la dimensión de las empresas para acabar con la actual atomización del sector y así mejorar en eficiencia y rentabilidad”. “La vertebración del sector es un elemento clave para ganar fuerza en un mercado cada vez más globalizado y competitivo”, ha afirmado el representante del Gobierno regional, que ha recalcado que “los empresarios seguirán contando con nuestro respaldo para continuar avanzando en la necesaria unión de los productores y demás retos de futuro de este sector”.

ricardo domínguez

Ricardo Domínguez, viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

Ricardo Domínguez, que ha intervenido en la jornada La Mirada Económica que organiza ABC, ha valorado la capacidad de trabajo de los andaluces, ya que en valor añadido neto por empleo “superamos la media nacional en un 7%”. El viceconsejero ha resaltado también el potencial internacional de las firmas andaluzas como “otra de las fortalezas de nuestro sector agroalimentario en la que debemos seguir avanzando”. El representante de Agricultura ha comentado que a pesar de ser la segunda Comunidad Autónoma en facturación, “Andalucía es líder en exportaciones agroalimentarias a nivel nacional, con un récord de más de 10.000 millones de euros en ventas internacionales en 2016 y unas cifras que no han dejado de crecer en los últimos siete años”.

Asimismo, para el viceconsejero también resulta imprescindible apostar por la diferenciación de la producción como vía para aumentar el valor que obtienen los andaluces por la comercialización de sus alimentos. “De esta forma se da respuesta además a una de las demandas actuales de los consumidores, cada día más conscientes de las ventajas de los alimentos con garantía de calidad y que respetan el medio ambiente frente a los que sólo ofrecen un bajo precio en el mercado”, ha afirmado.

Actualmente, en Andalucía se elaboran alimentos y bebidas amparados por 64 menciones de calidad (30 Denominaciones de Origen, 31 Indicaciones Geográficas Protegidas y tres Especialidades Tradicionales Garantizadas) a los que se suman más de 2.000 productos adheridos a la marca ‘Calidad Certificada’ de la Junta de Andalucía. En cuanto a la Producción Ecológica, el número de actividades industriales andaluzas de este sector ha aumentado un 20,3% en 2016 hasta las 1.782 (218 en Córdoba) y los operadores ecológicos se han incrementado en un 5,5%, llegando a 14.279 en Andalucía (2.168 en Córdoba).

Retos de futuro

En su ponencia, titulada ‘Agroindustria: dinamismo económico e innovación’, el Ricardo Domínguez ha destacado este último concepto como una vía eficiente para “mejorar en competitividad poniendo en valor los puntos fuertes del sector agroalimentario andaluz”, entre los que se encuentran la calidad y la variedad. Como ha comentado el viceconsejero, aplicando las últimas novedades a la producción agroindustrial es posible mejorar en cuestiones relativas al sabor, el formato o las técnicas de preparación de los alimentos, así como aumentar el aprovechamiento de los recursos naturales para ganar en sostenibilidad. “Se trata, en definitiva, de acabar con la actual desconexión entre la oferta científico-investigadora y su aplicación al día a día de este sector con el fin de responder a las demandas del mercado, un objetivo en el que debemos colaborar todos los agentes implicados”, ha remarcado Domínguez.

Por ello, como ha explicado el viceconsejero, el Gobierno andaluz muestra su apoyo a los profesionales de la agroindustria a través de diversas acciones como, por ejemplo, la labor de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior-Extenda (dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento) en el ámbito de la internacionalización; los más de 7,4 millones de euros que se destinan a la creación y funcionamiento de los Grupos Operativos de Innovación en la convocatoria 2016 de estas ayudas; o el respaldo a la transformación y comercialización de las industrias de la Consejería de Agricultura a través de subvenciones dirigida a este fin. En concreto, esta última línea de ayudas cuenta con un montante económico en su convocatoria 2016 de más de 108 millones de euros, el triple de la asignación inicialmente prevista. Estos fondos se destinan a las Pymes (51,2 millones de euros) y grandes empresas (casi 27,6 millones de euros) del sector agroalimentario, reservando 29,3 millones de euros para industrias del sector del olivar.

Ricardo Domínguez ha valorado que la agroindustria se ha visto afectada por la crisis global de lo últimos años pero “en menor medida que otras ramas industriales”, ya que, por ejemplo, el valor añadido bruto de esta actividad ha crecido un 8% en 2016.

Andalucía cuenta con cerca de 5.200 industrias agroalimentarias (22% del total andaluz) que suman una plantilla total que ronda los 46.500 empleados, lo que supone el 24% del empleo generado por la industria y el 1,8% de los trabajadores de la comunidad autónoma. El valor de la producción agroalimentaria andaluza asciende a unos 13.150 millones de euros.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail