agrodiariohuelva.es|jueves, noviembre 23, 2017
banner

El Mapama analiza con el sector la situación de la flota que se dedica a la pesquería del besugo 

besugo

El director general de Recursos Pesqueros y Acuicultura del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jose Miguel Corvinos, se ha reunido en Sevilla con la directora general de Pesca y Acuicultura de la Junta de Andalucía, Margarita Pérez Martín y el sector pesquero del Voraz, para analizar la situación de la flota que se dedica a esta pesquería, en un contexto de preocupante situación biológica del stock.

En esta reunión, a la que han acudido los representantes de las flotas incluidas en el Plan de Pesca del Voraz, se han evaluado las posibles actuaciones a desarrollar, tras la homologación de la talla del Besugo (Pagellus Bogaraveo), o Voraz, como se conoce en el Estrecho, a 33 cm., tanto para el Mediterráneo como para el Atlántico.

El aumento de la talla para el voraz, que va a suponer una reducción de las capturas por parte de la flota, se considera necesario para la recuperación de la especie, de la que dependen económicamente más de 90 barcos de tipo artesanal integrados dentro del Plan de Pesca del Voraz.

Por otro lado, a lo largo de 2017 va a entrar en vigor el acto delegado de la Comisión por el que se empezará a aplicar la obligación de desembarque para todo el voraz capturado en aguas atlánticas. Esta medida avanzada de aplicación de los principios contenidos en el artículo 15 del Reglamento 1380/2013, que establece la Política Común de Pesca, supondrá un cambio en la forma de pescar esta especie por parte del sector.

Todos los participantes en la reunión han constatado la importancia de gestionar adecuadamente el recurso y han coincidido en que la medida, dado que se trata de un stock compartido, tan solo puede ser efectiva si se aplica, como está previsto, tanto a las capturas de la flota nacional como a las importaciones de terceros países.

Desde la Administración se ha informado que se va a seguir trabajando con las autoridades europeas para obtener la aplicación de la excepción de alta supervivencia para los besugos, en el marco de la ejecución  de la obligación de desembarque, para lo que se contará con la colaboración del sector y del Instituto Español de Oceanografía.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail