agrodiariohuelva.es|Martes, Junio 27, 2017
banner

José Manuel Cumbreras: “La distribución de la fresa de Huelva debería controlarla Interfresa, pero no hay forma humana de hacerlo” 

freson de palos

En su finca, ‘Jabonera’, produce fresas de calidad para la cooperativa Fresón de Palos.

José Manuel Cumbreras es un productor de frutos rojos de Palos de la Frontera que cultiva unas 7,5 hectáreas de fresas y una de frambuesas en la finca ‘Jabonero’, situada en la zona moguereña conocida como ‘Las Malvinas’.

josé manuel cumbreras,

José Manuel Cumbreras, productor fresero de Palos de la Frontera.

En declaraciones realizadas a agrodiariohuelva.es, Cumbreras, que ha ocupado el cargo de vicepresidente de Freshuelva y en la actualidad es socio de la cooperativa Fresón de Palos, asegura que la campaña actual “se puede considerar, hasta ahora, como medianamente aceptable. No es que sea muy boyante a nivel de precios, pero en los mercados se están vendiendo un poquito más cara que en un año catastrófico. En cuando a kilos, prácticamente tenemos los mismos que otros años atrás”.

La variedad que predomina en su parcela fresera es Florida-Fortuna (Emco Cal), prácticamente el 50% de la superficie, mientras que para el resto de la plantación se ha decantado por las propuestas autóctonas de Fresas Nuevos Materiales (FNM): Rábida, Primoris y Rociera. Sobre las características que debería tener la fresa de Huelva en un futuro cercano, Cumbreras destaca:”buen transporte, consistencia, sabor y calidad”.

Equilibrio

Para el socio de Fresón de Palos, el sector no debe apostar por una variedad en concreto. “Creo que hemos alcanzado el equilibrio con estas cuatro variedades que disponemos ahora. El agricultor necesita una variedad temprana que le cubra costes; una intermedia que produzca los kilos que tenemos que coger y una tardía que mantenga la calidad de la fruta hasta el final de la campaña”.

Además, añade el agricultor palermo, “el problema que tenemos es que la variedad mejor que podamos recoger no es la que se vende más cara. Al consumidor no le llega el nombre de la variedad. Las grandes cadenas se limitan a vender fresas, fresas y fresas”.

cumbreras

Las cuatro variedades que cultiva son Fortuna, Primoris, Rábida y Rociera.

José Manuel Cumbreras reconoce que el sector “ha peleado porque se ponga la marca, por el peso/precio, que cada persona pague por lo que lleva, por muchas cosas, pero al final estamos en manos de las grandes cadenas y nos tienen cogidos a su forma de trabajar, no a la nuestra”. Y esto ocurre, según argumenta, “porque el sector fresero de Huelva no está unido. Hace 25 años, en la Cámara de Comercio de Frankfurt un hombre con 76 años, señalando en un mapa a Huelva, me dijo: Parece imposible que no os pongáis de acuerdo estando tan concentrados como estáis. Con lo sencillo que sería regular el flujo de salida de la mercancía. Con el historial de consumo que tenéis, no dejéis salir más de lo que el mercado necesita. Tira el resto y mantienes el precio”.

Según Cumbreras, quien debería controlar la distribución de la fresa de Huelva “es Interfresa, pero no hay forma humana de hacerlo. Las administraciones tampoco pueden regularlo, porque se pueden adoptar medidas, pero su cumplimiento sólo puede ser voluntario, ya que entraríamos en conflicto con la normativa vigente en materia de competencia de mercados y alguna que otra ley… Por eso nos inventamos la categoría de segunda calidad, para poder retener toda la fruta que no queremos que salga a los mercados. Ahora, nosotros, las estamos comercializando sin precio, a lo que te la quieran pagar y se la estamos llevando a Arofa“.

Cultivar fresas de primera categoría

En este sentido, el agricultor palermo lo tiene claro: “El sector fresero de Huelva se tiene que olvidar de la industria; para la fresa de segunda categoría está Marruecos”. El objetivo es cultivar fresas de calidad y en eso se diferencia Juan Manuel Cumbreras. “Yo preparo la planta para que me produzca fruta de primera categoría. De los 210.000 kilos de fresas que he recogido hasta ahora, sólo 9.500 kilos han sido de segunda. Cómo se consigue este resultado: cortando las primeras flores, regulando la producción por plantas…, en definitiva, usando las mejores técnicas que has ido aprendiendo año tras año durante el manejo de este cultivo”.

fresón de palos

La producción actual de la finca supera los 210.000 kilos de fresas.

Por último, cuando se le pregunta por los derroteros que debe seguir el sector de los frutos rojos de Huelva, José Manuel Cumbreras, precisa que a nivel de fresas, la superficie plantada no debe superar las 5.000 hectáreas, mientras que en arándanos, “aunque el techo no está definido, según las previsiones, es muy posible que se tripliquen las hectáreas actuales (2.500 hectáreas en la campaña 2016/2017). Lo que no cabe duda es que el sector tiene que apostar por las berries porque las fresas sólo dan para tres meses de trabajo y nosotros tenemos que llegar hasta los nueve produciendo, sea lo que sea”.

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail