agrodiariohuelva.es|domingo, octubre 22, 2017
banner

La fibra del brócoli podría ayudar a prevenir algunos casos de cáncer de colon 

brocoli

Coincidiendo con el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, el Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de CEBAS-CSIC, que colabora de manera activa con la Asociación +Brócoli, recomienda el consumo de brócoli al menos una vez por semana, ya que su alto contenido en fibra puede ayudar en la prevención de cerca de la mitad de las personas que padecen esta enfermedad, que registra más de 41.000 casos nuevos cada año en España.

El de colon es el cáncer con mayor incidencia en nuestro país, si se cuenta a hombres (afecta a 1 de cada 20 antes de los 74 años) y a mujeres (1 de cada 30), aunque la media de supervivencia a los cinco años (64%) se sitúa actualmente siete puntos por encima de la del resto de Europa (57%).

Una alimentación equilibrada y variada que incluya hortalizas de hoja verde y vegetales como el brócoli puede ayudar a anticiparse a la aparición de esta enfermedad, debido a su alto contenido en nutrientes beneficiosos para el organismo como la fibra, que reduce el peligro de que se forme el tumor maligno en cerca del 50% de los casos, según el American Institute for Cancer Research (AICR).

Por otro lado, los glucosinolatos, que en nuestro organismo se transforman en isotiocianatos e índoles, y los flavonoides (kaempferol, quercetina y antocianinas), componentes todos ellos del brócoli, disminuyen la infamación, factor de riesgo para el cáncer; inhiben las enzimas que se activan a causa de los carcinógenos, y estimulan a otras enzimas, que se desactivan por culpa de ellos. “Ello significa que, por diferentes acciones en el metabolismo de la célula, reducen el crecimiento del cáncer e impulsan los procesos de ‘apoptosis’ o autodestrucción de esta patología”, explica Diego A. Moreno, investigador del CEBAS-CSIC.

Además, los carotenoides (beta-caroteno) de esta crucífera, como antioxidantes naturales, también promueven la comunicación entre células para reducir el crecimiento del tumor, y su vitamina C protege debido a su apoyo al sistema inmune.

Los pacientes con cáncer de colon deben limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y sodio, según recomienda el National Cancer Institute, así como el tabaco y el alcohol. El equipo de investigadores de CEBAS-CSIC, por su parte, sugiere, dentro de una dieta equilibrada que también incluya frutas, la combinación de hortalizas de hoja verde como el brócoli, la col rizada, el kale, la rúcula y la lombarda, que médicos de algunos países europeos aconsejan tomar a los pacientes para prepararse y soportar mejor los tratamientos durante la enfermedad.

El cáncer de colon es un tumor maligno procedente de las células de la mucosa del intestino grueso y de sus glándulas, que puede crecer de manera local (invade todas las capas que forman la pared del tubo digestivo), linfática (desde los ganglios más próximos hasta los más alejados) o hematógena (a través de la sangre se disemina hacia el hígado, el pulmón, el hueso y el cerebro).

Los síntomas más comunes de esta patología son la aparición de sangre en las heces, anemia (acompañada de sensación de falta de aire, cansancio, palpitaciones o mareo), cambio en el ritmo de las deposiciones, que son, además, más estrechas, sensación de evacuación incompleta, dolor abdominal y pérdida de peso.

El trabajo de concienciación de +Brócoli

La Asociación sin ánimo de lucro +Brócoli tiene como objetivo el incremento del consumo de brócoli y de la concienciación con respecto a sus efectos beneficiosos para la salud. Reúne a agricultores, comercializadores, investigadores, nutricionistas, restauradores y a todas aquellas entidades afines y personas interesadas en difundir las bondades de esta crucífera catalogada como ‘súper verdura’ por el CEBAS-CSIC.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail