agrodiariohuelva.es|miércoles, diciembre 13, 2017
banner

Las variedades de fresa italianas, Flavia y Flaminia, captan la atención de Marruecos, Túnez, España y el sur de Italia 

Las nuevas variedades de fresa, Flavia y Flaminia, del Consorcio Italiano de Viveristas (CIV), están despertando un gran interés en Marruecos, Túnez, España y el sur de Italia, donde las primeras plantas piloto por parte de los principales grupos están confirmando el buen rendimiento de las variedades, tanto en términos agronómicos que comerciales.

La variedad de fresa flavia.

Los dos cultivos, patentados por el centro de investigación del CIV (Consorcio Italiano Viveristas) de San Giuseppe di Comacchio (IT), se caracterizan por la maduración precoz, vigor medio y fruta externa fácil de recoger, altamente resistente al oídio y a enfermedades en general de hojas y raíces. Adecuadas también para suelos cansados, muestran buena adaptabilidad cultivadas sobre lomo de segundo año y en los cultivos ecológicos.

Flavia es fruto de una excelente sabor, muy dulce, con baja acidez. Percepción de dulzor prolongado e intenso. Alto porcentaje de frutos de calidad extra. Época de cosecha: Muy temprano BRIX 8.8 -11.5. Excelente firmeza y calidad post-cosecha.

Flaminia es un fruto de excelente sabor, muy dulce, con un buen equilibrio entre dulzor y acidez. Época de cosecha: temprana BRIX: 8.7 -10.6. Buen aguante del fruto en planta. Excelente firmeza y calidad post-cosecha.

Estos resultados representan un nuevo éxito tanto para el programa de mejora de fresa del CIV, activo desde 1984, que se ha desarrollado sobre cuatro líneas de investigación: fresas dedicadas a los climas templados del Mediterráneo, otras para entornos de clima continental; remontantes y variedades dirigidas al procesamiento industrial. El uso de técnicas clásicas, y el desarrollo de nuevas variedades que garantizan una alta producción y fruta de excelente calidad, junto con una resistencia natural y el vigor de las plantas, son los objetivos principales del CIV para ofrecer tanto al mercado nacional que internacional, no sólo de calidad, sino también el máximo rendimiento eco-sostenibile.

“Con las variedades Flavia y Flaminia, CIV se confirma especialmente atento a las producciones de bajo impacto ambiental (por ejemplo: contenido CFP gracias a un menor número de tratamientos en el campo) adecuadas para un cultivo de producción integrada, ecólogicos y claramente convencional”, enfatiza el General Manager CIV, Marica Soattin. “De esta manera, CIV intenta satisfacer a la creciente demanda de los consumidores de productos de calidad no sólo en términos organolépticos, sino también de sostenibilidad medio ambiental, social y económica para toda la cadena productiva”

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail