agrodiariohuelva.es|Lunes, Junio 26, 2017
banner

Comer jamón de cerdo ibérico 5J mejora la salud vascular 

emilio márquez

El doctor Emilio Márquez, del Centro de Salud de La Orden, ha coordinado la investigación.

Un estudio clínico llevado a cabo por el Hospital Juan Ramón Jiménez y el Distrito Sanitario Huelva-Costa, en colaboración con la empresa cárnica 5J, ha demostrado que el jamón de bellota cien por cien ibérico de esta marca es beneficioso para la salud cardiovascular al aumentar la concentración plasmática del colesterol bueno, reducir significativamente los niveles del colesterol malo y no conllevar aumento de peso ni perímetro abdominal.

La investigación ha sido liderada por los doctores Emilio Márquez Contreras, responsable del proyecto y el trabajo de campo en Atención Primaria, y Antonio León Justel, en el ámbito hospitalario, han informado en una nota desde el Hospital Juan Ramón Jiménez.

Durante un periodo de ocho semanas, un total de 100 individuos sanos de entre 25 y 55 años incluyeron en su desayuno 40 gramos de jamón de bellota cien por cien ibérico de esta firma, y sus análisis se compararon con otro periodo de ocho semanas en el que los mismos individuos siguieron su dieta habitual.

“Tras el estudio podemos afirmar que el consumo de este jamón en una dosis de 40 gramos diario es recomendable para la población en general, ya que no incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y tiene además efectos favorables sobre diferentes lípidos y ácido úrico”, ha afirmado el doctor Márquez.

Entre los principales beneficios de su consumo resultantes del estudio destaca el aumento del colesterol bueno. La ingesta diaria de 40 gramos de este producto durante ocho semanas conllevó un aumento sustancial de la concentración plasmática del conocido como colesterol bueno, más incluso que algunos fármacos recetados para pacientes con problemas de colesterol. Estos niveles elevados de colesterol HDL tienen efectos protectores ya que evitan la formación de placas de ateroma, responsables de la arterioesclerosis.

También se ha demostrado que contribuye a reducir significativamente las concentraciones plasmáticas de triglicéridos y del colesterol LDL, conocido popularmente como colesterol malo, y que es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares.

En relación a la presión arterial, la recomendación de seguir una dieta baja en sodio en pacientes hipertensos y en población general es una práctica habitual ya que éste produce retención de líquidos y en consecuencia esto hace aumentar la presión en las arterias. Sin embargo, el estudio ha demostrado que la ingesta diaria en las proporciones estudiadas no modificó la presión arterial en los individuos sanos entre 25 y 55 años. Asimismo, se constató que no engorda, ya que los pacientes del estudio no sufrieron modificaciones significativas en su peso, un parámetro de especial relevancia en el desarrollo de síndrome metabólico.

Finalmente, tras el periodo de ingesta, también se observó una reducción significativa del ácido úrico sanguíneo, por lo que se trata de un alimento que se puede recomendar especialmente en pacientes con hipouricemia o gota.

El proceso de elaboració es clave

El origen y el cuidado proceso de elaboración del jamón Cinco Jotas es una de las claves para que el producto final sea una verdadera fuente de salud. Ya en el periodo de la Montanera, cuando en las dehesas del suroeste peninsular viven los cerdos de esta ganadería en libertad, éstos, gracias a su metabolismo, fijan en su tejido adiposo importantes cantidades de polifenoles, tocoferoles y otros antioxidantes naturales. Más adelante, gracias al cuidado proceso de elaboración, éstos se mantienen presentes en el jamón.

Todas estas propiedades tienen en nuestro organismo una importante actividad vasoprotectora, que regula el metabolismo lipídico y evita efectos negativos del estrés oxidativo. Por todo esto, el perfil nutricional de este jamón contiene múltiples activos cuya acción conjunta es la responsable de los beneficios cardiovasculares y metabólicos que se observan en el estudio.

Fundación Fabis

Este proyecto de investigación ha sido promovido por la Fundación Andaluza Beturia para la Investigación en Salud (Fabis), cuya sede se encuentra ubicada en el Hospital Juan Ramón Jiménez. La fundación es una entidad sin ánimo de lucro, marcadamente onubense, orientada a la realización de investigaciones biomédicas de calidad en Andalucía, así como la promoción y desarrollo de innovaciones en las tecnologías sanitarias, en la docencia y en la gestión de los servicios sanitarios.

Dicho estudio clínico ha posibilitado el establecimiento de vínculos de colaboración entre sectores estratégicos en la provincia de Huelva como son el ámbito hospitalario, de atención primaria y el sector agroalimentario, así como la traslación de sus resultados a la población general. Para su desarrollo se ha contado también con los investigadores colaboradores Ignacio Vázquez Rico y Fátima Barrero Alor, del servicio de Análisis Clínicos del hospital onubense, y Agueda Baldonedo Suárez y Jesús Jiménez del Distrito Sanitario Huelva-Costa.

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail