agrodiariohuelva.es|viernes, octubre 20, 2017
banner

Demandan al Mapama medidas inmediatas y contundentes para frenar la propagación de la plaga de la avispilla del castaño 

castañas

La Red Estatal del Castaño, órgano que agrupa a los representantes del sector de la castañicultura de las regiones productoras de castaña más importantes de España, ha mantenido una reunión con los responsables del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), ante el agravamiento de la amenaza de la plaga de la avispilla del castaño.

red estatal del castañar

Representantes de la Red Estatal del Castañar y del Ministerio de Agricultura, durante la reunión mantenida en el Mapama.

La convocatoria de la reunión ha venido motivada por la preocupación del sector a los datos que apuntan a una extensión rápida, intensa y generalizada de la plaga por las zonas productoras de castaña de España afectadas de avispilla (Galicia y Andalucía), que salvo en la comarca de Castilla y León de El Bierzo, donde aún no se ha detectado, y en Extremadura, apunta a que la plaga se está extendiendo a una velocidad extremada e inusitadamente rápida, sobre todo en Galicia y Andalucía. Las últimas detecciones confirma la necesidad urgente de acelerar el ritmo de las autorizaciones administrativas pertinentes para implementar medidas urgentes,  inmediatas y de amplitud suficiente que minimicen su rápida propagación y el control inmediato de esta especie invasora, originaria de China pero que lleva presente en Europa desde 2002, año en el que fue declarado por primera vez en Italia, y que llegó a España en el 2012.

Programa de control biológico urgente

La Red Estatal del Castaño ha solicitado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente acelerar los trabajos e investigaciones pendientes que contemplen la aprobación del plan de contingencia ya elaborado y una estrategia urgente de erradicación y control de esta especie invasora de forma coordinada con las diferentes comunidades autónomas y con el sector, así como la inmediata ejecución de un programa de control biológico masivo, único método que se ha revelado eficaz hasta la fecha para el control de este insecto.

Catástrofe ambiental y económica

El bosque de castaño es uno de los hábitats que está declarado de interés comunitario dentro de la directiva hábitat de la Unión Europea, y la pérdida que supone la propagación de la plaga puede decirse que es una de las catástrofes ambientales y económicas ligadas al medio natural más importante de los últimos tiempos. Desde la Red Estatal se ha hecho especial hincapié en que la avispilla supone una afección importante, no solo para el castaño sino para el resto de especies presentes en el hábitat, causando desplazamientos y desequilibrios para el resto de especies presentes, así como causar la pérdida y desaparición del castaño en el ámbito biogeográfico mediterráneo, donde el castaño está ya afectado por otras enfermedades muy graves, como el chancro y la tinta.

avispilla

La avispilla del castaño provoca el decaimiento del árbol.

El castaño, que actualmente ocupa una superficie superior a las 300.000 hectáreas en España, es una de las especies cuyo aprovechamiento más recursos genera en las áreas donde está presente. La recogida y comercialización de la castaña es una de las actividades que más beneficio reporta a las zonas productoras para sus habitantes gracias a la venta del producto en fresco y a la importante industria transformadora dependiente del mismo, y que tanto empleo genera.

Por tanto, la pérdida de producción de castaña puede representar a nivel nacional un impacto negativo en la economía del medio rural superior a los 600 millones de euros, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo y de generación de rentas en el medio rural  de nuestro país, algo imperdonable en el estado actual de nuestra economía.

Medidas inmediatas para defender este valioso recurso natural

La Red Estatal del Castaño reiteró la petición al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para que permitan para el año 2018 el uso como agente de control biológico del Torymus sinensis, parasitoide específico capaz de controlar la plaga, una solución que se ha demostrado ya en otros países como Italia, Francia o Portugal, como la única medida eficaz para el control de la plaga.

La experiencia acumulada en las regiones de Italia o Francia en los pasados años debe aprovecharse para minimizar las afecciones en España y adelantarnos a la aplicación de las soluciones eficientes, actualmente pospuestas por la necesidad de investigaciones que aseguren la no afección del método de control al resto de especies, justificación no respaldada desde la Red, conocedores del resto de experiencias habidas a nivel mundial, apreciando en el factor tiempo uno de los puntos clave para el éxito, en este objetivo de salvación para el castaño y que ven la demora en la toma de decisiones uno de sus mayores enemigos.

Además, la inmediata puesta en marcha de este programa de lucha biológica para controlar la propagación de la plaga, si se realiza con celeridad tendrá un coste mucho menor que si se espera a la extensión de su propagación, reduciendo igualmente la repercusión económica y los daños colaterales de su extensión.

Durante la reunión las organizaciones que componen la Red Estatal acordaron continuar con la colaboración ya iniciada con el Ministerio en la medida de la urgencia de las actuaciones que se proponen, proporcionando el apoyo técnico y de conocimiento que el sector ha ido acumulando en estos últimos años, así como instar a las Comunidades Autónomas a implicarse en la detección y declaración de zonas afectadas y a solicitar las sueltas experimentales pertinentes. Igualmente desde la Red Estatal del Castaño se ha solicitado apoyo del MAPAMA para la realización de una campaña divulgativa e informativa para el sector productor sobre la plaga.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail