agrodiariohuelva.es|jueves, septiembre 21, 2017
banner

Fundación Monte Mediterráneo produce y educa en 100% ecológico con cabaña de ibérico, bovino y ovino en la Sierra de Huelva 

La Junta de Andalucía califica a la Fundación Monte Mediterráneo como “un ejemplo fehaciente” de gestión sostenible y aprovechamiento integral de los múltiples recursos de la dehesa. Así lo han constatado el delegado del Gobierno en Huelva, Francisco José Romero, y el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, durante su visita, junto a la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Eva Salazar, a una instalación que, localizada en el término municipal de Santa Olalla del Cala, aúna la excelencia de una producción ganadera y forestal cien por cien ecológica y la apuesta “firme y decidida” por la investigación y la formación como la “mejor garantía de futuro” para este ecosistema y, por consiguiente, como una “fuente inagotable” de dinamización social y económica.

La cabaña de cerdo ibérico puro.

La Fundación Monte Mediterráneo es, en este sentido, como ha puesto de relieve Francisco José Romero, una entidad pionera al tener en las 700 hectáreas de la Dehesa San Francisco la primera explotación “completamente certificada como ecológica” en España, un hecho que se produjo en 1996, y situarse, en consecuencia, en la vanguardia de una cabaña onubense que es “referente indiscutible” en Andalucía en este tipo de producción.

En este contexto, la empresa, cuyo corcho también está amparado por el sello FSC, cría cada año en torno a 150 cerdos ibéricos puros que se completan con un censo de 20 cabezas más de bovino retinto y berrendo y hasta 400 ovejas de raza merina que derivan, en palabras de Pedro Pascual Hernández, “en unos alimentos de la máxima calidad diferenciados por su origen” y que salen con destino, en su mayoría, a los mercados de Alemania, Suiza y España.

La Dehesa San Francisco va más allá y añade un apartado más a la salvaguardia de la dehesa y el desarrollo social, económico, ambiental y cultural que aporta a través de la investigación y la formación. “Genera riqueza, pero también conocimiento para su transferencia al campo, tanto para su aplicación aquí como para exportarlo”, ha apostillado el delegado del Gobierno de la Junta en Huelva.

En las instalaciones de la Fundación.

Y ello, según ha remarcado Eva Salazar, con una mujer al frente. “Ernestine Lüdeke es, sin duda, una prueba de la inteligencia, la creatividad, el carácter emprendedor y la consecuente necesidad de incidir en el empoderamiento de la mujer rural, porque nosotras tenemos mucho que decir y que ofrecer, y con un papel protagonista, para el desarrollo sostenible de nuestros pueblos”.

En esta línea, el delegado del Gobierno ha recordado que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó en enero I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en la Actividad Agroalimentaria y Pesquera de Andalucía. El documento establece las medidas previstas hasta 2020 para reforzar el papel de la población femenina en la revitalización y diversificación económica del medio rural y de las zonas litorales con presencia de la pesca. Asimismo, amplía las políticas autonómicas de apoyo al emprendimiento y al empleo con el fin de evitar los riesgos de envejecimiento en unos sectores clave de la economía regional. Actualmente, más de 2,24 millones de mujeres viven en la Andalucía rural, que concentra casi el 55% del total de habitantes de la comunidad autónoma.

La nueva estrategia, que consolida la perspectiva de género en el ámbito competencial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, se dirige a mejorar el arraigo de las mujeres, especialmente de las más jóvenes, eliminando los obstáculos que lo dificultan. La mayor parte de sus medidas se desarrollarán en los ámbitos del acceso al empleo, la conciliación laboral y familiar, la profesionalización del trabajo, el apoyo a la iniciativa empresarial y la mejora del reconocimiento social.

Un ejemplar de bovino.

Monte Mediterráneo, en concreto, ha estrechado lazos de colaboración con las universidades de Huelva y Sevilla y trabaja en un proyecto que busca soluciones al problema de la seca de la encina y el alcornoque en el que participan hasta seis universidades alemanas y una veintena de investigadores.

De igual modo, cuenta con un centro de formación con hasta 15 plazas de alojamiento e imparte cursos homologados relacionados con todos los ámbitos de la dehesa y la producción agraria ecológica, sin olvidar acciones de concienciación ambiental e iniciativas dirigidas a la integración de jóvenes en riesgo de exclusión. Asimismo, destaca por el desarrollo de proyectos estratégicos de cooperación comunitaria en el marco del programa Erasmus+ KA2 o la colaboración directa con ganaderos, cooperativas y administraciones para la reintroducción de la trashumancia.

La cabaña ecológica de Huelva

La ganadería onubense sobresale en el conjunto de Andalucía por su marcado carácter ecológico con un total de 102.974 cabezas (o colmenas) certificadas, un capítulo en el que cobra una especial relevancia la cabaña porcina, donde Huelva es líder incuestionable con 1.547 cerdos criados en explotaciones extensivas bajo los más estrictos criterios de sostenibilidad (el 83,04 por ciento de los 1.863 registrados en toda la comunidad autónoma).

A ello se suma la segunda posición en el sector del vacuno ecológico, en el que las instalaciones de la provincia aportan al censo regional 25.974 reses, el 23,29 por ciento de las 111.533 que se extienden por todo el mapa andaluz. Las cifras, en cuanto al ovino y el caprino, se cierran en Huelva con 55.632 y 7.529 cabezas que dan lugar a carne, leche o quesos tradicionales ecológicos y, por ende, de la máxima calidad y sabor.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail