agrodiariohuelva.es|Martes, Abril 25, 2017
banner

España, primer país en superficie vitivinícola del mundo y tercer productor mundial de vino 

La Organización Interprofesional del Vino de España ha celebrado este miércoles en CaixaForum Madrid su puesta de largo, en la que se han analizado los retos y oportunidades del sector vitivinícola español en los próximos años. La jornada, que contó con el apoyo de AgroBank, fue inaugurada por el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Cabanas. Las ponencias han destacado el peso de España como primer país en superficie vitivinícola del mundo y tercer productor mundial de vino.

No obstante, su consumo se ha venido reduciendo en los últimos años y se encuentra muy por debajo de otros países de su entorno, productores o no, como Francia e Italia. “Para que el vino recupere el lugar que le corresponde en nuestra mesa, todo el sector debe remar en la misma dirección, y una Interprofesional fuerte y unida es clave para lograrlo”, señaló el presidente de la organización, Ángel Villafranca.

Durante la jornada se avanzaron los resultados del ‘Estudio estratégico sobre la recuperación del consumo del vino en España’ que está desarrollando la Interprofesional y que servirá de base para orientar su estrategia en el futuro. Nicolás Horovitz, de BMC Strategic Innovation, fue el encargado de adelantar estos resultados, destacando como prioridad la necesidad de asegurar un relevo generacional que contribuya a recuperar el consumo del vino en nuestro país. “Es prioritario asegurar el relevo generacional, ya que el aprendizaje del consumo de vino por parte de los jóvenes asegura su entrada en el mundo del vino y su consumo en el futuro”, explicó Horovitz.

La jornada ha contado además con dos mesas redondas en las que representantes de distintos eslabones de la cadena vitivinícola aportaron su visión y experiencia. La primera de ellas se dedicó a la recuperación del consumo del vino y en ella se debatieron los motivos de la reiterada caída en el consumo y las diferentes opciones que podrían impulsarlo, como la mejora de la comunicación del producto o las relaciones del sector con la distribución y la restauración.

En la segunda mesa redonda los participantes compartieron su visión sobre la aportación del sector del vino a la sociedad española, en lo relativo a la sostenibilidad desde el punto de vista económico, social y medioambiental. Asimismo, se plantearon distintas estrategias para reforzar la imagen de producto hecho en España que puedan motivar el consumo interior.

La jornada sirvió también para que Susana García, de la Interprofesional del Vino de España, presentara la hoja de ruta que seguirá la organización en los próximos años y que está marcada por la Orden de extensión de norma, que busca como primer objetivo el incremento del consumo interno, pero también ganar nuevos mercados y ganar valor para nuestros vinos para que sean una referencia en el mercado mundial. “Estamos obligados a crear un sector del vino, donde la confianza entre los actores del sector es la pieza clave para avanzar. Del consenso y el diálogo deben nacer los acuerdos estratégicos, para crear el futuro nadie sobra y todos somos necesarios para sumar en el proyecto”, explicó Susana García.

Por último, clausuró la jornada el prestigioso psiquiatra Enrique Rojas con la conferencia “vino y felicidad” que situó al vino en el plano espiritual del hombre, al nivel que el arte o la literatura.

960.000 hectáreas plantadas y 43,1 millones de hectolitros

Por su parte, el secretario general de  Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha puesto en valor el carácter estratégico del sector vitivinícola, tanto para la agricultura como para la economía y el medio ambiente. Un cultivo, ha añadido, que sitúa a España como primer país en superficie de viñedo, con cerca de 960.000 hectáreas plantadas, lo que supone el 30% del total de la UE y el 13% de la superficie mundial, con una producción que en 2016 alcanzó los 43,1 millones de hectolitros, lo que representa el 15% de la producción mundial.

También ha resaltado en la inauguración Jornada de la Organización Interprofesional del Vino la considerable superficie de viñedo dedicado a la agricultura ecológica, que alcanza casi las 100.000 hectáreas, lo que supone casi el 20% de la superficie de cultivos permanentes dedicados a la agricultura ecológica.

Cabanas ha subrayado la conveniencia de abordar este aspecto como una tarea de todos. Un reto, ha apuntado, que exige seguir mejorando la situación del sector para dotarlo de una mayor estabilidad, un mejor conocimiento de los datos y situación de mercado, la puesta en valor de  este producto entre los consumidores nacionales y seguir consolidando la posición española en los mercados exteriores.

En esta línea ha insistido en la importancia de fomentar el consumo responsable de vino entre la población joven como base de futuro del sector. Para ello ha apuntado la conveniencia de ensalzar el consumo de vino como elemento diferenciador y ”saludable”, como se identifica en otros países como Francia e Italia.

Ha destacado la inclusión de la medida de promoción del vino en mercados de terceros países, que ha supuesto un cambio importante en las medidas tradicionales de apoyo al sector y ha llegado a convertirse en un elemento clave para mejorar la competitividad e internacionalización de las empresas.

A este respecto, Cabanas ha incidido en la expansión del sector hacia  mercados internacionales,  destacando las exportaciones a países como Francia y Alemania en el marco de la Unión Europea y la consolidación  en mercados importantes como China, Estados Unidos o Rusia.

En relación con el mercado francés, el secretario general ha explicado que, frente a los incidentes registrados,  los gobiernos español y francés están trabajando estrechamente en la constitución de un Comité Mixto para fomentar el diálogo y el entendimiento entre los productores y las administraciones.

Por último Cabanas ha ponderado la labor de la Interprofesional y la extensión de norma aprobada en 2016, que permitirá llevar a cabo acciones de promoción en el mercado interior, de buenas prácticas de comunicación comercial entre los operadores, de mejora de la cadena de valor vitivinícola y de I+D+i.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail