agrodiariohuelva.es|Domingo, Julio 23, 2017
banner

Bayer apuesta en Huelva por el control biológico y da las claves para ponerlo en práctica en el sector citrícola 

La complejidad del control biológico de plagas se clarifica tras escuchar la exposición del doctor ingeniero agrónomo y coordinador de Márketing Estratético de Bayer, José María Soler Feliu, profesor de la Universidad Politécnica de Valencia. Este ha intervenido hoy en una jornada en el centro tecnológico de la Agroindustria, Adesva, de Lepe, en Huelva, sobre el control biológico de plagas en los cítricos, organizada por la empresa Bayer Crop Science y su distribuidor en Huelva, AgroNew. Han asistido Miguel Angel Sanz, coordinador de Márketing Operativo Sur; Serafín Pérez, jefe de área de Bayer en Andalucía, y Francisco Manuel Díaz, ingeniero técnico agrícola en Bayer, entre otros. También ha intervenido en la jornada Javier Pérez, responsable del Cultivo de Cítricos de Bayer.

José María Soler, durante su intervención.

El profesor de la universidad valenciana ha explicado con detalle y magistralmente las familias y grupos de insectos, parásitos y depredadores relacionados con el sector de la citricultura, aunque ha señalado que las claves a seguir en la gestión del control biológico sirven de la misma forma para otros cultivos predominantes en la provincia de Huelva como el de los frutos rojos.

El científico se ha explayado en las explicaciones para identificar los individuos que son aliados de los cultivos y diferenciarlos de los que no lo son, así como a señalar a aquellos que realmente interesan al agricultor y que coinciden con los más evolucionados. En una conferencia esencialmente audiovisual durante la que ha mostrado fotografías científicas hechas al microscopio por él mismo y recogidas en los campos citrícolas valencianos, ha subrayado lo importante que es mantener y aumentar la biodiversidad en las zonas de cultivo y sobre todo ayudar a los ‘amigos’ de las plantas con la misma contundencia que se emplea para eliminar a los ‘enemigos’. Ha advertido que hay que tener especial cuidado al controlar las plagas para “no eliminar todo lo que existe alrededor” por lo que es conveniente controlar la plaga pero no acabar con ella, porque esto supondría eliminar también todo lo que existe alrededor.

En conclusión, Soler Feliu ha asegurado que el control biológico ayuda a elevar la abundancia de biodiversidad para conseguir elevar también la rentabilidad de las cosechas que es, al fin y al cabo, lo que interesa al agricultor. Además es perfectamente compatible con aportes naturales y recomienda mantener a raya a las hormigas porque impiden la depredación.

La conferencia ha despertado el interés de los productores de cítricos de la provincia de Huelva y de Portugal que han llenado el salón del centro Adesva, entre los que se encontraba el presidente de la Delegación de Huelva del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental, Coitand, Julio Volante. El profesor ha señalado los productos Bayer como Movento o Envidor como compatibles con los parasitoides.

También ha intervenido Javier Pérez, responsable del Cultivo de Cítricos de Bayer, quien ha hecho una clara apuesta por la agricultura sostenible y la producción integrada, todo apunta a que ambas han mostrado una clara tendencia al alza en los últimos años, que seguirá en los próximos. El técnico ha afirmado que la agricultura sostenible ha evolucionado y ha dado un vuelco en todos los sentidos desde el manejo de riego, la poda, el uso de patrones o de variedades resistentes a plagas.

Javier Pérez, responsable del sector de cítricos de Bayer.

De la misma forma que la Gestión Intergrada de Plagas utiliza métodos físicos para poner en práctica dicho control también han aparecido métodos químicos que se hacen compatibles con la agricultura sostenible. Precisamente Bayer cuenta en su catálogo como una gama de ellos.

Javier Pérez ha explicado que Bayer oferta, además, formación para los agricultores con ponencias teóricas y talleres prácticos, “porque no sólo es importante poner producto sino que también lo es cómo ponerlo, así como proteger algunas zonas de especial interés como acuíferos”, ha apuntado.

Javier Pérez ha dado cuenta de los diferentes servicios de apoyo y de herramientas de sostenibilidad de Bayer Crop Science como el Digital Farming que se ha desarrollado para cultivos extensivos pero que se puede adaptar a otras producciones y que consiste en una red de monitoreo on line para el control de plagas. Zoner es una herramienta de teledetección que, por ejemplo, identifica las zonas más fértiles de las menos fértiles y mide los índices de vegetación de las plantas, es decir el vigor e incluso puede hacer un histórico. Expert y Weedscout son otras dos herramientas de última generación; la primera, se aplica en cultivos extensivos y la segunda sirve para identificar malas hierbas con sólo poner el terminal móvil delante de la planta.

El responsable de cultivos citrícolas de Bayer ha hecho referencia al proyecto Food Chain Partnership que cuenta con más de una década de experiencia y al que ya se han sumado miles de hectáreas de cultivos de Huelva, de Andalucía y del resto del país. En la provincia de Huelva cooperativas de frutos rojos como Grufesa y Cuna de Platero se han sumado al Food Chain Partnership, así como las producciones onubenses de fruta de hueso de la empresa Royal.

El Food Chain Partnership es un proyecto de carácter internacional que implica a toda la cadena de producción agrícola en prácticas sostenibles y que cuenta con el apoyo y reconocimiento certificaciones internacionales. Este año en la feria europea más importante del sector de las hortalizas y frutas frescas, Fruit Logistica, técnicos de empresas productoras de diversas partes del mundo explicaron cómo han evolucionado de la mano de este proyecto de Bayer.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail