agrodiariohuelva.es|Jueves, Mayo 25, 2017
banner

Freshuelva confirma que el sector fresero no ha necesitado una autorregulación durante la última Semana Santa 

El sector fresero de Huelva afronta la última fase de la campaña 2016-2017. Y lo hace sin grandes contratiempos, si exceptuamos las fuertes lluvias que cayeron en la provincia onubense la pasada semana y que, según ha comentado hoy el gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, solo han ocasionado daños superficiales en algunas fincas situadas en la zona productiva situada entre Palos de la Frontera y Moguer.

La producción fresera se ha estabilizado este año durante el complicado mes productivo de abril.

En el balance realizado por Domínguez, durante la presentación de la nueva campaña de las Super Berries que ha puesto en marcha el grupo Plus Berries, ha destacado que por primera en muchos años el sector fresero no ha tenido que realizar una llamada a la autorregulación durante la Semana Santa y los días posteriores. La reducción de hectáreas de fresas que se ha llevado a cabo en Huelva en los últimos años, la finalización del periodo productivo de las variedades tempranas (que suponen entre el 20 y el 25% de la superficie)  y una climatología acorde con las estaciones han propiciado “que la producción fresera se haya desarrollado durante el mes de abril de forma correcta”.

Además, según ha precisado, tanto durante la Semana Santa como por la posterior se ha producido mucha demanda de fresa en los mercados tanto nacionales como internacionales, lo que ha posibilitado que el balance de este mes abril, que suele ser complicado para el sector, “sea positivo”.

Superproducción de arándanos

En cuanto al resto de las berries, el gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Fresas de Huelva, Rafael Domíguez, ha comentado que durante la Semana Santa la comercialización de la frambuesa tuvo un “pequeño bajón, porque se acumuló un poco de mercancía durante esa fecha, aunque posteriormente se ha ido regulando tanto su precio como su salida hacia los mercados; que la mora se está comportando muy bien, de una forma regular durante toda la campaña; mientras que en el arándano sí es cierto que se ha registrado una superproducción en abril, que ha ocasionado un cierto sufrimiento a los productores porque no podían dar salida en los mercados al importante tonelaje que se estaba recolectando con tanta antelación en las plantaciones, ya que lo normal es que la campaña de arándanos comience a principios de mayo”.

Rafael Domínguez, por último, ha precisado que si las temperaturas se mantienen altas, el sector fresero mantendrá el mismo ritmo de actividad durante todo el mes de mayo, mientras que las demás berries también continuarán presentes tanto en los mercados durante el mes de junio. En este sentido, el gerente de la patronal ha reiterado que aunque los frutos rojos de Huelva se distribuyen, prácticamente, por todos los países europeos, “estas berries podrían llegar a países más lejanos y a todos los rincones del mundo si Huelva contara con mejores infraestructuras”.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail