agrodiariohuelva.es|Jueves, Junio 29, 2017
banner

COAG Andalucía pone en marcha la Federación de Juventudes Agrarias que coordinará el ganadero de Huelva Antonio Jesús Flores 

La Federación de Juventudes Agrarias de COAG Andalucía comienza hoy su andadura, tras la Asamblea Constituyente que tuvo lugar en el pasado mes de abril. Hoy se ha celebrado en Sevilla la primera reunión, con la distribución de responsabilidades y la planificación de las líneas de actuación a corto, medio y largo plazo.

El coordinador de Juventudes Agrarias es el ganadero onubense Antonio Jesús Flores Jiménez, natural de Cortegana. Tiene 33 años y una explotación de porcino ibérico en la Sierra de Huelva. La secretaria es la agricultora almeriense Francisca Ruiz Requena, natural de El Ejido. Tiene 34 años y cultiva calabacín y melón en invernadero. El tesorero será el ganadero sevillano Joaquín Díaz Corio, que tiene 32 años y una explotación de vacuno de carne en la localidad de Carmona.

Asimismo, se han distribuido las diferentes responsabilidades, quedando del siguiente modo:

– Responsable de Sectores de Producción: Francisco Elvira Arroyo, olivarero de Jaén.
– Responsable de Organización interna y Relaciones Externas: Mª Carmen Díaz Contreras, agricultora de Málaga.
– Responsable de Medio Ambiente: Juan Antonio Ruiz Madueño, apicultor de Córdoba.
– Responsable de Formación y Desarrollo Rural: Inés González Salas, algodonera de Cádiz.
– Responsable de Igualdad de Oportunidades y Relevo Generacional: Estefanía García Rivas, horticultora de Granada.

Líneas de trabajo

Entre las cuestiones prioritarias para la Federación destaca la preocupación por el relevo generacional, que debe ser un tema estratégico para el gobierno andaluz. No podemos olvidar que hay más de 82.000 titulares de explotación andaluces que tienen más de 65 años, mientras sólo el 9,4% tiene menos de 40.

En Juventudes Agrarias existe también inquietud por conocer cuándo se van a convocar de nuevo las ayudas a la incorporación a la actividad agraria, y se ha expresado el malestar de los jóvenes ante los retrasos en los pagos y en la resolución definitiva de la convocatoria anterior, que trae como consecuencia la imposibilidad de acceder a la Reserva Nacional de derechos y la pérdida de fondos para Andalucía. No obstante, los jóvenes han recordado que la mejor manera de fomentar el relevo generacional es facilitar la rentabilidad de la actividad, para que los agricultores y ganaderos puedan vivir de su trabajo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail