agrodiariohuelva.es|sábado, octubre 21, 2017
banner

El Centro de Seguimiento de Pesca gestiona la información de los buques 24 horas al día todo el año 

Uno de los pilares de la norma AENOR Atún de Pesca Responsable (APR) de la flota atunera española de cerco es el control de su actividad, siendo fundamental el papel que juega, en este ámbito, el Centro de Seguimiento de Pesca (CSP), localizado en las instalaciones de la Subdirección General de Control e Inspección de la Secretaría General de Pesca del MAPAMA. El director general de Ordenación Pesquera del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jose Luis González Serrano, ha estado hoy en el centro acompañado por el director gerente de la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC), Julio Morón, y el secretario general de la Confederación española de Pesca (CEPESCA), Javier Garat.

Julio Morón, director gerente OPAGAC junto a director general Ordenación Pesquera, José Luis Serrano.

Este centro es un elemento nuclear del sistema de control e inspección pesquero español, el único del mundo con la certificación ISO 9001:2015. Puesto en marcha en 1995 y con un equipo de una veintena de personas, el CSP presta servicio 24x7x365 y registra anualmente un volumen de 17,5 millones de posiciones, correspondientes al seguimiento de alrededor de 2.000 embarcaciones pesqueras, incluidos 40 buques de OPAGAC que faenan en aguas del Atlántico, Índico y Pacífico.

Este intercambio de información es posible gracias a los sistemas VMS (Vessel Monitoring System), también conocidos como Equipo de Localización de Buques (ELB) o cajas azules, y encargados del registro de los datos de posicionamiento y su envío, vía satélite, a una estación terrestre (LES) que los reenvía a su vez al CSP.

La flota atunera española, agrupada en OPAGAC (Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores) y monitorizada a través de este centro se convirtió, el pasado año, en la primera flota del mundo en disponer de un certificado de Atún de Pesca Responsable (norma APR). Con ello, esta flota desarrolla su actividad sujeta a las mejores prácticas en tres ámbitos: de respeto al medio ambiente y a los recursos pesqueros, garantiza de las mejores condiciones laborales y de seguridad de sus 1.600 tripulantes -900 de terceros países- y cumplimiento de las mejores prácticas en materia de control.

Envío de información cada hora

El CSP establece la frecuencia de envío de información que es, generalmente, cada hora, si bien varía en función de la pesquería y la zona en la que se faena. En el caso de los buques de la flota atunera la frecuencia de envío de posición es cada 12 horas. Para ello, esta flota utiliza un sistema VMS (Vessel Monitoring System), conocido como caja azul y que, desarrollado por la española Satlink, envía datos de posición, velocidad en nudos y rumbo, vía satélite, a través de Inmarsat C, Inmarsat IsatData Pro (IDP) e Iridium. El CSP interpreta estos datos, y puede determinar si el barco navega o pesca y, en ese último caso, si lo hace en una zona en la que tiene permiso.

El director general de Ordenación Pesquera del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jose Luis González Serrano, ha destacado hoy la labor que se realiza desde el Centro de Seguimiento de Pesca, desde donde se gestiona toda la información relativa a los buques pesqueros, con un servicio que cubre las 24 horas del día durante todo el año.

Gonzalez Serrano ha resaltado también la importancia del protocolo de intenciones  suscrito en abril de 2014 entre la Secretaría General de Pesca y CEPESCA para la monitorización de la actividad pesquera por parte de la Secretaría General de Pesca  de buques de interés español abanderados en un tercer país.

Este protocolo, ha  apuntado,  pretende mejorar la transparencia de las actividades pesqueras de la flota asociada a CEPESA que está abanderada en pabellón de tercer país no comunitario, así como facilitar la monitorización y seguimiento de esta flota para la mejor aplicación del Reglamento CE/1005/2008 de lucha contra la pesca IUU.

Según el gerente de OPAGAC, Julio Morón, “la flota atunera española de cerco es la más controlada del mundo. Este control alcanza a los buques atuneros con bandera española y a aquellos que enarbolan la bandera de un tercer país, de forma que los buques con pabellón extracomunitario están sometidos al mismo férreo control que los que tienen su base en Bermeo o Vigo”. “La norma APR de Atún de Pesca Responsable”, -añade Morón- “garantiza el más elevado nivel de cumplimiento y nuestro objetivo es lograr que su cumplimiento se exija a toda la producción de lomos de atún que se comercializa dentro de la UE”.

Así mismo, y gracias al sistema TrackIT, integrado con el VMS, las empresas armadoras pueden recibir toda esta información para su control, con la posibilidad de establecer alarmas, así como para su análisis a través de cuadros de mando que permiten el seguimiento constante de actividad.

La flota atunera, además de estos sistemas, también incorporan el sistema AIS (Sistema de Identificación Automática), obligatorio para las embarcaciones de más de 15 metros de eslora y que facilita el nombre, tipo de embarcación, tamaño y destino; así como el diario electrónico de a bordo (DEA), a través del cual los buques comunican diariamente a la administración los datos de sus capturas.

Por último, cabe recordar que la flota atunera española también fue la primera en embarcar voluntariamente observadores científicos y ha complementado, además, este elemento humano de vigilancia y control con un sistema de Observador Electrónico, denominado SeaTube que, a través de un circuito de cámaras instaladas en distintos puntos del barco, graba toda la actividad pesquera. Las grabaciones se almacenan durante dos años para que, en caso necesario, puedan ser revisadas por terceros.

Pesca ilegal

Durante este acto se han expuesto las principales líneas en materia de política española de lucha contra la pesca No Declarada y No Reglamentada (INDR). Una pesca ilegal que sigue siendo una importante amenaza mundial para la gestión sostenible a largo plazo de las pesquerías y el mantenimiento de ecosistemas productivos y saludables, así como para las condiciones socioeconómicas estables de muchas de las comunidades pesqueras artesanales y de pequeña escala del mundo.

Frente a esta lacra se han explicado las principales operaciones puestas en marcha por el Ministerio, que han dado lugar a al inicio de expedientes sancionadores y ponen de manifiesto la firme voluntad de España de continuar siendo una referencia internacional en la lucha contra la Pesca Ilegal, No declarada y No Reglamentada

Para ello se seguirá aplicando una política de tolerancia cero ante la detección de este tipo de prácticas, no sólo en cuanto a los buques de bandera española, sino incluyendo las actividades de sus nacionales en cuanto a buques apátridas  o con bandera de terceros, en cualquier parte del mundo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail