agrodiariohuelva.es|Jueves, Agosto 17, 2017
banner

SAT La Redondela: El problema de los productores de fresa es que “estamos dispersos, divididos y cada uno mira para un lado” 

ADH_sat la redondela 3El presidente de la SAT La Redondela Manuel Romero, en uno de los campos de fresa de la sociedad.Carlos Romero, Manuel Romero y Antonio Martín posan delante de los envases con la marca Taray.La mayor parte de la producción de la SAT La Redondela es de fresa.La planta de manipulación.Una mujer trabaja envasando fresas cuidadosamente.El arándano es uno de los frutos que servirá para diversificar la producción de fresa de la SAT La Redondela.

SAT La Redondela ha sido y es fresera. Esta sociedad de productores de La Redondela (Isla Cristina) en Huelva se ha dedicado durante sus 33 años de existencia a producir y vender fresón, “a nosotros nos ha ido bien con la fresa”, afirma sin más su gerente Antonio Martín. Este es el motivo por el que no tomaron la decisión de aventurarse con otros cultivos hasta hace tres años, entonces optaron por dar un viraje a su producción y cultivar otros frutos rojos, algo que otras cooperativas freseras de la provincia de Huelva hicieron ya hace casi dos décadas. Como ellas, SAT La Redondela también ha decidido por diversificar su producción de fresa con otros frutos rojos, concretamente arándano y frambuesa, aunque parecen estar más decididos por la frambuesa que por el arándano, debido a los temores que se han producido en torno a este fruto por la superproducción que algunos temen.

Esta campaña será la primera en la que haya frambuesa y arándano de la marca Taray en los mercados, denominación con el que se conoce la fruta de la SAT La Redondela. Es poca cantidad, apenas unos 150.000 kilos entre los dos productos, algo testimonial si se compara con las 3.500 toneladas de fresa que se prevén en esta campaña.

Una vez que han apostado por la diversificación, los productores de La Redondela seguirán avanzando en esa línea, de forma que la próxima campaña seguirá aumentado esta superficie de otros frutos rojos hasta alcanzar un 20% de la superficie a costa de la fresa.

Tanto el presidente Manuel Romero como el gerente Antonio Martín están convencidos de que hay que regularizar el sector de la fresa para “proteger al agricultor”, subraya el gerente, “que al final, es quien sale perdiendo”. Martín, que lleva al frente de la Gerencia de la SAT desde los inicios de esta formación (campaña 83/84), afirma que los productores de Huelva se enfrentan en cada campaña a ellos mismos, por que el sector está “dividido y disperso, cada uno está mirando hacia un lado”. Rechaza y critica el hecho de que “siga habiendo camiones cargados de fruta dando vueltas por Europa durante tres días sin precio, ese es nuestro problema”. Y cuando “se da la voz de alarma; todos estamos aguantando la fruta para ver si el vecino la tira y aprovecharme yo de la bajada de oferta en el mercado. Eso no puede continuar”, añade.

El gerente es categórico al afirmar que “tenemos que defender nuestro producto” y, a su juicio, para ello “tenemos que responder todos a una cuando se da la voz de alarma en los mercados, es decir cuando llega más fruta de la que es capaz de absorber el mercado. Parar a tiempo, es la clave”. Y subraya que, “cuando se extienda por Europa la idea de que aquí racionalizamos la salida de fruta, será otra cosa”.

También “tenemos que pensar que nuestra campaña no puede coincidir con las europeas”, añade.

Antonio Martín cree que una de las debilidades del sector es que no tiene la suficiente fuerza frente a las administraciones públicas para que regule y exija que se cumplan las normas, aunque entiende que, por otra parte, estamos en el libre mercado, para lo bueno y para lo malo.

El 100% de la producción de fruta de la SAT La Redondela es integrada, como la mayor parte de la producción fresera de Huelva, y además el 70% va un paso más allá al aplicar la lucha biológica. La producción limpia, libre de residuos, es una de las máximas que cumplen los agricultores asociados en La Redondela siguiendo las directrices de la demanda exigente de los mercados que abastecen, que en su caso son exclusivamente Europeos: Suiza, país extracomunitario que, anualmente, adquiere el 45% de la fruta de marca Taray, el otro 45% va a Italia y el 10% restante a Alemania. “Suiza es uno de los mercados más exigentes de Europa, antes de enviar la fruta tenemos que mandar los resultados de analíticas y auditorías que se contrastan con los que ellos mismos hacen una vez que la fruta llega; nunca nos han devuelto mercancía”, asevera el presidente de la SAT La Redondela.

Esta agrupación de productores de la Costa Occidental onubense exporta el 100% de la fruta que produce, salvo un porcentaje muy residual que en los últimos años se está enviando a las Islas Canarias para atender la demanda de uno de sus clientes. En Europa, “tenemos clientes fidelizados desde hace muchos años que confían y reconocen la calidad de nuestra fruta”, apunta el gerente.

Producciones Club

SAT La Redondela cuenta con dos producciones club, la fresa Victory y la frambuesa Adelita. El hecho de cultivar estas variedades de fruta es para dar respuesta a peticiones concretas de clientes. La directiva de la SAT está dispuesta a seguir esta línea de producción de cara al futuro, la intención es aumentar la superficie de cultivo de Victory, variedad con la que los productores redondeleros están cómodos por su buen comportamiento en postcosecha, fundamentalmente.

En esta campaña ya se ha duplicado la producción de Victory con respecto a la anterior y planes similares se aplicarán en la frambuesa.

Los socios también están cultivando Primoris y Rociera, ambas variedades de Fresas Nuevos Materiales,FNM, firma de la que forman parte al estar integrados en la organización Freshuelva, y Fortuna de la americana EmcoCal. Aunque esta última irán reduciéndola porque “es la que más daño está haciendo al sector, al dar mucha producción cuando no hay consumo en Europa; esto baja los precios y luego ya es muy difícil que vuelvan a subir”.

La plantación de frambuesa está ocupada en un 90% por la variedad Adelita de Planasa, una planta a la que los socios que han apostado por la diversificación se han acostumbrado y con la que están cómodos.

En lo que respecta al arándano se han puesto variedades libres como Star y Ventura y desde la directiva de la SAT creen que, de momento, la superficie alcanzada se debería estabilizar en espera de comprobar cómo evoluciona el sector.

Investigación

De cara al futuro, la SAT La Redondela tiene previsto contar con algún campo de ensayo. El gerente Antonio Martín explica que se va a probar con un campo de una hectárea y, probablemente, se utilizará para experimentar con variedades de frutos rojos.

Sobre nuevos cultivos, la directiva está explorando alternativas como el olivar o el almendro, dos producciones que son tradicionales en la provincia de Huelva y que se dan con buenos resultados.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail