agrodiariohuelva.es|domingo, octubre 22, 2017
banner

UPA Andalucía denuncia la situación “ruinosa” que vive el sector de la patata con precios por debajo del coste de producción 

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía ha denunciado la “situación ruinosa” que están viviendo los productores de patata. “La entrada de patata vieja francesa, que lleva seis meses encerrada en cámaras, ha hundido los precios de este producto hasta los 0,12 euros/Kg., mientras que los costes de producción rondan los 0,29 euros” aseguran desde la organización agraria en un comunicado.

“La inestabilidad que sufre el mercado de la patata está perjudicando muy gravemente” a los agricultores andaluces de este sector, añaden. La organización agraria UPA Andalucía ha denunciado este jueves la “crítica situación del sector en nuestra tierra debido a la permanente entrada de patata vieja francesa mantenida en cámaras frigoríficas durante seis meses”.

UPA ha hecho un llamamiento a las empresas de la distribución para que ofrezcan productos cercanos y locales a los consumidores, y les ha instado a que apuesten por la supervivencia de un sector que con unos costes de producción de 0,29 euros está vendiendo su producto a 0,12 euros,“en el mejor de los casos”.

“Los consumidores andaluces saben que nuestra patata fresca tiene los mejores atributos para la salud, la nutrición y el paladar”, han señalado desde UPA Andalucía. Para esta organización, la solución pasa por aumentar el consumo nacional identificando correctamente el producto y dándole al consumidor la oportunidad de elegir la patata nueva española.

UPA Andalucía cree que se deben mejorar las estructuras productivas y de comercialización. “Tenemos que concentrar la oferta, ajustarla mejor a la demanda y dotar de mayor valor añadido a los productos obtenidos, ya sea mediante incentivo y apoyo decidido a las agrupaciones de productores de patata o mediante otras fórmulas como la potenciación y mejora de los contratos agrarios”, han explicado.

También es “imprescindible”, afirman, establecer un adecuado etiquetado de los envases comerciales de patata, que aporten información veraz y precisa al consumidor, haciendo especial hincapié en el origen de las patatas. Así mismo, “se deberá velar, a través de un aumento del control, porque la información que recoge la etiqueta corresponda de manera rigurosa con lo que hay en el envase”.

La patata, un sector de enorme importancia

Este sector genera más de 20.000 empleos en toda España, con una producción media de 280.000 toneladas en Andalucía, donde se cultivan, según datos de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, 10.500 hectáreas.

La patata se produce en todas las provincias andaluzas, destacando Sevilla con 5.200 hectáreas; Cádiz con 1.600; Málaga, 1.300; Granada, 800; Córdoba, 660; Almería y Huelva, 450, y Jaén con 80 hectáreas.

Este cultivo no tiene regulación específica en la OCM. España tiene una estructura de producción muy atomizada que en general no tiene capacidad de concentrar su oferta, produciéndose en consecuencia importantes oscilaciones de precios según campañas. “Es preciso apostar por una Interprofesional eficiente y con instrumentos de actuación viables, en la que tengan cabida los productores, consumidores y también la distribución”, han concluido desde la organización UPA.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail