agrodiariohuelva.es|Viernes, Julio 28, 2017
banner

Perú prevé exportar en torno a las 95.000 toneladas de arándanos dentro de cuatro años y llegar a mercados como Japón y Corea 

El Jefe de la Unidad de Negocios Arándanos de la empresa de Perú Camposol SA, Rodrigo Manzo.

Las ponencias técnicas de la segunda y última jornada del III Congreso Internacional de Frutos Rojos de Huelva ha comenzado con la exposición del Jefe de la Unidad de Negocios Arándanos de la empresa de Perú Camposol SA, Rodrigo Manzo, que ha hecho un radiografía de la evolución del cultivo del arándano en el país sudamericano, la comercialización y sus expectativas de futuro. Así, explicó que es un sector bastante joven que prácticamente comienza con este cultivo en 2008, “y no fue fácil porque prácticamente no había variedades para climas sin frio”, puntualiza.

Apróximadamente se cultivan de 3.500 a 4.000 hectáreas de arándanos en el pais andino con una producción que se concentra en los meses de julio a marzo, con un rendimiento medio en torno a las 13.000 toneladas por hectárea. En torno al 85% de la producción de arándanos peruanos se destina a la exportación en fresco, siendo USA el principal mercado, con un 57% del total en la campaña 2016/2017; Europa, con el 26% de la exportación, y Reino Unido, el 13’7% del total exportado.

El crecimiento de la producción de arándano ha sido muy rápido en las últimas tres campañas, ha detallado el experto peruano, ya que ha pasado de exportar 3.260 toneladas en la campaña 2014/2015 a 26,565 toneladas en la última campaña cerrada este año. Y estas cifras no van a parar de crecer, porque todas las previsiones apuntan, según augura Manzo, a que en la próxima campaña 2017/2018 dedicarán a la exportación unas 40.000 toneladas de arándanos; se incrementará a 57.000 en la siguiente campaña; 75.000 en la campaña 2019/2020, hasta llegar a las 95.000 toneladas en la campaña 2020/2021, similar a la cifra que dedica a la exportación actualmente su vecino Chile, el primer país exportador de arándanos a nivel global.

No obstante, Manzo alerta de que este crecimiento tan rápido “tiene retos que hay que asumir”, apuntando a que “hay que abrirse a más mercados que absorban la producción”. En este sentido, explica que los productores peruanos ya tienen abiertos mercados en Canadá y Brasil, y están iniciando los trámites administrativos para abrir el mercado de Japón y Corea.

Otra de los destinos a los que ya han inciado la exportación de arándanos este año es China, “un mercado muy temprano”, y la previsión es que la próxima campaña se destine al mercado asiático, fundamentalmente el chino, el 20% del total de la exportación de arándanos en detrimento del mercado norteamericano.

El transporte se realiza fundamentalmente por vía marítima, ya “que la logística es mucho más fácil cuando se trata de grandes volumenes y además nuestro producto no tiene problemas para afrontar transportes largos y llegar a USA o Europa”, aunque asegura Manzo que también utilizan puntualmente el transporte aéreo “cuando hay que llegar rápido para aprovechar picos de precios altos”.

Actualmente los productores están inmersos en procesos de mejora de rendimiento de las plantas y de recambio de las variedades para mejorar el sabor de la fruta y aumentar el volumen de producción, explica el representante peruano. Junto a ello, Manzo identifica desafíos del sector como consolidar la producción, la calidad del producto y mejorar en sabor y en calibre, y “hay que trabajar en conjunto con otras empresas del sector para ir regulando y no destrozar el mercado: la cadena tiene que ser más eficiente, pero sin dejar de lado la calidad”, concluyó.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail