agrodiariohuelva.es|Viernes, Julio 28, 2017
banner

COAG, preocupada por los bajos precios de la fruta de verano que imponen las comercializadoras en el ecuador de la campaña 

hueso

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha mostrado su gran preocupación por las estrategias de las comercializadoras en origen que, ante la fluidez del mercado por las altas temperaturas en el centro de Europa, están priorizando el abastecimiento de los clientes (entregando incluso sin precio y sin contrato) a costa de la rentabilidad los agricultores. “Las cadenas de distribución mueven los hilos en función de sus estrategias y márgenes. En este juego perverso, las comercializadoras bailan al son que les toquen y los agricultores asumen todo el riesgo. Pedimos que se haga un uso más intensivo y coordinado de los mecanismos de gestión de crisis para limitar los abusos de la distribución europea en base a un control de la oferta”,  ha subrayado David Borda, responsable del sector de Fruta Dulce de COAG.

Tras superar el ecuador de la campaña, el balance que arroja la primera parte es “crítico. Los agricultores murcianos, primeros que salen al mercado con variedades extra-tempranas, han soportado entre abril y junio unos precios medios por debajo de 0,40€/kg, una caída por encima del 60% respecto a la campaña anterior”.

En la actualidad, en plena campaña los precios medios en el campo se sitúan en torno a los  0, 45€/kg  para las primeras calidades de melocotón y nectarina y 0,25€/kg para las de menor calibre. “Hablamos de niveles que no son remuneradores para el agricultor porque se sitúan por debajo de los costes de producción. Por el momento, somos bastantes pesimistas en ese sentido”, ha reconocido el responsable de Fruta Dulce de COAG, David Borda.

En relación a ello, COAG considera totalmente injustificados los últimos ataques a la fruta española en territorio francés, ya que los grandes perjudicados de esta situación son también los productores españoles. En este sentido, desde COAG se exigirá la MAPAMA que la UE imponga sanciones ejemplares al gobierno francés y a los protagonistas de los actos de violencia ante la reiteración de los ataques contra producciones agrarias de origen español en su territorio. Asimismo, se recordará que la UE debe garantizar de forma efectiva y contundente la libre circulación de mercancías en suelo francés. “Este tipo de actuaciones son intolerables.

La crisis de precios que sufren los productores franceses también las estamos padeciendo los productores de fruta españoles. En el trasfondo hay una estrategia meramente comercial. Se busca apartar a los productores españoles del mercado comunitario cuando las verdaderas responsables son las grandes cadenas de distribución, principalmente francesas, que abusan de su posición de dominio en el mercado para imponer precios de ruina en el campo”, ha subrayado Borda.

COAG pide responsabilidad e  invita a todos los agentes de la cadena de valor de la fruta  a un serio proceso de reflexión sobre el futuro del sector en nuestro país. “Los fundamentos del mercado (oferta y demanda) no funcionan,  al final es el agricultor el que acaba vendiendo a pérdidas y con la rentabilidad de su explotación dañada. Esta situación nos aboca a un cambio de modelo: o se reparte de forma equitativa el valor a lo largo de la cadena o a medio plazo tendremos un fruticultura sin agricultores o llevado al extremo una progresiva desaparición de la producción de fruta de verano en España”, ha vaticinado el responsable de Fruta Dulce de COAG.

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail