agrodiariohuelva.es|miércoles, noviembre 22, 2017
banner

Las altas temperaturas adelantan la vendimia de 2017 en la comarca del Condado de Huelva 

La comarca del Condado de Huelva ya se encuentra inmersa en la vendimia de 2017. Como en años anteriores, los primeros cortes de racimos de la campaña de recolección se produjeron a mitad de julio en las siete hectáreas de viñedos que la Bodegas Marqués de Villalúa tiene en el término municipal de Villalba del Alcor.

Como ha reconocido Amalia del Pino, directora técnica y enóloga de Marqués de Villalúa, la cosecha de 2017 se ha adelantado una semana como consecuencia de las altas temperaturas que se registraron durante el pasado mes de junio en la zona.

La selección de los racimos recién cortados se hace de forma manual por los operarios de la bodega de Villalba del Alcor.

La previsión de la bodega es recolectar durante esta vendimia entre 65.000 y 70.000 kilos de uvas. De la primera variedad en recogerse, la Moscatel de grano menudo, se han contabilizado unos 10.000 kilos. Posteriormente, se cortaron la Sauvignon Blanc, cuya producción se ha reducido hasta los 4.000 kilos (en 2016 se llegó hasta los 6.000 kilos), debido a la poda de aclarado a la que han sido sometidas estas vides para obtener unas uvas de una mayor calidad.

El objetivo, según ha indicado Amalia del Pino a agrodiariohuelva.es, “es elaborar, por primera vez en la bodega, un vino blanco con esta variedad en exclusiva”. Este nuevo vino de Sauvignon Blanc, cuya distintivo comercial se encuentra en estudio, podría salir al mercado a principios de 2018.

De las restantes variedades que se cultivan en el viñedo de la Bodegas Marqués de Villalúa, la enóloga estima que de la Moscatel de Alejandría se obtendrá unos 15.000 kilos; de Listán de Huelva, unos 12.000 kilos, y de Pedro Ximénez, unos 20.000 kilos.

Junto a la producción propia, la bodega, que pertenece al Grupo Viñafiel, también tiene contemplado para la elaboración de sus vinos la compra de unos 15.000 kilos de uva Zalema, la autóctona de la comarca, a los viticultores de Villalba del Alcor, así como unos 75.000 litros a la Cooperativa Vitivinícola Nuestra Señora del Socorro de Rociana del Condado.

Junto al vino blanco elaborado con Sauvignon Blanc, los gestores de Bodegas Marqués de Villalúa están inmersos en un nuevo proyecto que consiste en sacar al mercado unas 200 botellas de ‘Ermita de Santa Águeda’, un oloroso que se fundamenta en la variedad Pedro Ximénez y que se destinará a un público gourmet, así como subir la calidad del ‘Colección Descubrimiento’, el último vino presentado en sociedad, compartiendo la crianza de este caldo de uva Zalema entre barricas de madera y de roble americano.

Uvas tintas

Por lo que respecta a la vendimia de las uvas para la elaboración de vinos tintos, todo apunta que a lo largo de esta semana se inicie en el Condado de Huelva la recolección de las variedades que están amparadas en la Denominación de Origen ‘Condado de Huelva’, que son la Syrah, Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. En la cosecha de 2016 se recogieron 418.874 kilos.

La recolección de las variedades blancas no se iniciará hasta finales de agosto o principios de septiembre. Todo dependerá del estado de maduración que presente la uva. En la vendimia de 2016 se recolectaron un total de 18.709.850 kilos. El 90% de esta cantidad lo acapara la uva Zalema, mientras que el 10% restante se lo reparten entre la Moscatel de Alejadría, Sauvignon Blanc, Colombard, Listán de Huelva, Garrido Fino y Pedro Ximénez.

A partir de esta semana se comenzarán a recolectar las uvas tintas y al final de mes, las blancas, las que predominan en los viñedos del Condado onubense.

El presidente de la Cooperativa Vitivinícola Nuestra Señora del Socorro de Rociana, Ceferino Martín, que también ha confirmado a este portal digital que la vendimia de 2017 lleva un adelanto de unos diez días, ha destacado las buenas condiciones que presenta en estos momentos las uvas tanto a nivel de grados como de salubridad, sobre todo porque en esta campaña los viñedos no se han visto afectados por ningún tipo de enfermedad ni de plagas.

Por todo ello, Martín ha estimado que este año se puede recolectar un 40% más de uvas que en la cosecha anterior, que estuvo marcada por la fuerte incidencia del mildiu. Según las previsiones que contempla, de los 3,5 millones de kilos que los socios de la cooperativa recogieron de uvas blancas en 2016, en esta ocasión “podemos llegar hasta los 5,5 millones, aunque la media de anteriores campañas rondaba los 5 millones”.

De las variedades tintas, en la cooperativa vitivinícola de Rociana se recepcionan unos 100.000 kilos, principalmente de las variedades Tempranillo y Cabernet Sauvignon.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail