agrodiariohuelva.es|viernes, octubre 20, 2017
banner

El sector del olivar se reunirá en noviembre en Jaén para debatir sobre sanidad vegetal y la xylella fastidiosa 

El mayor riesgo sanitario para la continuidad del cultivo del olivo en España está ya en nuestro país, se llama xylella fastidiosa. Un organismo de cuarentena, importado. Y la bacteria responsable del síndrome de decaimiento rápido del olivo o CoDiRO, como se ha bautizado en el sur de Italia tras matar miles de árboles en pocos años. No hay cura contra esta enfermedad.

Desde su detección en octubre de 2016 en Mallorca los productores españoles están preocupados, y con razón pues ya ha pasado a la península. Se ha confirmado la presencia de la bacteria en todo el archipiélago y se estima que el salto del patógeno a la península -la mayor superficie de olivar en el mundo y con la climatología más favorable para el patógeno activaría un nuevo escenario de consecuencias imprevisibles.

Las últimas novedades e innovaciones en el manejo y control de la Xylella y sus insectos vectores se presentarán el 8, 9 y 10 de noviembre en Jaén durante en el próximo Encuentro científico de Phytoma-España: ‘El olivar: retos de la sanidad vegetal e innovación tecnológica’, que cuenta con el apoyo y la colaboración de la Junta de Andalucía.

Treinta investigadores y técnicos considerados entre los científicos de mayor relevancia en su campo de actividad ofrecerán respuestas ante los inminentes retos sanitarios y de modernización del olivo. La gestión de la verticilosis (principal amenaza del olivar hoy en Andalucía), enfermedades emergentes como los chancros de ramas, la lepra y la tuberculosis; plagas como la polilla del olivo (Prays oleae), la mosca Bactrocera oleae o el barrenillo negro (Hylesinus taranio) y la resistencia a los herbicidas de algunas malas hierbas destacan en el apartado de Sanidad Vegetal de un encuentro técnico que dedicará su segunda parte a las innovaciones para mejorar la productividad del cultivo mediante el control tecnificado del árbol.

Como explica Manuel Ruiz Torres, director científico de las jornadas y Jefe del laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Jaén (dependiente de la Junta de Andalucía), “el olivar es el último gran cultivo de nuestro país que adolece de una falta de profesionalización: la mayoría de los olivareros son propietarios, no agricultores profesionales, y dentro de estos últimos otro porcentaje mayoritario lo constituyen personas de edad avanzada, con dificultad para mantener una adecuada actualización de conocimientos”.

El Encuentro dedicará una de sus jornadas a la innovación tecnológica aplicada, donde se abordarán, entre otras novedades, la teledetección hiperespectral y térmica para la detección de las enfermedades causadas por patógenos como la Xylella fastidiosa; los nuevos softwares y modelos informáticos de apoyo al olivicultor, aplicaciones de fitosanitarios mediante sensores de precisión, reguladores de crecimiento para mejorar la tolerancia a la salinidad o las nuevas apps de utilidad para, por ejemplo, el control de las malas hierbas.

Todo esto y mucho más configuran un completo Programa para el intercambio de conocimiento y la transferencia de tecnología al servicio de la mejora de la sanidad vegetal del olivo. Una oportunidad para la formación y actualización de técnicos y productores de los que depende que el sector conserve por muchos años el liderazgo mundial.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail