agrodiariohuelva.es|sábado, diciembre 16, 2017
banner

Investigadores del IVIA apuntan a parasitoides del género aphytis como un buen remedio contra el piojo rojo de California 

mandarinas Orri

Investigadores del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias,  IVIA, han comprobado que los parasitoides del género aphytis logran mermar de forma significativa las colonias de piojo rojo de California, aonidiella aurantii, lo que hace de ellos una eficaz herramienta de control biológico.

Los investigadores del IVIA han cuantificado, comparado y valorado el efecto de las picaduras de prueba de dichos parasitoides sobre varios estadios de desarrollo de piojo rojo. Estos parasitoides pican el cuerpo de las cortinillas con el ovipositor y, en ocasiones, no las parasitan ni se alimentan de ellas tras la picadura inicial.

Los estudios han mostrado que la frecuencia con la que ocurren estas picaduras es incluso mayor que la de las picaduras alimenticias y que pueden resultar letales para el piojo rojo de California, especialmente para los estadios jóvenes.

Además, las hembras de piojo rojo de California  que sobrevivieron a estas picaduras tuvieron una fertilidad significativamente menor que las no picadas.

Es decir, que “estos parasitoides son más eficaces para el control del piojo de lo que se se consideraba”, concluyen. En consecuencia, señalan que “este tipo de comportamiento debe tenerse en cuenta en éste y otros sistemas de control biológico cuando se quieran comparar y determinar la eficacia de los parasitoides”.

El proyecto de investigación ha sido cofinanciado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y los resultados se han publicado en la revista Journal of Pest Science.

Huelva: 3ªgeneración para la segunda quincena de agosto

En lo que se refiere a la presencia de piojo rojo de California en plantaciones de la provincia de Huelva, la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de la Junta de Andalucía prevé que en esta segunda quincena del mes de agosto se dará la 3ª generación teniendo en cuenta el seguimiento que se ha hecho desde principios de año sobre la Constante Térmica Generacional y por haberse localizado la 2ª generación a finales del mes de julio.

La RAIF recomienda está en alerta y señala que las altas temperaturas en combinación con una baja humedad relativa pueden ser el mejor tratamiento contra el piojo rojo, pues se llega a producir una elevada mortandad de larvas móviles y recién fijadas, además de retrasar el máximo efectivo de tratamiento de formas sensibles, como ha ocurrido con la 2ª generación.

Se recomienda inspeccionar bien el interior de las copas de los árboles donde el ambiente puede ser más fresco y húmedo, por un lado, y, por otro, instalar placas engomadas con feromona específica para ir elaborando la curva de vuelo de machos.

La RAIF facilita los datos acumulados que indican que a principios de julio con un acumulado de 1.030 grados se registró el segundo máximo de machos que dio origen a la 2ª generación, por lo que se ha previsto un tercer máximo de cara a la 3ªgeneración con un acumulado de 1.630 grados para la segunda quincena de agosto.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail