agrodiariohuelva.es|lunes, noviembre 20, 2017
banner

Andalucía realiza una experiencia piloto para predecir la plaga de la mosca del olivo con inteligencia artificial 

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha este mes, por segundo año consecutivo, una experiencia piloto cuyo objetivo es disponer de un modelo predictivo que anticipe la evolución de la plaga de la mosca del olivo mediante la aplicación de técnicas de Inteligencia Artificial (IA). Contar con información sobre el comportamiento de la plaga de manera anticipada es una herramienta muy potente para técnicos y agricultores con vistas a una gestión integrada de plagas, ya que permite mejorar la toma de decisiones, conocer las zonas y fechas de mayor riesgo e incidencia de la misma, y diseñar medidas de control de una manera más eficiente y sostenible.

Para estos trabajos se utiliza la gran base de datos (Big Data) con que cuenta la  Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) sobre esta plaga y sobre otros parámetros del cultivo. Este Big Data es analizado y empleado para alimentar un  modelo de inteligencia artificial que, mediante técnicas de ‘machine learning’, es capaz de predecir el comportamiento de la plaga con hasta cuatro semanas de antelación. La aplicación de técnicas de gestión del Big Data en agricultura, así como la inteligencia artificial, son dos campos con un enorme potencial para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad del sector agrario. Con este proyecto, Andalucía es pionera en trasladar dichas tecnologías al sector a través de la base de datos con el que cuenta la RAIF.

Esta experiencia piloto beneficia a las Agrupaciones de Producción Integrada de olivar (API) que trabajan en las comarcas de Sierra Mágina en Jaén y en Campiña Alta Oriental de Córdoba, que van a disponer de un análisis semanal que incluye información de predicción del porcentaje de aceitunas picadas por la mosca, como parámetro a tener en cuenta para la toma de decisiones en una gestión integrada de plagas. Del mismo modo, estas API van a suministrar información semanal sobre el estado de la plaga y el cultivo en sus explotaciones que va a servir para mejorar el modelo predictivo. En total son 12 agrupaciones de Producción Integrada, con un total de 9.000 hectáreas de olivar, por lo que esta experiencia beneficiará a 1.568 agricultores de 10 municipios de la provincia de Jaén y 9 de la provincia de Córdoba.

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) es un proyecto de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural financiado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) que ofrece información actualizada del estado fitosanitario de los principales cultivos de Andalucía.

La Red cuenta con el trabajo y la colaboración de cerca de 700 técnicos de campo, fundamentalmente del propio sector productor, a partir de  4.621 estaciones de control distribuidas en las distintas zonas de cultivos y con las que aportan la información y los datos que recopilan en su trabajo diario de asesoramiento a agricultores dentro de los sistemas de Producción Integrada de Andalucía.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail