agrodiariohuelva.es|jueves, septiembre 21, 2017
banner

España y Grecia se unen para crear una federación europea del algodón que impulsará una marca diferenciada 

El sector del algodón de España y Grecia tiene previsto crear una federación europea que actuará como “lobby” para defender sus intereses e impulsar una “marca colectiva” diferencial para el producto. Se prevé que esta iniciativa esté en marcha en mayo de 2018.

El presidente ejecutivo de la Asociación española de Desmotadoras (AEDA), Dimas Rizzo, ha avanzado a Efeagro que esta federación europea del algodón estará integrada por las dos interprofesionales y las dos organizaciones industriales de desmotadores que operan en España y en Grecia, respectivamente.

“La meta sería que en mayo de 2018 estuviera creada y registrada esta federación”, explica Rizzo, para poder defender en común los intereses del sector frente a los cambios normativos o políticos que puedan producirse en los próximos años y ante las instituciones de la Unión Europea (UE), las nacionales o las supranacionales.

La federación sería la encargada de gestionar la futura marca colectiva que proyectan -que tramitarán ante la “EUIPO”, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, con sede en Alicante- y su reglamento de uso.

No transgénico

Una marca que diferenciará al algodón europeo -frente a la competencia de otros países del mundo-, por sus mayores garantías medioambientales, sociales y para el empleo, y especialmente por ser un producto no transgénico.

Rizzo recuerda que ya existe un nicho de mercado de industria textil interesada en adquirir este algodón no modificado genéticamente y sostenible, producido y transformado en desmotadoras ubicadas en territorio de la UE.

Esta semana comenzaba la campaña de recolección, con la apertura de las primeras fábricas o “desmotadoras“, y que las perspectivas son “bastante buenas, porque el algodón, en general, está mejor que el año pasado”. Incluso, se lograrán mayores rendimientos, que Rizzo ha calculado entre 2.500 y 3.000 kilos por hectárea, de media.

Si no hay interrupción por lluvias o climatología adversa, la campaña se dará por cerrada en apenas 30 días de trabajo, aproximadamente, dada la alta capacidad de desmotado que tienen las 8 fábricas o “desmotadoras”; es decir, a mediados de octubre.

El sector productivo del algodón, que se concentra en el Valle del Guadalquivir andaluz, se ha adelantado bastante este año, lo que ha obligado a las desmotadoras a abrir antes. En esta zona se sitúa el 98% del sector nacional que supera las 60.000 hectáreas. Otras áreas de producción están en Murcia, en Extremadura y en Castilla La Mancha.

Rizzo hace hincapié en que “el ciclo vegetativo ha sido bueno”, ya que las altas temperaturas y las disponibilidades de agua han ayudado al desarrollo de este cultivo textil. Tampoco hay incidencias de plagas destacadas -como heliothis o araña roja– y “el algodón ha crecido cómodamente”, teniendo incluso un período de “confort” para desarrollarse adecuadamente.

Sobre la comercialización, apunta que la mayoría de los agricultores algodoneros contrataron con la industria en marzo o abril pasados, con precios más rentables, sobre las 90 de las antiguas pesetas (es decir, alrededor de 0,54 euros).

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail