agrodiariohuelva.es|viernes, noviembre 24, 2017
banner

Bosch y Bayer desarrollan una tecnología que elimina las malas hierbas del campo de forma sostenible 

A medida que crece la población mundial, la cantidad de tierras de cultivo disponibles per cápita está disminuyendo. Según las predicciones hechas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los agricultores tendrán que alcanzar, en 2050, de manera sostenible, un rendimiento mayor de sus cosechas, alrededor del 50 por ciento, para alimentar a la población mundial. Para que esta ecuación funcione en el futuro, la agricultura requerirá de protección de cultivos e innovación técnica. Ambos tienen que ser lo más ecológico posible. Para que esto se convierta en realidad, Bosch y Bayer han unido sus fuerzas. Como parte de una asociación de investigación de tres años, ambas compañías desarrollarán una tecnología de fumigación inteligente que hará que el uso de pesticidas sea más eficiente. “La fumigación inteligente limpia los campos de malas hierbas de manera sostenible. Esto protege los rendimientos mientras se cuida del medio ambiente”, asegura. Markus Heyn, miembro del Consejo de Administración de Bosch. El concepto de la investigación será presentado en la Feria Agritechnica de este año en Hannover (Alemania).

Fumigación y ahorro

En las explotaciones agrícolas, los cultivos como el maíz y el trigo compiten con las malas hierbas por el agua, los nutrientes y un lugar al sol. El resultado: cosechas cada vez más pobres. Con objeto de combatir eficazmente estas plantas indeseables, el uso a gran escala de herbicidas suele ser actualmente el único remedio, aunque las malas hierbas no siempre crecen uniformemente en todo el campo. El resultado es que los cultivos y los suelos fértiles también son fumigados con pesticidas, lo que resulta perjudicial para el medio ambiente.

“Junto con Bosch, queremos abrir nuevos caminos combinando diferentes tecnologías. Nuestro objetivo es que los herbicidas sólo se usen donde realmente se necesiten”, dice Tobias Menne, director de Agricultura Digital de Bayer. Especialmente en la primera fase de su crecimiento, las malas hierbas son difíciles de identificar. Utilizando sensores de cámara, la nueva tecnología inteligente de fumigación es capaz de diferenciar entre cultivos y malas hierbas, y utiliza una tecnología especial para atacar las malas hierbas con herbicidas, reduciendo así el impacto ambiental. “Con la fumigación inteligente, estamos llevando más “inteligencia” a los campos”, asegura Johannes-Jörg Rüger, jefe de la unidad de Vehículos Comerciales y Off-Road de Bosch. Lo que lo distingue en el mercado de los sistemas anteriores es que aquéllos sólo proporcionan “detección verde”, pero no pueden distinguir entre cultivos y malas hierbas.

Una “X” marca el punto

Así es como funciona: antes de que los agricultores lleguen a sus campos de cultivo, un “administrador de campo” digital les ayuda a evaluar la situación en el campo y recomienda el mejor momento para tratar las malas hierbas. En una misma pasada, la maleza se identifica con precisión y el herbicida se pulveriza en un solo proceso a medida que la máquina fumigadora cruza el campo. Múltiples cámaras repartidas por todo el ancho del tubo pulverizador van tomando una serie continua de imágenes, identificando las diferentes malas hierbas y permitiendo definir el tratamiento óptimo. Mientras la máquina avanza por el campo, el herbicida se pulveriza en la cantidad y mezcla requeridas usando los apropiados parámetros de aplicación. Mientras que las malas hierbas relevantes son identificadas y fumigadas, las áreas sin maleza permanecen intactas. Todo esto ocurre a la velocidad de la luz, en cuestión de milisegundos.

Los herbicidas sólo se aplican donde realmente es necesario.

“La fumigación inteligente es un salto cualitativo en la lucha contra las malas hierbas”, dice Björn Kiepe, jefe de agronomía en la unidad de Agricultura Digital de Bayer. “Estamos combinando la moderna tecnología de identificación de malas hierbas con la capacidad de aplicar diferentes sustancias activas según cada situación. Este proceso es muy preciso, con una resolución espacial por debajo de un metro. Esto hará aún más fácil que los agricultores practiquen la protección sostenible de los cultivos”. Lo más importante es que el sistema tiene en cuenta los pretratamientos, la interacción de diferentes sustancias activas y el mejor grado de eficacia posible de los herbicidas utilizados para evitar que las malas hierbas desarrollen algún tipo de resistencia.

Las principales áreas en las que se enfoca la investigación de Bosch son la tecnología de sensores altamente efectiva, los procedimientos de análisis inteligentes y el sistema de pulverización selectiva. En su colaboración con Bosch, Bayer está aplicando la experiencia que ha adquirido en los campos de los sistemas de información geográfica (GIS) – incluyendo el desarrollo de algoritmos como base para tomar decisiones agronómicas – protección integrada de cultivos, tecnología de fórmulas y tecnología de aplicación.

Datos

Mobility Solutions es la mayor área empresarial del Grupo Bosch. En 2016 alcanzó una cifra de ventas de 43.900 millones de euros, equivalentes al 60 por ciento de las ventas totales del grupo. Esto hace que el Grupo Bosch sea uno de los principales suministradores de equipamiento para automoción. El área empresarial Mobility Solutions combina la experiencia del grupo en tres conceptos de movilidad – automatización, electrificación y conectividad – y ofrece a sus clientes soluciones integradas de movilidad. Sus principales áreas de actividad son: tecnología de inyección y periféricos del sistema de propulsión para motores de combustión interna, diferentes soluciones para la electrificación de la propulsión, sistemas de seguridad, asistencia al conductor y funciones automatizadas, tecnología de información y entretenimiento de fácil uso, así como comunicación car-to-car y Car2X y conceptos, tecnología y servicios para el mercado de posventa automotriz. Bosch es sinónimo de importantes innovaciones en el automóvil, como la gestión electrónica del motor, el sistema antiderrape ESP, y la tecnología diésel common-rail.

Para más información diríjanse a la página web: www.bosch-automotive.com

El Grupo Bosch es un proveedor líder mundial de tecnología y servicios. Emplea aproximadamente a 390.000 personas en todo el mundo (al 31 de diciembre de 2016). La compañía generó unas ventas de 73.100 millones de euros en 2016. Sus operaciones se agrupan en cuatro áreas empresariales: Mobility Solutions, Industrial Technology, Consumer Goods, y Energy and Building Technology. Como empresa líder del IoT, Bosch ofrece soluciones innovadoras para smart homes, smart cities, movilidad conectada y fabricación conectada. Utiliza su experiencia en tecnología de sensores, software y servicios, así como su propia nube IoT, para ofrecer a sus clientes soluciones conectadas transversales a través de una sola fuente. El objetivo estratégico del Grupo Bosch es ofrecer innovaciones para una vida conectada. Bosch mejora la calidad de vida en todo el mundo con productos y servicios innovadores y que generan entusiasmo. En resumen, Bosch crea una tecnología que es “Innovación para tu vida”. El Grupo Bosch está integrado por Robert Bosch GmbH y sus aproximadamente 440 filiales y empresas regionales en unos 60 países. Incluyendo los socios comerciales y de servicio, la red mundial de fabricación y ventas de Bosch cubre casi todos los países del mundo. La base para el crecimiento futuro de la compañía es su fuerza innovadora. En sus 120 emplazamientos repartidos por todo el mundo, Bosch emplea a unas 59.000 personas en investigación y desarrollo.

Más información online:

www.bosch.com y www.bosch-press.com, http://twitter.com/BoschPresse.

Facebook: www.facebook.com/BoschEspana

Twitter: www.twitter.com/BoschEspana

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail