agrodiariohuelva.es|jueves, enero 18, 2018
banner

Apuestan por que el 50% de la superficie agrícola de la UE sea ecológica en el año 2030 

El 11º Congreso Ecológico Europeo (11th European Organic Congress), organizado por IFOAM EU, que se ha celebrado en Tallín, Estonia, ha puesto sobre la mesa el reto de que en el año 2030 la mitad de la superficie agrícola de la UE sea de producción ecológica.

Más de 300 profesionales de toda Europa han compartido ideas y experiencia, a la vez que han podido escuchar las opiniones de los actores en la política ecológica europea y/o nacional de los estados miembros.

Jan Plagge, miembro del Consejo de IFOAM UE y presidente de Bioland, explica que “tenemos una visión orgánica para el año 2030; queremos que Europa se vuelva más orgánica. El 50% de toda la superficie agrícola debe ser producida de manera orgánica o agroecológica en 2030. Para que esta visión se vuelva real debemos conocer y debemos discutir sobre estrategias y pasos para alcanzar este objetivo, que no está tan lejos: 2030 son sólo 12 años y hoy tenemos un 6% orgánico y queremos el 50%. El mensaje principal de este congreso es que el orgánico no puede ser sólo una manera de vivir y comer para un pequeño grupo de personas: porque esto simplemente no dará una solución real a los verdaderos desafíos que tenemos en Europa y en todo el mundo. Nuestra ambición es mostrar a todo el mundo que el sector orgánico tiene que ser un líder de la solución. Este congreso trata de cómo lo haremos posible”.

Visión ecológica 2030 #EUorganic2030

El primer día de congreso, tras la presentación y bienvenida de Christopher Stopes, presidente de IFOAM EU, se celebró un plenario sobre visión europea para la sostenibilidad en la agricultura, donde el tema central fue la visión para una Europa ecológica en 2030.

Participaron Pekka Personen, secretario general de Copa-Cogeca, Jeremy Wates, secretario general del European Environmental Bureau y Jan Plagge, presidente de Bioland, BOELW y miembro de la Board de IFOAM EU, y por la parte institucional Elisabeth Backteman, secretaria de estado del Ministerio Rural de Suecia, Toomas Kevvai, diputado secretario general por Seguridad Alimentaria y Desarrollo del Ministerio Rural de Estonia y Flavio Coturni, jefe de la Unidad de Análisis y Perspectivas de Políticas sobre Agricultura, DG AGRI, de la Comisión Europea. Eduardo Cuoco, director de IFOAM EU, moderó el plenario.

En el debate se pudieron ver las diferentes posiciones de estos actores; por una parte los más afines al sector ecológico -o que forman directamente parte de él- llamaban a innovar y pedían un PAC (Política Agraria Común) que diese cero ayudas a quienes contaminan y envenenan el suelo y la población, y solo apoyara -y en mayor medida que actualmente- a quienes cultivan en ecológico. Mientras que los representantes de instituciones solo quieren el cambio y transición hacia lo ecológico en la medida que los agricultores (convencionales) quieran y que esto les ayude. Pekka Personen afirmó que “mi postura es sí a lo ecológico, pero un sí condicional a lo que quieran los agricultores: si ellos quieren apostar por lo BIO, estaremos con ellos”.

En una visión más general, Jeremy Wates comentó que “el problema que tenemos es que la comida convencional es demasiado barata, no pagamos lo que valen los alimentos”, y Jan Plagge apuntó que “no estamos tan lejos (de la visión bio para 2030), debemos apuntar más arriba y ser valientes con las políticas europeas”. Flavio Coturni comentó sobre la PAC que “no deberíamos volver a las antiguas políticas de subvención de precios (Risk Management). La PAC tiene problemas y lo que queremos es que ayude a los agricultores a hacer lo que ya quieren: cuidar el suelo. Si queremos una PAC buena en un futuro hemos de tocar sostenibilidad social y económica. Los agricultores son los primeros que quieren preservar los recursos”.

A la pregunta sobre si los presentes en el plenario firmarían por tener un 50% de tierra agrícola cultivada en ecológico para 2030, Elisabeth Backteman explicó que el plan sueco es tener un 60% de consumo ecológico en 2030 y un 30% de área cultivada en bio y Flavio Coturni expresó su voluntad de que fuera el 100%, mientras el resto de la mesa solo lo suscribió -de nuevo- en la medida que los agricultores quieran.

Jan Plagge comentó que “para conseguir un 50% BIO en 2030 lo más importante es hacer divulgación que el 50% BIO no es lo que se quiere sino lo que se necesita. Es la única forma de afrontar los desafíos. ¿Cómo podemos condicionar este 50% a lo que quieran los agricultores? No podemos seguir la rueda de cultivos más baratos para vender más barato…Los primeros agricultores bio lo eran para desarrollar agricultura bio y hacer frente a la convencional.  Estamos en el mismo bando. Debemos dar comida sana a la sociedad y eso es bueno para los agricultores y para los consumidores. No debemos parar de desarrollar lo bio e innovar”.

Finalmente Eduardo Cuoco resumió la cuestión diciendo que “tenemos puesta la vista allá y todos debemos mejorar. Se ha de pagar lo justo a los productores. Lo veo posible. El sector orgánico debe ser uno de los sectores puntales de la solución a los problemas de la agricultura y el medio ambiente”.

Europa mira hacia un futuro ecológico en 2030 mientras España se consolida como líder europeo en cultivos transgénicos.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail