agrodiariohuelva.es|sábado, diciembre 16, 2017
banner

Freshuelva descarta un incremento importante de las hectáreas de fresas tras las “buenas sensaciones” de la última campaña 

El sector de las berries de Huelva ya se encuentra inmerso en la campaña agrícola 2017-2018. Aunque hasta finales de septiembre y principios de octubre no se conocerán con exactitud las hectáreas globales que se dedicarán al cultivo de los frutos rojos en la provincia onubense, todo apunta a que la superficie se asemejará a la registrada en el periodo 2016-2017, donde se contabilizaron 10.030.

Las hectáreas de fresas para la campaña 2017/2018 serán prácticamente las mismas que la anterior, unas 5.400.

Si se registra alguna variación, según la previsión del gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva, Rafael Domínguez, “ésta oscilará entre un +/- 10%”.

Para el responsable de la gestión de Freshuelva, “la distribución de hectáreas durante la última campaña de berries nos ha marcado una tendencia; una línea que hay que estudiarla, analizarla y seguirla”.

Según ha reconocido en declaraciones a agrodiariohuelva.es, “la superficie actual está consolidada y creemos que está en su justa medida”. Además, ha precisado que “uno de los principales motivos que impide un posible crecimiento es que en las explotaciones donde se ha llevado a cabo una diversificación productiva, aún no tienen asegurado que puedan contar con el personal necesario para recolectar toda la producción que se genera en un periodo de tiempo muy concreto”.

Es más, Domínguez está convencido de que a pesar de las “buenas sensaciones que el sector fresero ha tenido este año ­–al facturar un 15% más que en el anterior ejercicio-, nadie va a volver a disparar sus hectáreas de fresas. La variación que se registre no será sustancial, en cualquier caso siempre contemplamos en la parcela específica de las fresas una horquilla que se puede situar entre un +/- 5 ó 6%”.

En este sentido, desde Freshuelva se considera que la distribución actual de las fresas en la provincia de Huelva “es la adecuada porque posibilita una correcta comercialización de la producción”.

Moderación

El único contratiempo que tiene el sector se focaliza en el arándano. “Tenemos que revisar tanto la parcela varietal como la poscosecha, porque esta berrie admite que una comercialización en destinos más lejanos y para conseguir este objetivo es necesario saber recolectarla y conservarla”.

La superficie de arándanos en la campaña 2016/2017 superó las 2.500 hectáreas, un 30% más que en la temporada anterior. Y aún quedan por entrar en producción las plantaciones jóvenes que, según los cálculos, aumentarán las hectáreas actuales un 20% más.

Ante este panorama, Rafael Domínguez recomienda “mucha moderación y cabeza” a la hora de acometer una ampliación de las hectáreas de arándanos, porque “hay sabemos que sí existe un hueco comercial durante ciertos meses, pero en otros no es posible. Por ello, lo importante es contar con la variedad y las instalaciones adecuadas para poder conservarlos durante más tiempo y así poder venderlos durante los meses que se consideren más idóneos”.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail